roures se queda fuera

Prensa Ibérica cierra un acuerdo con la banca para comprar el Grupo Zeta

Tras meses de negociaciones, Prensa Ibérica ha logrado un acuerdo con la banca acreedora del Grupo Zeta para adquirir la editora con una quita de la deuda del 70%

Foto: Javier Moll, presidente de Prensa Ibérica. (EFE)
Javier Moll, presidente de Prensa Ibérica. (EFE)

Fumata blanca en la venta del Grupo Zeta. Tras varios meses de negociaciones, Prensa Ibérica ha logrado un acuerdo con la banca acreedora para sindicar la deuda y comprar la editora de la familia Asensio con una quita del 70%, según avanzan fuentes próximas a la operación. Al cierre del pasado año, la deuda total ascendía a cerca de 100 millones de euros, por lo que el montante a abonar por Moll a las entidades es de unos 30 millones.

Tras meses de conversaciones, los dos principales candidatos para hacerse con la editora de la familia Asensio eran Javier Moll y Jaume Roures. Aunque el presidente de Prensa Ibérica fue desde el principio el candidato favorito de la banca acreedora, el talonario de Roures (unos 60 millones) resultaba más atractivo y la banca dio un toque a Moll para que mejorase su oferta por la editora de 'El Periódico de Catalunya'. Tras la publicación de esta noticia, un portavoz de Prensa Ibérica confirma a El Confidencial la existencia de "un acuerdo de opción de compra" para hacerse "con la mayor parte de la deuda" de Zeta.

Mención aparte para la cantidad que percibirá Antonio Asensio, uno de los puntos que mayor fricción ha generado con la banca. El actual presidente de Zeta había solicitado una suerte de bonus de unos 15 millones por el cierre de la operación -cifra excesiva a ojos de los bancos- y mantenerse en la nueva estructura. Finalmente, esa cantidad se ha reducido hasta los 10 millones aproximadamente, según 'Crónica Global', que también especifica que el Instituto Catalán de Finanzas tiene que dar el visto bueno al acuerdo. En total, el cheque firmado por Moll se moverá en los 40 millones de euros.

Roures, socio de Mediapro, siempre fue consciente de las dudas que generaba entre algunos acreedores, tal y como admitió en una entrevista en Radio Marca a finales de enero: "Nosotros estamos interesados en el Grupo Zeta y tenemos negociaciones serias con ellos, aunque con muchas interferencias", señaló. El empresario, próximo a la órbita independentista, aseguró que hay “fuerzas oscuras” que impedían cerrar la operación.

Y es que el ‘pool’ bancario que refinanció la millonaria deuda de Zeta, liderado por Santander y Caixabank, no ha ofrecido las mismas condiciones a ambos empresarios. Mientras que con Moll siempre estuvieron dispuestos a abrir mucho más la mano a la hora de negociar una quita de la deuda, las condiciones para Roures eran bastante más estrictas. La operación, diseñada por Cuatrecasas y Arcano, llegó a tener otros interesados como Henneo o Vocento.

La venta de Zeta permitirá a Prensa Ibérica ganar todavía más peso en los mercados regionales, donde ya cuenta con 17 cabeceras impresas en nueve comunidades autónomas. Hace unas semanas, la editora engrosó su portfolio con la compra de ‘El Día’, uno de los diarios más antiguos de Canarias.

Comunicación

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios