Telemadrid afronta 75 millones de deuda con la banca tras sacar adelante el ERE
  1. Comunicación
la Comunidad ya ha iniciado los pagos

Telemadrid afronta 75 millones de deuda con la banca tras sacar adelante el ERE

Telemadrid no se libra de problemas financieros en su nueva vida tras el expediente de regulación de empleo. Y es que debe 74,6 millones a los bancos.

placeholder Foto: Vista general de instalaciones de Telemadrid en Pozuelo de Alarcón (Madrid). (EFE)
Vista general de instalaciones de Telemadrid en Pozuelo de Alarcón (Madrid). (EFE)

Ignacio Gonzálezno se libra de problemas financieros por Telemadrid en su nueva vida tras sacar adelanteel último expediente de regulación de empleo. Y es que, según consta en las últimas cuentas presentadas al Registro Mercantil, correspondientes al año 2013, la sociedad afronta una deuda a corto plazo con la banca de 74,6 millones de euros. Una cantidad que ya ha obligado a la Comunidad de Madrid, su accionista único, a rascarse de nuevo el bolsillo para sanear los maltrechos balances de la televisión pública.

“El Ente Público cuenta con el compromiso de la Comunidad Autónoma de Madrid de realizar las aportaciones necesarias para hacer frente a la amortización de las deudas con entidades de crédito del grupo, que constituyen uno de sus principales pasivos exigibles a corto plazo, y que asciende a un importe de 74.681 miles de euros”, expone la cadena en su memoria. De este montante, son especialmente relevantes los 60,41 millones en préstamos bancarios con vencimiento en 2014, mientras que el resto son fondos pendientes de pago por pólizas de crédito.

En este escenario, Ignacio González ya ha dado un paso al frente para evitar el default. “La Consejería de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid dispuso, mediante orden de 21 de enero de 2014, la autorización de las operaciones de tesorería para afrontar el pago de la deuda de 60.414 miles de euros en las fechas de vencimiento de los respectivos préstamos”, expone el documento. Con un primer beneficiario: “Consecuentemente, el pasado día 28 de marzo (…) ha aprobado el pago de 37.845 miles de euros, destinado a la amortización del préstamo concedido al Ente Público por Dexia Sabadell Banco Local, S.A.”.

Las arcas públicas no sólo están sufragando la deuda con los bancos para poner el contador a cero. También las pérdidas generadas en el ejercicio, que no fueron pocas. En concreto, Telemadrid se dejó en 2013 la friolera de 96,95 millones, lo que obliga a la Comunidad a mover ficha para restablecer el equilibrio patrimonial. “El desembolso (…) se efectuará mediante la compensación de saldo deudor de la cuenta corriente que el ente público mantiene con la sociedad al 31 de diciembre de 2013 de 70.278.847 euros y mediante el desembolso de la diferencia por 26.676.153 euros en efectivo”, se explica en las cuentas anuales.

Antes de ese movimiento, la firma se encontraría en quiebra técnica, como es ya tradición en la cadena autonómica. Y es que, año tras año, la cuantía de las pérdidas rebaja el patrimonio neto por debajo de la mitad del capital social, lo que sitúa a la sociedad en causa de disolución. En 2013, Telemadrid facturó apenas 8,24 millones de euros, cuando sólo por gastos de personal afrontó 69,37 millones, en pleno ERE, una relación de fuerzas que explica la necesidad de reinventar la televisión pública dentro de unos parámetros económicos sostenibles. Los fondos desembolsados por la Comunidad para sostener la sociedad superan ampliamente los mil millones de euros desde que Esperanza Aguirre asumióla presidencia en 2003.

Despidos provisionados

El botón de arranque de esa nueva vida es el ERE para casi 800 trabajadores que la Sala de lo Social del Tribunal Supremo consideraba improcedente el pasado mes de marzo. La decisión obligaba a la Comunidad a abonar una indemnización de 45 días por año trabajo, pero que no la forzaba a readmitir a los profesionales, lo que habría puesto en peligro la continuidad de la empresa. De hecho, Telemadrid ya tenía provisionado en sus cuentas del año 2012 el impacto de ese abono, e incluso en el presente ejercicio ya ha pagado una parte importante de la cantidad en liza.

“El coste actual de las indemnizaciones registrado por la sociedad a 31 de diciembre de 2013 en relación con el ERE asciende a un total de 55.240 miles de euros, de los que un total de 23.742 miles de euros ya han sido desembolsados hasta el 31 de diciembre de 2013 –apunta la memoria–. Aunque a la fecha de formulación de las presentes cuentas anuales está pendiente de producirse la notificación de la sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo, el importe mencionado corresponde al coste máximo de las indemnizaciones calculado bajo el supuesto de una sentencia definitiva que declare el ERE no ajustado a derecho”. Al menosen este punto, todo bajo control.

Telemadrid Tribunal Supremo Televisión Ignacio González Indemnizaciones
El redactor recomienda