5'

LOS DECANOS temen la fusión de facultades

Nueva guerra en la Complutense: el rector quiere reducir los 185 departamentos a 74

La Universidad Complutense está en 'shock' desde hace horas, tras conocer el plan ideado por el rectorado que dirige Carlos Andradas para reorganizar drásticamente la estructura del mayor centro universitario en España por número de estudiantes, reduciendo un 60% el número de departamentos -185 en la actualidad- hasta dejarlos en 74. El proyecto de fusión diseñado por el vicerrector de Planificación, Juan Antonio Tejada, al que ha tenido acceso este diario, se basa esencialmente en criterios de eficiencia y sostenibilidad, pero ya ha levantado ampollas entre muchos de los decanos que, en breve, convocarán una conferencia para abordar la situación y dar una respuesta conjunta.

Los jefes de las distintas facultades denuncian "el secretismo" con el que se ha gestado el futuro plan director que durante la tarde del martes el rector comenzó a comunicar internamente. Tampoco comprenden la celeridad que busca el equipo rectoral al elevar el plan al consejo de gobierno del mes de octubre para ponerlo en marcha cuanto antes, lo que significaría tener el definitivo entre mayo y junio. Aun así, muchos decanos dudan de que el proyecto salga adelante tal y como está. Aún así, fuentes oficiales de la Universidad insisten en que el plan "no está cerrado en absoluto" porque se trata de un borrador que estará abierto al debate.

Según el equipo de Andradas, la reforma de los departamentos es una prioridad, teniendo en cuenta que en los últimos cinco años la universidad ha perdido 400 profesores -y las jubilaciones se mantendrán por encima de las 100 en los próximos tiempos-, dificultando enormemente el soporte administrativo a algunas secciones con un profesorado tan mermado. Además, el vicerrector de Planificación reconoce que, en su opinión, uno de los factores que "explicarían el número tan alto de departamentos" respondería también a "desavenencias y personalismos". Una afirmación que no ha sentado bien en el seno de la universidad.

La principal crítica de la propuesta se refiere a los macrodepartamentos que podrían resultar de la fusión. En algunos casos como sucede en los centros de Medicina, Farmacia o Derecho, podría haber una unión entre dos departamentos que crearía una sección masiva de más de 100 profesores. "Una locura", insisten distintos directores del centro universitario. Según fuentes de la universidad, habría una veintena de departamentos que, aplicando la normativa interna de la Complutense, podrían sufrir la fusión propuesta por el rector. Sin embargo, el plan, tal y como lo ha diseñado el rectorado, afectaría a más de la mitad de ellos y los decanos aseguran que, casi con toda seguridad, el proyecto suscitará la oposición frontal de departamentos y juntas.

Un grupo de estudiantes se manifiesta por el estado de la situación de la educación en España. (EFE)

En todo caso, será el consejo de gobierno el que decida el destino final de los departamentos. Miembros de la universidad confían en que podrá haber un entendimiento con el equipo rectoral para que la fusión afecte solo a determinadas áreas. Aun así, de momento, los decanos respiran tranquilos -especialmente los que dirigen las facultades más pequeñas-, ya que temían que la reorganización afectara también a los centros. Según explican, los rumores sobre la fusión de facultades llevaban tiempo sobrevolando el campus de la Ciudad Universitaria con Estadística, Documentación, Trabajo Social y Filosofía en la picota.

El decano de la facultad de Ciencias de la Documentación, José Luis Gonzalo Sánchez-Molero, asegura que la unión de los centros supondría un "ahorro mínimo", frente a los enormes costes que acarrearía solo en tareas de traslado. En todo caso, Sánchez-Molero reconoce que la fusión propuesta de todos los departamentos "incide en la principal debilidad" de la Complutense que es "el gigantismo". Un factor que puede ser positivo "en tanto a número de estudiantes y matrículas", pero que supone problemas a la hora de "gestionar y dotar de calidad" al centro universitario.

Al respecto, fuentes de la Complutense aseguran que existen soluciones intermedias para ahorrar costes. Por ejemplo, las facultades de Biológicas y Geológicas comparten edificio pero cada una mantiene su gerencia, secretaría de alumnos, bibliotecas... Una opción pasaría por fusionar los servicios administrativos y mantener las facultades como entes independientes. Aun así, el malestar del cuerpo de decanos pasa por la falta de debate interno ante una decisión tan importante como la reestructuración de los departamentos, que ya han echado de menos más de una vez con la llegada del nuevo rector.  

Un año lleno de polémicas

La Universidad Complutense ha sido noticia durante los últimos meses por diversas polémicas además del caso de los cadáveres de la Facultad de Medicina. El desalojo del colegio mayor San Juan Evangelista -tomado por okupas-, el asunto de los ingresos de 425.000 euros por asesoría a gobiernos latinoamericanos del profesor de Políticas Juan Carlos Monedero o la privatización de la cátedra de Memoria Histórica puesta en marcha por la docente Mirta Núñez siguen en un estado de 'stand by'.

El consejo de gobierno de la universidad aprobó además en abril la creación de un Centro de Donación de Cuerpos dependiente del rectorado para centralizar la gestión relativa a su recepción, conservación y uso con fines docentes e investigadores, y dar así carpetazo a la controversia sobre el caso de hacimiento de cadáveres. Sin embargo, Andradas prometió ya en junio -un mes después de ganar las elecciones- que en septiembre el centro estaría funcionando. Fuentes universitarias insisten en que el centro "está en fase muy avanzada", aunque a día de hoy no hay novedades oficiales al respecto. Sí confirman miembros de la institución que se producen reuniones todas las semanas para revisar los protocolos elaborados durante la anterior etapa con José Carrillo al frente del rectorado, y que serán los mismos que regularán el funcionamiento de las donaciones

11 comentarios

Hoy en portada