Zarzalejos: "La aproximación a Vox siempre llevará al PP a un camino sin salida"
  1. Área privada EC Exclusivo
ENCUENTRO CON LOS SUSCRIPTORES

Zarzalejos: "La aproximación a Vox siempre llevará al PP a un camino sin salida"

El columnista de El Confidencial repasa la situación actual de la derecha. El PP acierta al pactar la renovación institucional con el PSOE, pero necesitará muchas más cosas para frenar a Vox

placeholder Foto: José Antonio Zarzalejos. (Carmen Castellón)
José Antonio Zarzalejos. (Carmen Castellón)

Las elecciones del 14 de febrero en Cataluña lo han cambiado todo en el panorama político y han tenido una especial afectación en la derecha española. Vox dio el sorpaso a PP y Ciudadanos e irrumpió en el Parlament con 11 escaños. El desastre sin paliativos de los naranjas (de 36 a seis diputados) no hace menor el fracaso del partido de Pablo Casado, que perdió un escaño y no solo no robó ningún voto a Inés Arrimadas, sino que se dejó por el camino más de 70.000 electores. Con este panorama y con el primer gran pacto de la legislatura entre el PSOE y el primer partido de la oposición encima de la mesa, el reconocido columnista de El Confidencial, José Antonio Zarzalejos, analiza el futuro de este espectro político y el reto que, especialmente el PP, tiene por delante.

“Después del desastroso resultado y de ser amplísimamente rebasado por Vox, Casado tenía que hacer un movimiento diferente al de la venta de Génova, que fue efectista, pero de poco recorrido”, explicó en la charla mantenida en El Confidencial con el moderador y jefe de la sección de Opinión, Esteban Hernández. “Y ha acertado, porque no se ha ido a la radicalización, sino que ha asumido que el PP tiene que ser un partido de Estado, saber decir que no, pero también que sí”. La renovación del consejo de administración de RTVE es el primer paso de un acuerdo global, que incluye al CGPJ, el Tribunal Constitucional y el Defensor del Pueblo, entre otras instituciones. “Son esos síes del PP para consolidar el sistema los que le dan las credenciales para presentarse como alternativa. El no hay que saber usarlo en momentos adecuados, y combinarlo con el sí”, zanja el analista.

placeholder José Antonio Zarzalejos. (Carmen Castellón)
José Antonio Zarzalejos. (Carmen Castellón)

¿El problema del PP son las siglas? Es una pregunta que ha sobrevolado la formación desde hace semanas, cuando Luis Bárcenas volvió a la palestra y Casado dijo insistentemente que aquel PP “ya no existe”. Zarzalejos contesta tajante: “No creo que el problema resida en las siglas, ni siquiera en sus elementos de identidad. Era conveniente irse de Génova porque ese nombre evocaba cuestiones negativas”, pero un cambio de nombre puede constituir “un fracaso rotundo”, como se ha demostrado en otras ocasiones: la antigua Convergència i Unió, al convertirse en el PDeCAT, o el Partido Comunista, al diluirse en Izquierda Unida.

“No es un problema de siglas, sino de talento, estrategia y serenidad”, avanza Zarzalejos, sin esconder su diagnóstico del actual Partido Popular. La estrategia, como explica con anterioridad, está clara: saber diferenciar entre colaboración (cuando es necesaria como partido de Estado) y contradicción. Y tener claro, insiste, que “la aproximación con Vox les llevará siempre a un camino sin salida, porque en las políticas más radicales les ganará”.

¿Qué ocurre con el equipo más cercano al líder popular? A su juicio, “el equipo titular del PP necesita más caché, porque en estos momentos se mueve en una cierta mediocridad y necesita más altura parlamentaria, de discurso, de planificación de decisiones, más reflexión en los pasos que da”.

En este punto, Zarzalejos hace referencia a la entrevista a Felipe González publicada en este diario, en la que el expresidente advierte de que Vox puede ser fugaz o no tener techo. Sobre todo, mirando al resto de países europeos. “En uno tan cercano como Francia, la derecha ahora es inseparable al nombre de Le Pen. En Italia, la democracia cristiana ha quedado arrasada por partidos populistas, cuando no abiertamente ultraderechistas. En Austria, tres cuartos de lo mismo. En los países nórdicos y Polonia, también”. Por eso, que el fenómeno de Vox en España crezca entra dentro de lo normal, pero no es fácil advertir si podría haber un sorpaso definitivo. “Es complicado, porque tenemos un sistema electoral en el que las provincias del interior están primadas con escaños que hacen difícil que se pueda producir. El sorpaso no es probable, pero no es imposible. Es, de hecho, una posibilidad que está ahí y podría producirse. Tener 11 diputados en Cataluña ya es un número, y meter la cabeza en el Parlamento vasco, aunque sea con uno, no es cualquier cosa. Tienen representación en casi todas las autonomías, ayuntamientos… Esto es una penetración lenta”.

placeholder José Antonio Zarzalejos, durante el encuentro. (Carmen Castellón)
José Antonio Zarzalejos, durante el encuentro. (Carmen Castellón)

Un debate que en la izquierda ya ha desaparecido. “Pedro Sánchez lo despejó. Podemos nunca superará al PSOE y la torpeza con la que está manejando Pablo Iglesias temas muy sensibles hace que lo probable es que en las próximas elecciones Podemos quede muy disminuido”. Es el análisis preliminar que Zarzalejos lanza sobre el otro espectro ideológico. Eso sí, la división de la derecha es evidente y anticipa que una suma alternativa a la actual es muy complicada. Sobre este aspecto, también pone el foco el analista en el encuentro con los suscriptores.

“Iglesias ha creado una plataforma parlamentaria de 53 escaños sumando los socios habituales del Gobierno como ERC o EH Bildu y otros. Eso hace que Sánchez pueda gobernar y la coalición permanezca”. Y el hecho de que Podemos confronte de manera tan frívola y constante con la otra parte del Ejecutivo, aireando todas las desavenencias entre ambos, desde la monarquía a las leyes de igualdad, el CGPJ o la ley de vivienda, haciéndolo tan notorio, “delata la seguridad que tiene de que en frente no hay nada”, afirma el columnista. “Pero puede ser así, o puede no serlo. Porque están jugando la partida con un señor muy habilidoso en el póker, el presidente del Gobierno”, advierte.

placeholder José Antonio Zarzalejos. (Carmen Castellón)
José Antonio Zarzalejos. (Carmen Castellón)

Y no tiene ninguna duda Zarzalejos de que a finales del año 2022 o, como mucho, a principios de 2023, Sánchez hará un nuevo giro. “Será el más español de todos los españoles, el más partidario de la Constitución de entre todos los constitucionalistas, hablará de España con la boca llena y vacía, y no se acordará de sus pactos con Bildu y ni siquiera con Iglesias”.

“El Rey emérito podría regresar”

Aprovechando el lanzamiento de su último libro, 'Felipe VI. Un rey en la adversidad' (que incluye una treintena de conversaciones confidenciales con personas cercanas al Rey y que han vivido directamente los acontecimientos que se relatan), Zarzalejos analiza en la conversación muchos de los elementos que rodean en este momento al jefe del Estado. También, y siendo un asunto de máximo interés y por el que los suscriptores también preguntan, sobre el rey Juan Carlos. La pregunta se repite: “¿Podría volver a España?”.

placeholder José Antonio Zarzalejos. (Carmen Castellón)
José Antonio Zarzalejos. (Carmen Castellón)

Se tendrían que dar determinadas condiciones, pero sí podría volver. Primero, enumera el columnista de El Confidencial, deberían terminarse las diligencias de investigación indagatorias que el Ministerio Fiscal tramita en estos momentos en el Tribunal Supremo. “Eso podría tardar un tiempo. Unos hablan de semanas, otros de meses. Pero antes del verano, podría estar resuelto”. A partir de ahí, reconoce, “se podría pensar en el regreso del Rey emérito”. Lo que Zarzalejos rechaza tajantemente es que pudiera volver a Zarzuela. En un edificio de Patrimonio Nacional, podría ser. Y en cuanto a si sería un regreso temporal o definitivo, no titubea: “Temporal. Lo del Rey emérito no tiene arreglo. Sería deseable que volviera en algún momento y estableciera su residencia habitual en un país cercano que le permitiera entrar y salir, pero es muy difícil que vuelva a instalarse en España”.

Además, insiste, hace falta poner dos prevenciones. “Si hay una acción penal contra el Rey emérito, tendrá que venir. Y si se deteriora su salud de una manera notable, también tendría todo el sentido que lo hiciese”. Pero, de momento, ninguna de estas dos situaciones se cumplen.

Las elecciones del 14 de febrero en Cataluña lo han cambiado todo en el panorama político y han tenido una especial afectación en la derecha española. Vox dio el sorpaso a PP y Ciudadanos e irrumpió en el Parlament con 11 escaños. El desastre sin paliativos de los naranjas (de 36 a seis diputados) no hace menor el fracaso del partido de Pablo Casado, que perdió un escaño y no solo no robó ningún voto a Inés Arrimadas, sino que se dejó por el camino más de 70.000 electores. Con este panorama y con el primer gran pacto de la legislatura entre el PSOE y el primer partido de la oposición encima de la mesa, el reconocido columnista de El Confidencial, José Antonio Zarzalejos, analiza el futuro de este espectro político y el reto que, especialmente el PP, tiene por delante.

Partido Popular (PP) Pablo Casado
El redactor recomienda