Montoro tiene más de 20 procesos fiscales abiertos contra medios de comunicación
  1. Comunicación
PRISA, EL GRUPO MÁS CERCADO, AFRONTA IMPORTES MILLONARIOS

Montoro tiene más de 20 procesos fiscales abiertos contra medios de comunicación

“Escucho y leo palabras éticas, también pronunciadas en editoriales de medios de comunicación”, lanzaba el ministro Cristóbal Montoro el pasado mes de diciembre, en pleno debate

Foto: Montoro tiene más de 20 procesos fiscales abiertos contra medios de comunicación
Montoro tiene más de 20 procesos fiscales abiertos contra medios de comunicación

“Escucho y leo palabras éticas, también pronunciadas en editoriales de medios de comunicación”, lanzaba el ministro Cristóbal Montoro el pasado mes de diciembre, en pleno debate sobre la amnistía fiscal. “Cuando esos medios de comunicación tienen importantísimas deudas con la Hacienda pública”, remataba sin pelos en la lengua. Y el político jienense no tira sin bala. Según consta en la información que las compañías han remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el Fisco tenía abiertos a 31 de diciembre de 2012 más de 20 procesos –la mayoría judicializados- contra los grupos de comunicación cotizados, en algún caso por importes millonarios.

Se lleva la palma el Grupo Prisa, con una decena de procedimientos en marcha en diferentes instancias. Por ejemplo, la inspección del período 1999-2002 –que abarcaba Sociedades e IVA, entre otros impuestos- terminó en 2006 y aún se siguen actuaciones judiciales al respecto. “Las resoluciones de los recursos de reposición interpuestos contra los acuerdos de liquidación derivados de las actas incoadas por cada ejercicio (…) confirmaron liquidaciones por importe global de 34.867 miles de euros (cuotas más intereses de demora)”, admite la compañía. Aunque el Tribunal Económico-Administrativo anuló esas liquidaciones, los recursos de Prisa han sido en general desestimados por la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo. Finalmente, la Audiencia Nacional le remitía este año una nueva liquidación por Sociedades correspondientes al año 2001 por 17,06 millones de euros. 

Precisamente, el importe de mayor cuantía que la compañía mantiene en liza viene de ese año 2001 y le ha obligado a apartar en su balance una cuantía considerable. “Dada la inadmisión del recurso de casación, interpuesto contra la liquidación relativa al impuesto sobre sociedades del ejercicio 2001 (…), la Sociedad procedió a dotar una provisión de 183.000 miles de euros para hacer frente a una hipotética resolución desfavorable sobre los conceptos que se mantienen en discusión, principalmente la deducción por actividad exportadora. (…) En el ejercicio, al inadmitirse el recurso de casación relativo al ejercicio 2002, se ha procedido de la misma manera, dotando una provisión adicional por importe de 6.700 miles de euros”, expone Prisa en su informe anual.

Son los dos procesos más relevantes, pero no los únicos. Prisa mantiene una lista casi interminable de litigios con la Agencia Tributaria por inferiores cuantías, unas ya abonadas pero recurridas, algunas provisionadas y otras en curso. Por otro lado, están sin resolver la inspección al Grupo Antena 3 Radio (528.000 euros); la tasa sobre rifas, tómbolas y apuestas (más de nueve millones entre 2007 y 2011); el impuesto de sociedades consolidado entre 2003 y 2005 (16,96 millones); las retenciones e ingresos a cuenta del trabajo, de rendimientos del capital inmobiliario y mobiliario de los ejercicios 2004 y 2005 (326.000 euros), y el IVA entre 2004 y 2006 (casi un millón de euros). También tiene abiertos a comprobación Sociedades, IVA y Retenciones entre 2006 y 2008. Todo un quebradero de cabeza al que atender.

Ante este escenario, Montoro parecía tener al Grupo Prisa en mente cuando aseguró que el problema no está sólo en aquellos que defraudan, sino también los que “dilatan el pago excesivamente”, ya que "la financiación ordinaria de los servicios públicos sufre". Más recientemente, ya en marzo, el ministro volvía a insistir en que los medios cumplen una función social y deben estar al día con Hacienda. Por ello, no entendía las críticas a que él mismo les recordara sus obligaciones. "Yo también oigo muchos medios de comunicación y tertulias a los que no les gusta nada esto, y tienen razón para que no les guste. (…) Yo comprendo que muchas veces los llamados creadores de opinión tienen problemas con la Hacienda Pública, pero no lo admito", subrayó sin ambages.

Vocento y las televisiones 

Vocento, editora del diario ABC, también tiene sus cuitas, aunque lejos de los volúmenes que maneja Prisa. Según admite la empresa en su informe, tiene abierto “un expediente sancionador en concepto de deducción por reinversión, derivado de la inspección tributaria del impuesto de sociedades de 2008 y 2009 en la actual La 10 Canal de Televisión”. ¿Importe? 826.000 euros. Está pendiente de formular alegaciones. Asimismo, tiene procesos en marcha por el impuesto de sociedades de su productora Veralia (1,07 millones) y por liquidaciones fiscales recibidas en relación a inversiones de sus sociedades Bilbao Editorial Producciones y Sociedad Vascongadas de Publicaciones, por un total de 15 millones.

Al margen de la Hacienda estatal, el otro frente de la firma de los Ybarra, Bergareche o Luca de Tena enlaza con las llamadas vacaciones fiscales vascas, declaradas ilegales por Bruselas y que implicaban una bonificación en el impuesto de sociedades. Un problema, eso sí, controlado. La liquidación complementaria de la Hacienda Foral de Vizcaya está recurrida ante el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco. La de Guipúzcoa alcanzó este año los 2,1 millones de euros, que ya estaban provisionados. En paralelo, la Agencia Tributaria inspecciona diferentes impuestos entre los años 2007 y 2009 de Comeresa Prensa, sociedad instrumental del Grupo Vocento.

Las televisiones también se han visto implicadas en “actuaciones de comprobación” relacionadas con las tasas del juego por parte de la Dependencia Central de Grandes Contribuyentes. Mediaset, que tiene abierto el periodo 2008-2011, expone que el resultado de la inspección “está pendiente de determinación”, pero deja claro que las operaciones de la compañía han seguido “estrictamente los criterios fijados por la Administración Tributaria”. Antena 3 confirma el interés de Hacienda por perseguir este gravamen. “En el ejercicio 2012 fueron levantadas actas por parte de las autoridades fiscales en relación con la tasa de juegos de suerte, envite o azar, rifas o tómbolas, por importe de 6.903 miles de euros a la sociedad absorbida Gestora de Inversiones Audiovisuales La Sexta”. La cadena de Planeta también admite haber tenido una “revisión parcial” de Sociedades en 2010. 

Cristóbal Montoro