¿Penúltimo programa?

Honor, refritos y marchas militares: el futuro de 'La vida moderna', en el aire

Broncano, Ignatius y Quequé mantienen la intención de presentar su dimisión a la SER, pero para saber si cumplen con su palabra habrá que esperar al programa que se emite esta noche

Foto: Fragmento de 'La vida moderna'. (YouTube)
Fragmento de 'La vida moderna'. (YouTube)

"Digo adiós, adiós, adiós. Cojo mi maleta y pido un taxi para la estación". Así empezaba el penúltimo episodio de 'La vida moderna', en palabras de sus propios presentadores, que han dejado en el aire el futuro del programa después de que el Estudio General de Medios (EGM) que ha visto la luz este miércoles reflejara una caída de oyentes hasta situar el dato por debajo de la barrera de 69.000 que habían marcado Broncano, Quequé e Ignatius.

Aunque la cadena SER cierra el año como líder de la radio, el programa de humor que se emite entre las 4:00 y las 4:30 no sumaría más de 51.000 oyentes diarios, lo que supone una pérdida de casi 20.000 respecto al registro anterior y la condición necesaria que los conductores del espacio establecieron para "doblar el mantel". "Como samurais de la comedia, nos sentimos comprometidos a hacer un seppuku cómico", lamentaban este jueves desde un reducido estudio, micrófonos de Radiolé en mano.

Por el momento, lo prometido es deuda y la intención de presentar su dimisión a la emisora de Prisa sigue en pie, a la espera de un último programa que se escuchará esta misma noche. ¿Qué contenido ocupará a partir de ahora la franja horaria? ¿Qué pasará con los contratos de los presentadores? ¿Y con los anunciantes? ¿Desaparecerá también el formato en YouTube? "Ni siquiera es poner a disposición nuestro cargo", reconoce Broncano, "porque a estas alturas no les vendrá muy bien".

Refritos y marchas militares

El productor y responsable de redes sociales, Álex Pinacho, recordaba que “hay campañas publicitarias contratadas hasta el 18 de diciembre".

—¿Los jefes de la SER saben que nos vamos? —preguntaba a este respecto Ignatius Farray.
—Bueno, se lo hemos dicho —respondía Broncano—. Se lo hemos dicho cada día en la radio.
—Los que no lo saben son los anunciantes —apostillaba Farray, reclamando para sí esta tarea.

Los tres cómicos coinciden en que ese “hueco en la parrilla” que queda libre “hasta que contraten a alguien nuevo” no puede quedar vacío. “Por nosotros podría ser o el silencio o marchas militares”, comenta Broncano en referencia a una idea que lleva tiempo forjándose. “Pero recordemos que esto es la puta SER, no es esRadio ni Radio Complutense”, recula con ironía, para después proponer: “Podríamos poner mejores momentos, recopilación de cosas… Programas nuevos no, porque el programa se acaba”.

"En contenido digital hemos subido", matiza el cómico de Orcera, a lo que sus compañeros le espetan: "¡YouTube nos da igual, sólo queremos a los oyentes de toda la vida!". No es la primera vez que expresan su intención de echar el cierre por tierra, mar y aire, pero para conocer con certeza el futuro del proyecto habrá que esperar hasta las 20:00 horas —momento en que se colgará el "posible último programa" en la plataforma de vídeos— o bien esperar hasta la madrugada para oírlo a través de las ondas.

Comunicación

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios