cuánto paga cada español por su tv regional

El Supremo da aire a González: contará con 'su' Telemadrid por 40 millones más

Si el Alto Tribunal la hubiera declarado nula, el presidente de la Comunidad hubiera cerrado la radio televisión pública madrileña.

Foto: El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González. (EFE)
El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González. (EFE)

El Tribunal Supremo ha dado un respiro al Ejecutivo de Ignacio González. Los magistrados que conforman el Alto Tribunal ratificaron ayer el fallo que ya había dictado en abril el Tribunal Superior de Justicia de Madrid: los 861 despidos acordados en el ERE de Telemadrid son improcedentes. La decisión, que no ha sido unánime pero sí ha contado con el voto de la mayoría de los 15 magistrados, supone un sobrecoste de unos 40 millones, según la previsión de los sindicatos, una cantidad que la Comunidad está dispuesta a asumir. Pese a tener que inyectar más dinero del contribuyente a la radiotelevisión pública, Madrid acoge con alegría la sentencia. Si el ERE se hubiera declarado nulo, el Ejecutivo habría cerrado la cadena y el escenario se habría complicado para González, que se habría quedado en una situación tan incómoda como la de Alberto Fabra cuando echó el cierre a Canal 9.

Arreglar el conflicto que la Comunidad mantenía con los trabajadores de Telemadrid era el último parapeto sobre el que González podía escudarse para intentar llegar a la campaña electoral sin quemarse del todo. Echar el cierre a la cadena habría supuesto echar más fuego al principal conflicto social que mantiene en vilo al Ejecutivo de González, muy tocado tras recibir dos varapalos que han dejado su figura política tambaleándose. A la paralización de la privatización de la Sanidad tras otra sentencia del TSJM, González vio cómo el magnate Sheldon Adelson, que prometió una lluvia de dinero y empleo para la Comunidad, le cerró la puerta en las narices.

Tras asumir las dos derrotas, el Ejecutivo de González estaba pendiente de la decisión del Supremo sobre la radiotelevisión pública regional. Pero ya hay sentencia: esta seguirá funcionando con sus 300 trabajadores actuales al desestimarse el recurso presentado por UGT, CCOO y CGT, que pretendían la nulidad del ERE, lo que habría obligado a readmitir a todos los empleados e implicado automáticamente el cierre de Telemadrid.

La radiotelevisión pública no está así obligada a readmitir a los trabajadores despedidos, excepto a la veintena que formaba parte del comité de empresa, que sí podrán solicitar su reingreso si lo desean. Desde Comisiones Obreras estiman que la opción indemnizatoria conlleva abonar un montante total de unos 80 millones de euros (lo ya abonado y lo que habría que abonar ahora) entre todas las personas despedidas, “una cifra desorbitada en un contexto de crisis como el actual y que debería hacer replantearse al Gobierno de Madrid su decisión, teniendo en cuenta que este coste repercute sobre la ciudadanía. Por ello la representación sindical exigirá a la Comunidad de Madrid la readmisión de los trabajadores despedidos”.

Cientos de trabajadores iniciaron ayer por la mañana una marcha desde la sede de la televisión pública autonómica hasta el Tribunal Supremo, donde acogieron la noticia con cierta decepción. Mientras llegaban, el portavoz de la Comunidad de Madrid, Salvador Victoria, espetaba a través de su cuenta personal de Twitter contra el permiso a la concentración que permitió la delegación del Gobierno que dirige Cristina Cifuentes. “¿No afecta a la independencia judicial que se autorice una manifestación en las puertas del Tribunal Supremo durante sus liberaciones?”.

No es de las más caras por ciudadano

El posible cierre de la radiotelevisión pública madrileña ha vuelto a poner la luz sobre la viabilidad y el coste de las trece televisiones autonómicas que coexisten en España (Castilla y León, Cantabria, La Rioja y Navarra no tienen). El futuro de todas es poco esperanzador, hasta de las pocas que son viables. Para 2014, Cataluña es la autonomía que más dinero ha presupuestado para mantener su canal: algo más de 241 millones de euros. En el segundo puesto le sigue el Gobierno socialista andaluz que dirige Susana Díaz, que abonará 113 millones de euros para mantener a flote Canal Sur.

Pinche en las burbujas para ver los detalles

Galicia aportará 90 millones a su canal autonómico, 21 más de lo que desembolsará Madrid para salvar Telemadrid. Dependiendo del tamaño de la región y del número de canales, el coste por habitante varía sustancialmente. Mientras vascos, gallegos y catalanes son los que más aportan anualmente para sus canales, los murcianos se sitúan en el otro lado de la balanza. 

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios