Medios de comunicación: Los dueños de El Mundo enfilan el nuevo año con recortes y menos colaboradores. Noticias de Comunicación
han logrado reducir el alquiler de la sede

Los dueños de 'El Mundo' enfilan el nuevo año con recortes y menos colaboradores

Unidad Editorial prepara una nueva batería de ajustes que incluye recortes en los colaboradores, menos becarios y la posibilidad de trasladarse a una nueva sede

Foto: Sede de Unidad Editorial, en la Avenida de San Luis de Madrid. (EC)
Sede de Unidad Editorial, en la Avenida de San Luis de Madrid. (EC)

Unidad Editorial se aprieta (todavía) más el cinturón. Directivos de la editora de 'El Mundo' se reunieron el pasado jueves con los representantes de los trabajadores en un encuentro en el que se abordó el estado de la empresa y algunos de los pasos a dar para encauzar la situación.

En concreto, fueron Stefania Bedogni, directora general de Unidad Editorial; y Nicola Speroni, director general de negocio, los encargados de comunicar a los miembros de la plantilla presentes el recorte en el gasto de colaboradores (tanto en el número de personas como sus retribuciones), la necesidad de abrir nuevas vías de negocio y la renegociación del alquiler de la sede de la Avenida de San Luis, en Madrid.

Respecto a los recortes de los trabajadores externos, fuentes sindicales recuerdan que Unidad Editorial cuenta con 1.275 personas en plantilla y unos 600 colaboradores. En un comunicado remitido a los trabajadores, los representantes sindicales aseguran que los directivos les trasladaron "que hay que organizar bien las plantillas" y que "la gente tendrá que trabajar más y que hay personas que no trabajan lo suficiente".

Una afirmación -que según otras fuentes internas es exagerada- que sentó muy mal a todos los presentes, que consideran que si hasta ahora han estado supuestamente mal organizados, no es culpa de la plantilla. "¿Quién se va a responsabilizar de eso?", reza el citado comunicado. "Todos los delegados de personal de Unidad Editorial exigimos que se acabe ya de hacer soportar todo el peso de los problemas que tiene esta empresa en los trabajadores (...) Alguien tiene que ser responsable de esta gestión nefasta que ha hecho que sigamos en esta situación".

Y es que a las dificultades para encarrilar las cuentas se suma el goteo de salidas tanto de directores de 'El Mundo' como de consejeros delegados. Desde 2011, la editora ha contado con seis CEOs/directores generales: Luis Enríquez (abril 2010 - julio 2011), Eva Fernández (julio 2011 - octubre 2013), Marco Ficarra (mayo 2013 - julio 2014), Javier Cabrerizo (julio 2015 - septiembre 2017) y los recién llegados Bedogni y Speroni, una bicefalia directiva enviada directamente por Urbano Cairo, dueño de RCS Media Group, matriz de la editora.

Por su parte, el buque insignia de la compañía ha estado capitaneado hasta enero de 2014 por Pedro J. Ramírez, al que le siguieron Casimiro García-Abadillo (enero 2014 - abril 2015), David Jiménez (abril 2015 - mayo 2016), Pedro García Cuartango (mayo 2016 - mayo 2017) y Francisco Rosell, en el cargo desde antes de verano. Uno de los pocos nombres que permanece desde hace años en la mancheta del diario es el de Antonio Fernández-Galiano, presidente de la compañía.

En cuanto al alquiler de la sede, la empresa ha logrado reducir la cuota mensual a partir del próximo año mientras se busca a otra compañía que quiera compartir edificio. Aunque hace unas semanas hubo un principio de acuerdo con Barceló, finalmente no llegó a cerrarse. De no encontrar un 'compañero de piso', se estudiaría el traslado a una nueva localización.

Según consta en las últimas cuentas disponibles en el Registro Mercantil, Unidad Editorial tiene alquilada la sede hasta el 31 de diciembre de 2023. Hace un año, la editora negoció la reducción de la superficie arrendada, lo que además le supuso el pago de una indemnización a IBA Capital, dueña del inmueble. En cifras, la compañía tiene comprometidos al menos 30 millones en alquileres durante el próximo lustro.

Otros recortes afectan al número de becarios de la compañía. Si hasta ahora la editora contaba con unos 150 estudiantes en prácticas, próximamente esa cifra se reducirá hasta 75. Mensualmente, los becarios cobran unos 300 euros.

Gran parte de estas medidas, tal y como recuerdan fuentes sindicales, son directrices de Cairo. El magnate italiano ha dado la orden de ajustar al máximo los gastos y de no reponer los puestos que vayan quedando vacantes, tal y como ya publicó este diario. El ahorro se ha convertido en la clave para una compañía que en los últimos años ha sufrido ya tres Expedientes de Regulación de Empleo (ERE), una medida que, en cualquier caso, no se puso sobre la mesa en ningún momento de la conversación.

Esta reunión entre ambas partes, la última prevista en lo que queda de año, fue solicitada por los directivos de la compañía. A la vista de que próximamente se firmarán los nuevos convenios de las diferentes sociedades, los directivos italianos pidieron unos días para revisar las cuentas y poner en conocimiento de los trabajadores el estado de la empresa. Salvo un cambio de última hora, la próxima cita está prevista a comienzos de año.

Comunicación

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios