Los correos de Roures a Telefónica para desbloquear la guerra del fútbol Champions
  1. Comunicación
CONVERSACIONES ROTAS DESDE EL 15 DE AGOSTO

Los correos de Roures a Telefónica para desbloquear la guerra del fútbol Champions

Roures revela el último correo que remitió a Telefónica en agosto con tres ofertas que iban desde los 125 hasta los 133,7 millones de euros. Las conversaciones están rotas desde entonces

placeholder Foto: El delantero del Atlético de Madrid Jackson Martínez (d) durante el partido de la octava jornada de Liga de Primera División (EFE)
El delantero del Atlético de Madrid Jackson Martínez (d) durante el partido de la octava jornada de Liga de Primera División (EFE)

Mediapro ha decido poner todas sus cartas sobre la mesa para dejar clara su postura en la última guerra de los derechos del fútbol que enfrenta a la productora de Jaume Roures y Tatxto Benet con el imperio de Telefónica y Movistar+. La compañía catalana, que explota los derechos de la Champions para la tele de pago hasta 2018, niega rotundamente que su oferta a Telefónica, remitida en verano, llegase hasta los 180 millones de euros, cifra que en la operadora alegan como muro insalvable para seguir adelante con las negociaciones. Para demostrar su versión, Roures ha difundido el último correo electrónico que remitió a la sede delantiguoCanal+ con hasta tres ofertas distintas en función del número de abonados suscritos. No tuvo respuesta.

Roures pasa al contraataque después de haber negado hasta ahora las cifras que se difundían en torno a los derechos de la Champions y después de que, esta misma semana, en una entrevista al diario 'Expansión', reconociese que piden 130 millones de euros a Movistar+ por esta temporada.

La productora va ahora un paso más allá y, en aras de que no queden dudas, ha difundido el correo electrónico que envió a Movistar+ el pasado 15 de agosto. Desde entonces, las conversaciones entre ambas partes están suspendidas en un pulso en el que Telefónica se siente fuerte para no tener que ceder a las condiciones de Roures. Hay que recordar que, de cómo se libre el resultado de esta primera negociación futbolística, se desencadenará la posición de fuerza que ambas partes puedan tener de cara a la compra de las próximas dos temporadas.

El correo lo remite, en nombre de Mediapro, Ignacio Arrola, responsable del área de Marketing, y en sus primeras líneas, rechaza la cantidad que, previamente, habría pujado Telefónica para adquirir la Champions y que formuló el 12 de agosto. “Lamento comunicarte que no podemos aceptarla ya que no está en concordancia con las que estamos cerrando con el resto de los operadores de televisión”, asegura Arrola. Al respecto, no han trascendido más detalles sobre las cifras que Telefónica sí estaba dispuesta a pagar.

A continuación, Mediapro detalla las condiciones generales que asegura haber ofrecido también a Orange TV, Vodafone o Telecable, operadoras que sí cuentan con beIN dentro de sus paquetes de fútbol. Pero en el caso de Telefónica, la productora oferta hasta tres propuestas distintas en función de diferentes porcentajes de abonados.

Entre 125 y 133 millones de euros

Por un lado, se detalla la oferta más conservadora y menos arriesgada, que es la que -según Mediapro- han suscrito las operadoras rivales. En este caso, se pide una penetración de abonados mínimos garantizados del 40% sobre la base del total de clientes de televisión de la compañía y un coste mensual por abonado de ocho euros (sin IVA). Estos precios se calculan sobre 11 meses en esta primera temporada y sobre el año natural completo para las dos próximas temporadas. Mediapro toma como referencia los 3,8 millones de abonados que declara Telefónica, por lo que un 40% garantizado equivale a 1,5 millones de clientes. El precio por esta primera opción alcanzaría los 133,7 millones de euros.

La segunda opción, que es la que ha trascendido posteriormente a través de las declaraciones de Roures a la prensa, aboga por reducir el coste mensual por abonado en las siguientes condiciones:“Un coste mensual por abonado de 3,20 euros para el total (100%) de la base de abonados de Movistar+. La misma sería igual durante todo el año y podéis empaquetar el canal como queráis”, asegura Arrola. En este caso, la cifra máxima definitiva seguirían siendo los 133,7 millones de euros pero en una hipótesis que abarcaría al total de los clientes de la plataforma televisiva.

La tercera y última opción es algo más económica pero exige un mínimo garantizado del 60% de los abonados (2,28 millones de clientes). En este caso, se habla de un coste mensual de cinco euros por cada uno de ellos, lo que elevaría el precio total a 125,4 millones. El correo también incluye el precio de la Champions para bares y hoteles, a los que se cobraría 50 euros al mes (sin IVA). El texto termina con una invitación al diálogo y la negociación que no ha prosperado desde entonces. “Por nuestra parte estaremos operativos toda la semana y podemos sentarnos a discutir detalles para cerrar el contrato en cualquier momento, así que no dudes en llamarme”, sentencia Arrola.

15 millones por partido

Tal y como explicó ayer este diario, para Telefónica no salen las cuentas ni siquiera en el hipotético escenario de los 133,7 millones de euros. A fecha de hoy, y en el mejor de los escenarios, que implicaría dos equipos españoles en las semifinales del torneo el próximo mes de mayo, el número de partidos que realmente atraen la atención de los telespectadores se reduce exclusivamente a nueve.

El fútbol televisado está limitado a 200.000 hogares. Así las cosas, la posibilidad de un acuerdo entre Telefónica y Mediapro se antoja cada vez más difícil

Las cuentas de Telefónica son muy claras y se fundamentan en la necesidad de que el Real Madrid y el Barça se mantengan vivos en las tres rondas -octavos, cuartos y semifinal- que componen la Champions League. Hay que tener en cuenta que uno de los dos partidos que disputan ambos equipos es retransmitido en abierto por Antena 3 y la televisión pública catalana TV3. En definitiva, los operadores de pago solo pueden capitalizar en su parrilla tres partidos de la fase de grupos y, como mucho, otros seis de las eliminatorias que tendrán lugar a partir de febrero. Los 133,7 millones suponen un coste unitario de 14,4 millones de euros, un importe que es imposible de rentabilizar si se tiene en cuenta que el mercado potencial de abonados que atrae el fútbol televisado está limitado a 200.000 hogares. Así las cosas, la posibilidad de un acuerdo entre Telefónica y Mediapro se antoja cada vez más difícil de cara a lo que resta de temporada.

Noticias de Telefónica Jaume Roures Fútbol Mediapro Movistar Televisión TV de pago
El redactor recomienda