Vocento da por perdidos créditos millonarios con Intereconomía tras cortarle la señal
  1. Comunicación
POR SU PARTICIPACIÓN EN NET TV

Vocento da por perdidos créditos millonarios con Intereconomía tras cortarle la señal

Los reiterados impagos de Intereconomía en NET TV han llevado a Vocento a asumir un impacto de 4,7 millones para provisionar créditos incobrables.

placeholder Foto: El consejero delegado de Vocento, Luis Enríquez. (EFE).
El consejero delegado de Vocento, Luis Enríquez. (EFE).

Las penurias económicas de Intereconomía han terminado por afectar a las cuentas de Vocento. Y es que los reiterados impagos de la compañía de Julio Ariza para sufragar NET TV, sociedad en la que son socios y que atesora la licencia para emitir en TDT, han deteriorado la compañía hasta tal punto que la editora de ABC ha tenido que asumir un impacto en sus cuentas de 4,7 millones para provisionar créditos incobrables. La firma de Luis Enríquez decidía el pasado mes de febrero cortar la emisión de la cadena de El gato al agua, que aseguraba que su intención era trasladar la señal a plataformas de pago y limitar su emisión en abierto a Madrid y Valencia.

“El saldo del epígrafe provisión por créditos incobrables al cierre del ejercicio 2013 recoge un importe de 4.746 miles de euros correspondiente al deterioro registrado durante dicho ejercicio por la sociedad del Grupo ‘Sociedad Gestora de Televisión NET TV, S.A.’ por sus cuentas a cobrar con Homo Videns, S.A.”, expone Vocento en su Informe Anual, recientemente remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La referida Homo Videns es la sociedad a través de la cual Ariza canaliza su participación de un 25% en NET TV. The Walt Disney Company atesora otro 20% y la firma de los Ybarra, Bergareche o Urrutia tienen la mayoría con un 55%.

El litigio con Intereconomía eleva considerablemente las provisiones por créditos incobrables registradas por Vocento, que pasan de 26,4 millones al cierre de 2012 a 32,23 a 31 de diciembre de 2013. La compañía tenía al cierre del año deudores comerciales y otras cuentas a cobrar por importe de 114,1 millones de euros, frente a los 140,3 del ejercicio precedente. Un importe que, en todo caso, se equilibra con los pagos pendientes. El grupo consolidado consigna acreedores comerciales por un montante de 101,1 millones de euros, cifra que se eleva hasta los 125,79 si se suman otras cuentas, como remuneraciones pendientes de pago o deudas con antiguas prestaciones a los empleados.

Este periódico avanzaba el conflicto a principios de febrero, cuando se hacían públicas las cuentas de NET TV. Ya entonces Vocento exigía a Intereconomía que diera un paso al frente para atender los pagos pendientes y futuros en la sociedad común. “En atención a que durante el ejercicio 2012se han producido incumplimientos de las obligaciones de pagodel cliente Intereconomía Corporación, la sociedad ha requerido a dicho cliente que presente evidencias de su capacidad para atender el pago tanto de las cantidades devengadas y pendientes de pago a la fecha como de las que en el futuro puedan devengarse a su cargo en virtud de los contratos vigentes”, subrayaba la memoria que acompañaba a las cuentas anuales.

Aunque las cifras son siempre esquivas en estos pleitos, NET TV apuntaba que la deuda de las “sociedades con influencia significativa” en la empresa, esto es, la firma de Ariza y Disney, se situaba a finales de 2012 en 10,07 millones de euros. Un importe que, teniendo en cuenta la debacle económica de Intereconomía en los últimos meses, cierre de La Gaceta incluido, podría incluso haberse agravado. Días después de publicarse esas cuentas, Vocento llevaba a negro la emisión de ese canal, lo que abría un melón de consecuencias jurídicas imprevisibles. No en vano, lo hacía con compromisos pendientes de pago por 75,93 millones de euros en los próximos ocho años.

Problemas de tesorería

Vocento siguió abonado a las pérdidas en 2013, al registrar un agujero de 15,13 millones, si bien la tendencia es positiva en tanto esa cifra supone un 71,6% menos que en el ejercicio anterior. Más llamativo, el grupo tuvo que poner coto a finales de febrero a importantes problemas de tesorería, que las cuentas cuantifican en un importe no baladí. “El balance consolidado al 31 de diciembre de 2013 adjunto presenta un déficit de capital circulante de 86.215 miles de euros –subraya la Memoria–. En este sentido, con fecha 21 de febrero de 2014 la Sociedad Dominante del Grupo ha formalizado una financiación sindicada con vencimiento final a largo plazo”. En efecto, la firma comunicaba entonces a la CNMV una operación en esos términos por importe de 175,27 millones de euros.

El presidente de Intereconomía, Julio Ariza.Del mismo modo, poca duda cabe de que su apuesta audiovisual está encarrilada. No en vano y tras el cierre de La 10, la compañía se ha concentrado en el arrendamiento de canales a multinacionales como Paramount o MTV, con el fin de “tener menos exposición al ciclo y a una posible transformación más profunda del sector de televisión”, por ejemplo con la entrada de nuevas tecnologías como plataformas de distribución de contenidos. La decisión ha permitido a la firma salir de las habituales pérdidas de la división y poder presumir el año pasado de un beneficio operativo (ebit) de 3,2 millones de euros. Si tenemos en cuenta los dos últimos ejercicios, el saldo positivo supera los siete millones

Por su parte y ante sus estrecheces económicas, Intereconomía negocia desde hace meses la venta al Real Madrid de su participación en NET TVpara sanear en parte sus finanzas, en una operación tasada en torno a 20 millones de euros. Sus principales acreedoresesperaban el acuerdo para cobrar parte de la deuda, en una transacción también complicada por la incertidumbre sobre las licencias de la TDT tras una sentencia del Supremo. En todo caso, los problemas empezaban a vislumbrarse en el año 2011, último para el que el grupo ha presentado cuentas. Ya entonces, la firma multiplicaba sus pérdidas por 20 y cerraba con un saldo negativo de 16 millones de euros. Toda una carrera de fondo por delante.

Intereconomía Julio Ariza TDT Luis Enríquez Disney Tesorería
El redactor recomienda