se había convertido en núcleo de trapicheo

Más de 400 antidisturbios desalojan a los decenas de okupas instalados en el 'Johnny'

El Juzgado número 12 de Madrid ordena la intervención policial tras la denuncia interpuesta por el rector de la Universidad Complutense

Foto: Más de 80 detenidos en el desalojo del colegio mayor San Juan Evangelista
Más de 80 detenidos en el desalojo del colegio mayor San Juan Evangelista

Más de seis centenares de miembros de las Unidades de Intervención Policial (UIP), de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) y otras unidades de la Policía Nacional desalojan desde las cinco de esta mañana a más de 300 okupas que se instalaron en el edificio del colegio mayor San Juan Evangelista de la Universidad Complutense tras el cierre del centro en julio de 2014.

Por el momento, el desalojo se está desarrollando sin altercados. Aunque la Policía ha detenido ya a más de 80 de sus moradores, la mayoría por infracciones relacionadas con la Ley de Extranjería. La operación ha sido ordenada por el Juzgado de Instrucción número 12 de Madrid después de la denuncia presentada por el rector de la Universidad Complutense, Carlos Andradas, quien ya venía advirtiendo sobre el polvorín en el que se había convertido el inmueble, donde habían tenido lugar numerosas reyertas, "fiestas salvajes" -según dijo el propio Andradas- e incluso explosiones de gas.

El desalojo del 'Johnny'

La operación está siendo desarrollada tanto por las mencionadas unidades, que forman parte de la Brigada de Seguridad Ciudadana, como por los servicios de Información del cuerpo, coordinados ambos departamentos por la Jefatura Superior de Policía de Madrid, que ha requerido del apoyo de grupos provenientes de otras ciudades para llevar a cabo un desalojo que ya había sido requerido tanto por el rector de la Complutense como por los directores de los colegios mayores cercanos.

Tras el cierre del conocido como 'Johnny', que ha sido un referente cultural para la ciudad de Madrid durante años, apenas pasaron unos meses cuando los primeros okupas hicieran suyo el inmueble por la vía de los hechos. Al principio, se instalaron y se comprometieron a crear allí un espacio cultural alternativo. Pero nada más lejos de la realidad. El edificio pronto se convirtió en un imán para traficantes del menudeo y otro tipo de delincuentes.

Okupas

 

Los moradores trampearon la luz, el gas y el agua y muy pronto transformaron lo que había sido un nucleo de ilustración en un nido de trapicheo de drogas, que acumula toneladas de basura y donde a diario se producen peleas que requieren de intervención policial. La Fundación San Juan Evangelista ha tratado en vano de recuperar la zona durante estos últimos meses. Incluso llegó a reunirse con la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y con la presidenta de la comunidad, Cristina Cifuentes, quienes se comprometieron a poner de su parte para recuperar el espacio.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
20 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios