Prisa paga a Matías Cortés casi 40 millones en tres años por su consejo legal
  1. Comunicación
PERCIBIÓ 3,5 MILLONES EN EL PRIMER SEMESTRE

Prisa paga a Matías Cortés casi 40 millones en tres años por su consejo legal

La cúpula de Prisa parece ajena a la deuda y al desplome de los beneficios de la compañía. Y es que según la información remitida por

Foto: Prisa paga a Matías Cortés casi 40 millones en tres años por su consejo legal
Prisa paga a Matías Cortés casi 40 millones en tres años por su consejo legal

La cúpula de Prisa parece ajena a la deuda y al desplome de los beneficios de la compañía. Y es que según la información remitida por la empresa a la CNMV, Matías Cortés, consejero de la casa, ha facturado a los Polanco 38,95 millones de euros por sus servicios como abogado en los últimos tres años y medio. El último ingreso se produjo en los primeros seis meses de este ejercicio, en los que su bufete se embolsó 3,55 millones de euros después de que en 2010 ya ingresara 22,11 millones por asesorar operaciones como la entrada de Liberty en el capital de la sociedad.

“El importe agregado de 3.552 miles de euros comprende los servicios de asesoramiento jurídico y dirección letrada en diversos procedimiento de distinta índole (contencioso-administrativo, civil, mercantil y arbitral) y asesoramiento jurídico-consultivo en varios asuntos, prestados a Prisa Televisión por parte de Cortés Abogados a través de Tescor Profesionales Asociados”, expone el grupo de medios al explicar las transacciones realizadas con administradores y directivos. El despacho de Cortés se había embolsado más de ocho millones en 2009 y 4,3 millones de 2008.

Otros miembros del Consejo de Administración tampoco han salido mal parados en la primera parte del ejercicio. El cónclave percibió en los seis primeros meses del año 10,01 millones de euros, una cifra que casi triplica los 3,67 del mismo periodo de 2010. Además, se trata de un montante que casi iguala el resultado neto registrado por la compañía, que se situó en 11,1 millones en ese periodo tras registrar una caída del 81,8% respecto al primer semestre del año pasado. La retribución fija es de sólo 1,7 millones, en línea con los paquetes de acciones entregados a los consejeros.

Como publicó El Confidencial, el consejero delegado de Prisa, Juan Luis Cebrián, recibió en abril más de dos millones de acciones de la sociedad, con un valor de mercado superior a cuatro millones de euros. De acuerdo con la información enviada al regulador, el primer ejecutivo de la firma se anotó esa gratificación en virtud del plan de retribuciones que los accionistas aprobaron en noviembre de 2010, en paralelo a la entrada de los inversores de Liberty en el capital de Prisa. Semanas después, varios consejeros recibían un paquete simbólico de 3.639 títulos valorados en 2,04 euros cada uno.

Los últimos en recibir acciones de la compañía han sido Nicolas Berggruen y Martin E. Franklin, promotores de Liberty y consejeros de Prisa desde la remodelación del Consejo de Administración efectuada a finales del pasado año. Según la notificación enviada a la CNMV a principios de julio, ambos percibieron 3.961 acciones de la compañía en atención al citado plan de retribuciones. Fuentes internas del grupo ya explicaron a este diario que el sueldo de los consejeros tendría este año una parte variable en títulos de la sociedad y la propia Prisa ha detallado oficialmente que sus consejeros percibirán en acciones el 40% de su remuneración fija.

Casi 115 millones para despidos

Todo mientras sigue en marcha el expediente de regulación de empleo (ERE) que supondrá la salida de la compañía de más de 2.500 profesionales. Como adelantó este diario, los entre 80 y 95 millones que Prisa había reservado inicialmente para abonar las indemnizaciones a los trabajadores despedidos no serán suficientes. En la última presentación de resultados de la compañía, ésta admite que el coste del plan se disparará hasta 114,7 millones de euros, de los que hasta el momento ya se han desembolsado 30,2 millones. La división audiovisual y la de radio asumirán la mayor parte del gasto, con un 37% y un 30%, respectivamente.

Las líneas maestras del ajuste están incluidas en el denominado Plan de Eficiencia Operativa, que fija la rescisión del contrato de 2.514 empleados entre 2011 y 2012. El grueso de las bajas se producirá este año, con la salida de 1.240 profesionales de la división audiovisual y otros 505 de la de radio. En total, Prisa prevé desprenderse -vía bajas incentivadas, prejubilaciones o externalizaciones- de un 18% de su fuerza laboral. El proceso debería estar completado a principios de 2012. La empresa estima que la reducción de la plantilla permitirá mejorar los ratios de productividad de la compañía en un 25% y tendrá un efecto positivo en la cuenta de resultados en torno a 50 millones.

Noticias del Grupo Prisa