Vocento inyecta más de 45 millones en 'ABC' para compensar años de pérdidas
  1. Comunicación
En los últimos dos años vía préstamos

Vocento inyecta más de 45 millones en 'ABC' para compensar años de pérdidas

Las goteras que sufre la prensa en papel amenazan con convertirse en inundación. Y no se libra ninguno de los periódicos tradicionales, incluido el 'ABC'.

placeholder Foto: Los Reyes, en la cena de honor de los premios del diario 'ABC' (EFE)
Los Reyes, en la cena de honor de los premios del diario 'ABC' (EFE)

Las goteras que sufre la prensa en papel amenazan con convertirse en inundación. Y no se libra ninguno de los de los grandes periódicos tradicionales, ni a izquierda ni a derecha. Sin ir más lejos, la sociedad editora del diario ABC admite en las últimas cuentas presentadas recientemente al Registro Mercantil, correspondientes al año 2013, que la matriz ha tenido que inyectarle vía préstamos más de 45,6 millones en los dos últimos años para equilibrar su estructura patrimonial, después de ejercicios de pérdidas continuadas. Una evolución delicada en plena consolidación de un sector en el que nadie puede sacar pecho.

“El 11 de octubre de 2013 el socio mayoritario concedió a la sociedad un préstamo de carácter participativo por importe de 21.672 miles de euros y con vencimiento final el 31 de diciembre de 2017. A este importe se suman los 24 millones de euros de préstamo participativo que la sociedad recibió del socio mayoritario con fecha 4 de julio de 2012 y con vencimiento el 31 de diciembre de 2016”, admite la compañía en su memoria. Los créditos no devengan intereses en la actual situación económica del diario, pero cuando la firma vuelva a números negros después de impuestos tendrá que afrontar vencimientos de euríbor más un diferencial de cinco puntos.

Fuentes de la compañía explican que el movimiento supone un simple cambio de manos de la deuda, acumulada por el diario ABC tras el proceso de reestructuración acometido en los últimos años, expediente de regulación de empleo incluido. No obstante, no ocultan que el objetivo de la compañía es mantener la tendencia de mejora del ebitda (beneficio bruto de explotación) que viene experimentado el diario en los últimos años, con el fin de que pueda sostenerse sin muletas. De cualquier forma, insisten en que la deuda neta total del grupo no varía y que está contenida en el acuerdo de reestructuración alcanzado con las entidades financieras acreedoras el pasado mes de febrero.

En efecto, Vocento anunciaba a principios de año un acuerdo para la refinanciación de su deuda de 175,27 millones. La operación, que se componía de dos partes, obligará a la compañía a hacer frente a un préstamo amortizable por importe de 75 millones con vencimiento en octubre de 2018 y a otro bullet a cinco años por 55 millones. Además, un tramo B incluye una línea de crédito revolving a cuatro años, por un montante de 45,27 millones de euros. La firma saludó la transacción como un refuerzo a la estructura económica del grupo con el fin de “mantener una posición financiera diferencial” con sus rivales.

Tensiones de caja

En todo caso, estos movimientos se producen después de que la editora del buque insignia del grupo admita que soporta serias tensiones de caja, tras perder 13,9 millones de euros en 2013 y otros 13,4 millones el año anterior. “La sociedad ha incurrido durante los últimos ejercicios en pérdidas y el balance al 31 de diciembre de 2013 adjunto presenta un déficit de capital circulante por importe de 28.550.033 euros”, admite la empresa. Y se pone en manos de su propietario para llevar a buen puerto la gestión diaria, aunque implique comprometer garantías varias, incluso de inmuebles.

“En este sentido, la sociedad, con su propia intervención, confía en que su socio mayoritario lleve a buen término sus planes de reestructurar líneas bilaterales de un modo tal que se extiendan vencimientos y se unifique la gestión de la financiación, siendo conscientes los administradores además de que ello supone asumir convenants y garantías habituales, y podrá suponer la constitución de gravámenes sobre activos inmobiliarios”, exponen los documentos remitidos al Registro. En todo caso, la afectada formula sus cuentas como empresa en funcionamiento, en el sobreentendido de que la matriz llevará a cabo las aportaciones que procedan.

Estrecheces en Sevilla

En cascada, el propio diario ABC también admite problemas con sus filiales. No en vano la sociedad registró el año pasado un deterioro de 3,1 millones de euros por las dotaciones destinadas a cubrir las pérdidas de su histórica edición sevillana. “Con fecha 19 de diciembre de 2013, la sociedad ha realizado una aportación dineraria para compensar pérdidas de ABC Sevilla S.L.U. por importe de 2.100 miles de euros”, consignan los balances. Días después, el 30 de diciembre, la firma remataba el rescate y convertía parte del saldo deudor de su filial en préstamo participativo por importe de un millón de euros.

Vocento celebraba el pasado 1 de octubre un consejo de administración clave, con la fusión con Unidad Editorial sobre la mesa. Como explicó El Confidencial en la previa del cónclave, la operación parece haber perdido momentum apenas dos meses después de que el presidente, Rodrigo Echenique, planteara en términos genéricos la posibilidad de iniciar conversaciones “exploratorias” para una integración con la editora de El Mundo. Con ambos diarios en una situación económica más que complicada, sin que la publicidad recupere vuele y con su modelo de negocio en el aire, cualquier operación se convierte en encaje de bolillos. Por muy necesaria que parezca.

Unidad Editorial El Mundo Prensa Vocento ABC
El redactor recomienda