El deportista a seguir | Israel Salazar: ¿y si el 'killer' que busca Zidane ya está en casa?
  1. Área privada EC Exclusivo
EL ATLETA DEL MOMENTO

El deportista a seguir | Israel Salazar: ¿y si el 'killer' que busca Zidane ya está en casa?

Un espacio en el que destacaremos a ese deportista con menos nombre, pero que lo tiene todo para ocupar grandes titulares y que queda eclipsado por las estrellas de (casi) siempre

placeholder Foto: Imagen: Rocío Márquez.
Imagen: Rocío Márquez.

Tenía poco menos de 10 años y lo recuerdo como si fuera ayer. Mi padre, que tiene muy buen olfato para estas cosas, entró en mi habitación para darme la noticia: "Hoy juega de titular en el Madrid un niño de 17 años. Este chico va a dar de qué hablar". Era 1994 y, por aquel entonces, la información sobre los canteranos era limitada. Muy pocos conocían a un tal Raúl González, pero solo necesité ver sus primeros 90 minutos aquella noche en La Romareda, con dos ocasiones claras marradas y una asistencia de gol a Zamorano —ya con una pillería—, para saber que podía triunfar. Un canterano que se convierte en icono siempre gusta al aficionado y Raúl lo tenía todo para ser el líder de toda una generación de futbolistas. El tiempo confirmó las palabras de mi padre: claro que iba a dar que hablar.

Lo demostró, sin duda alguna, a lo largo de su carrera deportiva, pero me atrevería a decir que ya lo hizo desde ese primer día. Años más tarde, inquirido Jorge Valdano por cómo se gestó el debut del '7', sus palabras lo dicen todo: "Yo le pregunté —afirma el argentino— si se veía con condiciones para ser titular contra el Zaragoza. Su respuesta no dejó lugar a la duda: 'Usted sabrá, si quiere ganar me pone y si no quiere ganar, no me pone'". El resto es historia del fútbol español y del Real Madrid en particular. Hoy, la información sobre la cantera es numerosa y muy accesible, pero no por ello dejan de sorprender los jóvenes talentos cuando los ves por primera vez. Y el 'killer' que busca Zinédine Zidane podría tenerlo ya en casa.

Foto: Imagen: Sergio Beleña.

Eso es lo que me ocurrió hace no demasiado con el protagonista de esta semana. Compararlo con la leyenda de Raúl son palabras mayores, pero lo tiene absolutamente todo para convertirse en un jugador de primer nivel no tardando mucho. ¿Su nombre? Israel Salazar, una de las joyas de la cantera del Real Madrid. El Juvenil A se enfrentaba al Rayo Majadahonda y, casi sin querer, me encontré con el partido por televisión: acababa de empezar y, pronto, este joven jugador me llamó poderosamente la atención: 90 minutos después, había firmado un 'hat-trick' y dado dos asistencias en la goleada por 0 a 7 de los madridistas. Casi nada.

A sus 18 años recién cumplidos —el pasado 10 de mayo—, tiene el honor de ser el segundo máximo goleador de la cantera del Real Madrid, con 159 goles en los 134 partidos que ha disputado en las diferentes categorías. Y la confianza que le tienen en el club es enorme, hasta el punto de ser considerado uno de los grandes proyectos de futuro. Si tiramos de datos históricos, es imposible que el delantero pacense pueda superar a Javier Portillo como máximo goleador de las categorías inferiores del Real Madrid —anotó más de 700 goles, con más de 400 en partidos oficiales—, pero sin duda está al nivel de los mejores 'killers' de la cantera blanca, solo superado por Paulo Iago Álvarez, del Infantil A —entrenado por Álvaro Arbeloa—, que suma dos goles más que él, un total de 161 en su haber, amén de los que acumula en las categorías inferiores de la selección española.

El partidazo de Israel Salazar contra el Rayo Majadahonda

'Sala', nacido en Badajoz, llegó a las categorías inferiores del Real Madrid en 2015, procedente del Flecha Negra. Desde que llegara al Infantil B, siempre ha destacado por la misma razón: su romance con el gol, a pesar de no actuar siempre como '9' puro. Su potencia, versatilidad y capacidad de trabajo le permiten jugar en banda, donde su regate y electricidad le ofrecen muchas ventajas para llegar a la meta rival. Es un gran rematador, especialmente al primer toque, y no tiene un mal testarazo, aunque también destaca por su visión de juego cuando llega desde segunda línea. Un jugador muy completo que siempre sabe estar donde va a caer el balón, algo que no se entrena ni se aprende: se tiene o no se tiene. Y Salazar sabe leer muy bien el juego.

Actualmente forma parte del Juvenil A —es compañero de hijos de leyendas como Lucas (hijo de Santi Cañizares), Theo (hijo de Zinédine Zidane) o Andri (hijo de Eidur Gudjonhsen)—, pero su salto de calidad llegó la pasada temporada. Sus espectaculares números —28 goles y 10 asistencias en el Juvenil C— le llevaron a formar parte de la plantilla del Real Madrid en la UEFA Youth League, con la que conseguiría el título de campeón de la Champions Juvenil. ¿Saben quién entrenaba ese equipo? Correcto: Raúl González. Aunque Salazar ha seguido los pasos lógicos de su edad, esta temporada ya ha entrado en varias ocasiones en los planes del Castilla, donde la próxima temporada es muy probable que empiece a tener protagonismo. De hecho, este año ya ha entrenado en varias ocasiones con el primer equipo.

Los 'highlights' de Salazar en la cantera blanca.

Su ídolo es Cristiano Ronaldo, y no solo 'imita' algunos de sus gestos sino que, como el portugués, se queda tras los entrenamientos a seguir perfeccionando su golpeo. El Madrid está convencido de que tiene una joya por pulir, un delantero que lo tiene todo para llegar a lo más alto, pero, para ello, debe ir superando las etapas normales de su desarrollo. Pensemos que compañeros suyos como Lucas, Peter, Aranda o Retu también han jugado ya con el Castilla y que otros con los que ganó la Youth League, como Miguel Gutiérrez, Víctor Chust, Antonio Blanco, Marvin Park o Sergio Arribas, ya han debutado con el primer equipo. Quién sabe si el delantero del futuro del Real Madrid ya lo tiene en casa, pero lo que sí que tiene es un diamante en bruto: un 'killer' nato con el gol entre ceja y ceja... y al que Raúl vigila de cerca.

Tenía poco menos de 10 años y lo recuerdo como si fuera ayer. Mi padre, que tiene muy buen olfato para estas cosas, entró en mi habitación para darme la noticia: "Hoy juega de titular en el Madrid un niño de 17 años. Este chico va a dar de qué hablar". Era 1994 y, por aquel entonces, la información sobre los canteranos era limitada. Muy pocos conocían a un tal Raúl González, pero solo necesité ver sus primeros 90 minutos aquella noche en La Romareda, con dos ocasiones claras marradas y una asistencia de gol a Zamorano —ya con una pillería—, para saber que podía triunfar. Un canterano que se convierte en icono siempre gusta al aficionado y Raúl lo tenía todo para ser el líder de toda una generación de futbolistas. El tiempo confirmó las palabras de mi padre: claro que iba a dar que hablar.

Real Madrid Castilla Raúl González Blanco Zinédine Zidane
El redactor recomienda