DESDE QUE ACCEDIÓ A LA PRESIDENCIA EN 2003

Aguirre ha gastado 855 millones en sufragar las pérdidas de Telemadrid

“¡Pero qué pelmazos! Pero si yo no he dicho que dijeran nada”, arreciaba la semana pasada Esperanza Aguirre, al descubrir que un equipo de Telemadrid cubría

Foto: Aguirre ha gastado 855 millones en sufragar las pérdidas de Telemadrid
Aguirre ha gastado 855 millones en sufragar las pérdidas de Telemadrid
Autor
Tags
    Tiempo de lectura4 min

    “¡Pero qué pelmazos! Pero si yo no he dicho que dijeran nada”, arreciaba la semana pasada Esperanza Aguirre, al descubrir que un equipo de Telemadrid cubría la visita que pretendía realizar de incógnito a los municipios más afectados por los incendios en la Sierra madrileña. “¿Quién les ha dicho a ustedes que vengan? Si no estaba previsto venir", lanzaba al desconcertado cámara. Un enfado comprensible si se tiene en cuenta que no le sale precisamente barato tener una cadena pública a su disposición. De hecho, Aguirre ha destinado más de 855 millones de euros en subvenciones para compensar las pérdidas de la televisión pública desde que accedió a la presidencia de la Comunidad de Madrid en 2003.

    Según las últimas cuentas hechas públicas recientemente por la entidad, Telemadrid perdió 116,82 millones el año pasado, montante que la Comunidad se compromete a cubrir para garantizar la continuidad de la cadena. “En cumplimiento de su compromiso de apoyo financiero, el Administrador Único ha propuesto (…) la realización de una aportación para compensación de pérdidas en Televisión Autonomía Madrid S.A. por un importe total de 116.900.000 euros (103.100.000 en el pasado ejercicio)”, reza la memoria que explica los estados financieros de la casa. De hecho, la sociedad admite sin ambages que entraría en causa de disolución si no contara con ese respaldo.

    “Como consecuencia de las pérdidas incurridas (…), el patrimonio neto de la sociedad a 31 de diciembre de 2011 resulta negativo en un importe de 99.574.746 euros (85.768.116 euros al 31 de diciembre de 2010) y consecuentemente, inferior a la mitad de la cifra de capital social, por lo que, de acuerdo, con el artículo 363 del Texto Refundido de la Ley de Sociedades de Capital, está en causa de disolución”, recoge el documento. La empresa argumenta que “no existe duda en cuanto a la continuidad de las operaciones de la sociedad, dado que el Accionista Único ha expresado por escrito (…) su compromiso de apoyar financiera y patrimonialmente a la sociedad para que pueda ejercer sus actividades con normalidad”.

    El formalismo se repite cada año, cuando por estas fechas la sociedad admite en sus cuentas la necesidad de auxilio económico por parte de la Comunidad. Telemadrid perdió 102,54 millones en 2007; el agujero alcanzó los 96,41 millones en 2008; se disparó hasta los 117,5 millones en 2009, y en 2010 el saldo negativo se situó en 102,35 millones. Para cubrir esas cantidades, las aportaciones realizadas desde 2003 por la Comunidad de Madrid al Ente Público Radio Televisión Madrid alcanzaban el año pasado los 738,52 millones, ya sea mediante simples aportaciones con cargo a presupuestos o ampliaciones de capital. Un escenario que avalaría la privatización de la cadena pública cortejada por Aguirre, “en el supuesto de que haya personas físicas o jurídicas interesadas en ello”.

    Créditos y pago a proveedores

    Telemadrid salía a mediados de julio al paso de informaciones que situaban a la cadena en serios aprietos económicos. “Esta casa quiere dejar claro que no existe ‘quiebra técnica’ ni situación que nos coloque ‘al borde del abismo’, como se ha publicado”, afirmaba la sociedad. “La única diferencia frente a otros momentos históricos radica en la falta de crédito de los bancos –que no prestan a ninguna compañía, y Telemadrid no es una excepción- por lo que se ha solicitado que el crédito se conceda a la Comunidad de Madrid y ésta destine los fondos a Telemadrid”, zanjaba. El diario El País había publicado que el Ente había solicitado dinero a Aguirre para pagar a proveedores y abonar las nóminas de julio y agosto; también para afrontar el vencimiento de créditos por valor de 88 millones de euros.

    Más allá de la fuente de financiación, los desequilibrios en las cuentas parecen inasumibles en el actual escenario de precariedad autonómica. Por ejemplo, la facturación de la sociedad el pasado año apenas alcanzó los 22,14 millones, cuando sólo por gastos de personal tuvo que afrontar un coste de de 50,84 millones de euros, más del doble. Del mismo modo, las deudas con proveedores a corto plazo alcanzan los 32,3 millones de euros, por encima del volumen de negocio anual, mientras que las cuentas a cobrar a corto se sitúan en 9,56 millones. Telemadrid admite que a 31 de diciembre de 2011 tenía saldos pendientes con proveedores superiores al plazo legal de pago por importe de 6,8 millones de euros.

    Por ahora, lo que sí está claro es que la televisión autonómica de Madrid ha comenzado los trámites que concluirán en un expediente de regulación de empleo. Como publicó El Confidencial, fuentes conocedoras del proceso aseguran que el ajuste afectará “a entre 700 y 800 trabajadores”. Es decir, más del 70% de una plantilla formada en la actualidad por 1.070 empleados en convenio y 113 fuera de él, como cargos de confianza y directivos. El modelo pasa por copiar el ERE de la Radio Televisión Valenciana, que acaba de cerrar el despido de 1.198 trabajadores. En esta línea, la dirección financiera del Ente Público Radio Televisión de Madrid lanzaba recientemente un concurso de 235.000 euros en busca de una auditora que les asesore en el proceso.

    Comunicación
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    51 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios