convocado un consejo extraordinario

La cúpula de Vocento rechaza el plan de Bergareche para cesar a Enríquez

El presidente de la editora, Santiago Bergareche, ha 'pinchado' en sus intentos de cesar a Luis Enríquez como CEO al no lograr los suficientes apoyos en el consejo de administración

Foto: Junta general de accionistas de Vocento 2018. (Vocento)
Junta general de accionistas de Vocento 2018. (Vocento)

Ruido de sables en Vocento. El pasado martes, el consejo de administración de la editora de 'ABC' tuvo un encuentro de alta tensión marcado por las diferencias internas y un nuevo (y fallido) intento de destituir a Luis Enríquez como consejero delegado del grupo.

Según explican fuentes del sector, el presidente, Santiago Bergareche, lleva un tiempo maniobrando para destituir a Enríquez, en el cargo desde 2012. Durante los últimos meses, la cúpula de Vocento se ha reunido hasta en tres ocasiones y en ninguno de los encuentros se ha logrado un respaldo mayoritario al plan para cesar al ejecutivo.

Y es que, más allá de plantear la necesidad de un cambio de ciclo, quienes suscriben la iniciativa no han proporcionado al resto de consejeros muchos más argumentos para tumbar al actual consejero delegado. Cabe recordar que Bergareche es el último superviviente de los llamados 'rebeldes' de Vocento, un tridente conformado por Jaime Castellanos, Víctor Urrutia y el actual presidente que ha quedado prácticamente disuelto tras las salidas de Castellanos y Urrutia.

Los tres, bien 'sottovoce' o de forma pública, han mostrado sus discrepancias con la gestión del grupo en los últimos años, si bien no han logrado nunca imponer sus tesis en el seno del consejo. Tras unos años para olvidar económicamente hablando, la editora empieza a ver la luz al final del túnel y ha cerrado el primer semestre de este año con unos beneficios de algo más de 300.000 euros. En el último ejercicio completo correspondiente a 2017, el grupo terminó con 4,8 millones de pérdidas, si bien los números rojos se redujeron un 97%.

No obstante, en el grupo son conscientes de que todavía tienen 'deberes' por hacer, desde la mejora de la cotización (muy baja, al igual que la del resto de grupos mediáticos) a la gestión de la caída del papel. En este sentido, en la casa han asumido que del negocio tradicional ya no se vive y por eso han optado en los últimos años por reforzar y abrir nuevas vías de ingresos en áreas como la gastronomía, la música o la publicidad.

Así las cosas, el primer intento para cesar a Enríquez tuvo lugar antes de verano, cuando el actual presidente quiso incluir en el orden del día el relevo del directivo, algo que finalmente no ocurrió pero que puso de relieve las tensiones entre las diferentes familias del grupo. Durante aquella reunión, no se llegó a votar ninguna propuesta, pero sí se trató el tema sin ambages.

Ya a la vuelta de verano, el consejo volvió a reunirse y esta vez el plan para cesar a Enríquez se convirtió en papel mojado, al no encontrar apoyos suficientes. El siguiente intento (y último hasta la fecha) tuvo lugar el pasado martes, cuando Bergareche y los consejeros que apoyan la moción volvieron a chocar contra la pared. Durante la reunión, que se celebró en términos muy tensos, se puso sobre la mesa el nombre de una persona de la casa para sustituir al actual CEO. Una vez más, la propuesta fue echada por tierra, aunque también es cierto que se planteó la alternativa de negociar una salida pactada.

Ahora, los miembros de la cúpula han sido convocados a un consejo extraordinario que se celebrará en menos de dos semanas y en el que se espera reconducir la situación. Actualmente, la cúpula de Vocento está formada por los vicepresidentes Ignacio Ybarra y Gonzalo Soto y los consejeros Soledad Luca de Tena, Álvaro de Ybarra, Enrique de Ybarra, Carlos Delclaux, Gonzalo Urquijo y Fernando de Yarza, amén de los citados Enríquez y Bergareche.

Comunicación

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios