Montoro reclama pagos millonarios a los medios tras detectar irregularidades fiscales
  1. Comunicación
todos afrontan actas de liquidación

Montoro reclama pagos millonarios a los medios tras detectar irregularidades fiscales

Las repetidas amenazas de Montoro a los medios empiezan a cristalizar en actas de liquidación. Todos los grupos afrontan reclamaciones millonarias.

placeholder Foto: El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro. (EFE)
El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro. (EFE)

Las repetidas amenazas de Cristóbal Montoro a los medios de comunicación que no cumplen con Hacienda empiezan a cristalizar en actas de liquidación. No en vano y según consta en las cuentas remitidas por los diferentes grupos a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), prácticamente todas las firmas cotizadas tuvieron en 2013 diversas cuitas con el fisco. Incluso las televisiones, un mirlo blanco de beneficios durante todos los años de crisis, sufrieron el año pasado los embates de la Agencia Tributaria, que tiene a Mediaset España y Atresmedia en el punto de mira por supuestas irregularidades a la hora de tributar por el juego.

La editora de Telecinco admite en su Memoria que durante el pasado ejercicio Hacienda terminó las actuaciones “de comprobación” de la tasa de juegos, suerte, envite o azar entre los años 2008 y 2011, levantando tras la inspección actas de liquidación por importe de 9,02 millones de euros. La firma se defiende asegurando que la propuesta de regularización se refiere a “operaciones de la compañía en la que la misma ha seguido estrictamente los criterios fijados por la Administración tributaria (y en concreto el mismo órgano de Inspección) en actuaciones de comprobación anteriores realizadas por el mismo concepto tributario y sobre operaciones de naturaleza idéntica”.

Basándose en ese argumento, “en opinión de los administradores de la sociedad, así como de sus asesores fiscales, existen argumentos para defender los referidos criterios aplicados por la empresa ante los órganos de revisión, tanto en la vía administrativa como jurisdiccional, y, en consecuencia, para obtener un resultadofavorable”. Una tesis insuficiente para evitarle a la compañía italiana la constitución de un aval ante la Dependencia de Control Tributario y Aduanero de la Agencia Tributaria por un importe equivalente al dinero que se le reclama. Todo tras el recurso interpuesto frente al acuerdo de liquidación el pasado 20 de mayo de 2013.

El consejero delegado de Mediaset España, Paolo Vasile. (EFE)En el caso de Atresmedia, el problema es similar aunque sobrevenido, ya que en este particular el pleito de Hacienda era con laSexta. Al menos los gestores de la cadena de Planeta se curaron en salud al firmar los acuerdos de integración. “En el ejercicio2012 fueron levantadas actas por parte de las autoridades fiscales en relación con la tasa de juegos de suerte, envite o azar, rifas o tómbolas por importe de 6.903 miles de euros a la sociedad absorbida Gestora de Inversiones Audiovisuales La Sexta S.A. En este sentido, los accionistas de esta sociedad reconocen, en los acuerdos de fusión, que, en caso de que dichas actas acabaran comportando un perjuicio económico para Atresmedia (…) deberán indemnizar a la misma”, expone el Informe Anual.

El frente fiscal de Prisa

Mediaset y Atresmedia no son los únicos grupos que toparon el año pasado con el ministro de Hacienda. Prisa, el grupo de medios con más procesos abiertos con el fisco, incluía en su gasto por impuestos un importe extraordinario de 48 millones de euros para cubrir desde el punto de vista contable los créditos fiscales consignados en concepto de deducción por actividad exportadora y cuestionados en todos los ejercicios revisados. “El registro de dicho gasto se produce por haber recibido en el año 2013 dos sentencias del Tribunal Supremo que admiten el criterio de la Administración respecto a la regularización de la deducción, en dos de los años inspeccionados”, subraya la compañía en su explicación a los resultados enero-diciembre.

Fotografía de archivo de la Junta General de Accionistas del Grupo Prisa. (EFE)Además, Prisa reconoce haber registrado un gasto extra de 7,8 millones de euros para “hacer frente a los pronunciamientos desfavorables estimados en los diferentes procedimientos tributarios pendientes de resolución, por otros conceptos diferentes a la deducción por actividad exportadora”. A falta de que la editora de El País presente su informe anual, donde facilitará más detalles, es conocido que la compañía mantenía abiertos con el fisco a 31 de diciembre de 2012 una decena de litigios, la mayoría judicializados. Sin ir más lejos, la inspección de las declaraciones de Sociedades e IVA del período comprendido entre 1999 y 2002 terminó en 2006, pero aún se siguen actuaciones judiciales al respecto.

Tampoco Vocento se salva de la quema. “Durante el ejercicio 2013 han sido incoadas actas (…) en diversas sociedades del Grupo Fiscal cuya sociedad dominante es Comeresa Prensa, S.L.U. [sociedad instrumental del grupo]. Como consecuencia de dichas actas, al Grupo le han sido giradas liquidaciones por un importe total de 5.062 miles de euros”, expone la propia compañía, añadiendo que el impacto en las cuentas de 2013 ascendió a 1,64 millones de euros. Asimismo, la Agencia Tributaria mantiene un proceso inspector por el impuesto de sociedades correspondiente al año 2008, tras años depleitos por las denominadas vacaciones fiscales vascas. Un descanso que no parece dispuesto a tomarse el ministro de Hacienda.

Noticias del Grupo Prisa Cristóbal Montoro Tribunal Supremo El País Mediaset
El redactor recomienda