Lara confía a uno de los impulsores de la TDT la gestión de la patronal de las TV
  1. Comunicación
el elegido es andrés armas portela

Lara confía a uno de los impulsores de la TDT la gestión de la patronal de las TV

El principal accionista de Planeta lucirá su flamante nombramiento al frente de las televisiones privadas en la jornada anual que celebra Uteca en noviembre

Foto: El presidente del grupo Planeta, José Manuel Lara. (EFE)
El presidente del grupo Planeta, José Manuel Lara. (EFE)

El principal accionista de Planeta y Antena 3, José Manuel Lara, lucirá su flamante nombramiento al frente de las televisiones privadas en la jornada anual que cada año celebra la patronal (Uteca) en el mes de noviembre. Y lo hará con el anuncio de quién será el nuevo director general de la asociación, encargado de gestionar el día a día durante su mandato. Según aseguran fuentes conocedoras de los contactos, el elegido es Andrés Armas Portela, exdirector general de Impulsa TDT, la entidad que canalizó el apagón analógico en 2010.

Pese a los tres años inmerso en la puesta en marcha de la televisión digital terrestre, la carrera de Armas Portela no siempre ha estado vinculada al sector de los medios. De hecho, ha llevado a cabo tareas ejecutivas en firmas como Ferrovial, Bankinter o Ikusi. También permaneció ocho años en la consultora Andersen Consulting, hoy Accenture. Actualmente da clases en la Universidad Carlos III y realiza tareas de asesoramiento en el sector audiovisual. Sustituirá en el cargo a Santiago Campos Calvo-Sotelo, ex de RTVE en la época de Alberto Oliart y que sólo ha estado un año y medio en el cargo. Su suerte al frente de Uteca llevaba meses echada.

El consenso en torno a Armas Portela solventa el entuerto generado antes de verano, cuando la candidatura de José María Martín Guirado, ejecutivo de larga trayectoria en Vocento, no contó con el apoyo de todos los miembros de Uteca. La asociación busca ahora cierta estabilidad en un puesto clave, durante más de 13 años ejercido por Jorge del Corral. Durante el final de su estancia en el cargo y bajo la presidencia de Alejandro Echevarría (Mediaset), las televisiones lograron una de sus más reiteradas reivindicaciones, véase la eliminación de la publicidad en RTVE, un logro que aumentaba exponencialmente su botín publicitario.

La llegada de Lara y el cambio en la dirección general busca dar un nuevo impulso a la organización en un momento especialmente delicado para las televisiones. No en vano, las cadenas buscan un acuerdo in extremis con el Gobierno después de que el Tribunal Supremo emitiera en noviembre una sentencia en la que anulaba el último reparto de canales efectuado en la era Zapatero. Una resolución que dejaba a Mediaset, Antena 3, Vocento o Unidad Editorial sin, como mínimo, nueve frecuencias. El impasse generado en torno al fallo tiene parado el desarrollo del dividendo digital, que debería estar liberado a principios de año.

El pacto –que se teje en paralelo al procedimiento judicial que se sigue para aplicar la sentencia ha chocado con unas relaciones más que tensas entre los medios y el Ejecutivo en pleno affaire Bárcenas. No es casualidad que las televisiones hayan suavizado la crítica en los últimos tiempos, o de que al menos hayan hecho guiños en ese sentido. Por ejemplo, Mediaset España retiraba de la parrilla en julio el programa El gran debate, presentado por Jordi González, aligerando la programación de contenido político. Del mismo modo, el propio Lara lamentaba, en una entrevista con Vanity Fair, que laSexta no sea aún “una televisión de centroizquierda, seria y respetuosa con la derecha”, un claro gestoal PP.

Guerra a los patrocinios en RTVE

La posible pérdida de canales noes el único frente que tienen abiertolas televisiones privadas.De hecho, Uteca se quejaba hace apenas días de la inactividad mostrada por el Ministerio de Industria ante el uso de patrocinios en RTVE –publicidad encubierta, según las cadenas– y anunciaba que llevaría el caso ante los tribunales. Horas antes, la empresa pública anticipaba que la secretaría de Estado de Telecomunicaciones había archivado la denuncia formulada por la patronal de las privadas por el uso de los llamados patrocinios culturales para financiar programas como MasterChef o Saber y Ganar.

De más largo aliento es la financiación del cine y los fondos que cada año las cadenas destinan por ley para sufragarlo. La propuesta de las televisiones a finales del pasado año pasaba por encontrar fórmulas flexibles para abonar el canon, en plena crisis de sus facturaciones. “No se trata de no pagar, sino de poder pasarlo a otro ejercicio en momentos como el actual, en los que dicho gasto se come prácticamente todo el beneficio”, aseguraban fuentes del sector. La interlocutora habitual de Uteca, Soraya Sáenz de Santamaría, aseguraba entonces que era necesaria una reforma del sistema. Sin embargo, nueve meses después, agua. Más trabajo para los recién llegados.

RTVE Mediaset Antena 3
El redactor recomienda