Telefónica teme acabar con una factura de 200 millones extra si cede ante Mediapro
  1. Comunicación
GUERRA POR LOS DERECHOS DE LA CHAMPIONS

Telefónica teme acabar con una factura de 200 millones extra si cede ante Mediapro

Los costes de la Liga de Campeones se disparan al sumar los abonados residenciales y los bares y restaurantes. Telefónica no quiere seguir el mismo camino que Prisa en la burbuja del fútbol

placeholder Foto: Cristiano Ronaldo, el pasado miércoles, en el partido contra el París Saint Germain. (Reuters)
Cristiano Ronaldo, el pasado miércoles, en el partido contra el París Saint Germain. (Reuters)

Movistar+ no quiere seguir los mismos pasos que la extinta Digital+. En la sede central de Telefónica conocen bien los problemas y apuros que se amontonaron sobre los últimos ejercicios de la antigua televisión del Grupo Prisa y las pérdidas millonarias en las que incurrió por entrar al juego de la burbuja del fútbol, guerras judiciales con Mediapro al margen. La operadora hace cuentas y no le salen las cifras para compensar los precios que ha puesto sobre la mesa Mediapro para hacerse con los derechos de la Champions a través de beIN Sports. Según los cálculos de Telefónica, si el mercado de la televisión remonta y la captación de abonados sigue al alza, los precios del fútbol se dispararían por encima de los 200 millones de euros. Y eso, sin contar con la puja por la Liga.

El recuerdo de lo que hizo Prisa sobrevuela como ejemplo de lo que no hay que hacer en la posición negociadora que ahora mismo mantiene Luis Blasco y su equipo al frente de Movistar+. Un pulso con Mediapro en el que ambas partes siguen sin entablar conversaciones desde agosto y cuya trascendencia es vital para saber con qué fuerza negociadora podrá contar Telefónica de cara a la negociación de las dos próximas temporadas de Champions que todavía explota en exclusiva Mediapro como intermediario. En Telefónica son conscientes de que si ahora se pliegan a los requisitos expuestos en el correo electrónico de agosto, la burbuja del fútbol volverá a inflarse de nuevo a la vuelta de la esquina.

La propuesta de Roures del 15 de agosto a 3,20 euros por abonado residencial asciende -sobre un cálculo de 3.820.000 clientes de Movistar- a 134,4 millones de euros por esta temporada de Champions. Pero si a esta cifra se añaden además los 38,2 millones de euros que costaría el servicio para los bares y restaurantes (los llamados clientes HORECAS), entonces el precio se eleva hasta los 172,6 millones. Sobre esa base, y teniendo en cuenta que en los dos próximos años, Mediapro calcula el coste sobre 12 meses naturales y no 11, entonces el precio de la Liga de Campeones se iría hasta los 184,8 millones de euros. El precio para el abonado del paquete 'premium' de fútbol se elevaría, en ese caso, hasta los 50 euros, según la operadora.

Y eso, en el escenario más adverso para la compañía. Porque las cuentas de Telefónica se pronostican hacia el futuro, lógicamente, con un crecimiento -en la mejor de las hipótesis- de hasta 500.000 nuevos abonados por año. Por tanto, hasta 5 millones de clientes al cierre de 2018, cuando vencen los derechos que tienen Roures y Tatxo Benet. Con 4,5 millones de abonados en 2017, el precio de la Champions podría ascender, entre clientes residenciales y de bares, hasta los 217,8 millones mientras que, con 5 millones en 2018, llegaría hasta los 242 millones.

Sea como fuere, desde Mediapro recuerdan que han ofrecido a Orange TV, Vodafone/ONO y Telecable las mismas condiciones que a Telefónica y que, si finalmente, la operadora obtuviese un trato más ventajoso que su competencia, abriría también esas condiciones más favorables al resto de las operadoras. De momento, sin embargo, ninguna de ellas se acerca, ni de lejos, al número de hogares que abastece la televisión de Movistar, que controla, tras la compra de Digital+, más del 70% del mercado de pago.

En este contexto, y con las posiciones bastante enconadas en ambas partes, el tiempo juego en contra de un posible acuerdo con Mediapro para esta temporada. Sobre todo, porque en Telefónica han descubierto que, en esta guerra del fútbol, ellos todavía no han perdido abonados y, por tanto, siguen teniendo una posición de fortaleza de cara a la negociación. Entre tanto, Roures ha abierto nuevos canales de explotación de los derechos, como el acuerdo anunciado esta semana con Youtube para poder seguir a través de esta red los partidos de beIN Sport Connect. Nuevas ventas de emisión que se multiplican y que, en combinación con el partido en abierto que ofrecen Antena 3 y TV3, restan -en opinión de Telefónica- valor al precio final de todo el paquete de esta temporada. Paquete que, si se alcanza un acuerdo, tendrá un precio -aseguran- muy inferior a las cifras que se están manejando, ya sea con correo electrónico o sin él.

Noticias de Telefónica Mediapro Movistar Televisión Noticias del Grupo Prisa Luis Blasco TV3 Antena 3
El redactor recomienda