'El Johnny', Monedero, el caso cadáveres: la UCM tiene 'paradas' sus grandes polémicas
  1. España
  2. Madrid
EL NUEVO RECTOR NO RESUELVE LOS PRINCIPALES CASOS MEDIÁTICOS

'El Johnny', Monedero, el caso cadáveres: la UCM tiene 'paradas' sus grandes polémicas

Faltan ocho semanas para que se cumpla el primer año de Carlos Andradas al frente de la Complutense y todas las grandes controversias continúan paralizadas o sin resolución

placeholder Foto: Operación policial para desalojar el colegio mayor San Juan Evangelista en Madrid. (EFE)
Operación policial para desalojar el colegio mayor San Juan Evangelista en Madrid. (EFE)

En apenas ocho semanas se cumplirá el primer año de Carlos Andradas al frente del rectorado de la mayor universidad de España por número de estudiantes. El matemático destronó a José Carrillo el pasado mayo en un momento especialmente complejo para la Complutense: la abultada deuda del centro alcanzaba los 70 millones y el nuevo equipo rectoral debía enfrentarse a dos de los casos más polémicos ocurridos en la Ciudad Universitaria: el relativo a Juan Carlos Monedero y el escándalo de los cadáveres de Medicina. A día de hoy, no solo siguen ambos paralizados, sino que han surgido algunos más que ya han hecho saltar todas las alarmas en el seno del claustro: el cierre del mítico Colegio Mayor San Juan Evangelista en el que vivían cientos de okupas desde 2014 y para el que todavía no hay un proyecto o la polémica desatada en el profesorado ante la necesidad de encontrar nuevas vías de financiación privada para la superviviencia de las cátedras tienen paralizado el centro universitario.

Andradas alcanzó el rectorado prometiendo rescatar el plan de excelencia académica y acabar con la última etapa de Carrillo, que muchos miembros de la universidad reconocieron como "excesivamente politizada", coincidiendo además con el nacimiento de Podemos, cuyos principales líderes pertenecen a la Facultad de Ciencias Políticas del Campus de Somosaguas. El nuevo rector afirmó que el centro 'abriría las ventanas' y auguró una nueva era para la Complutense que, a juzgar por los resultados 10 meses después, no termina de despegar. Los retos más inmediatos pasaban por terminar con las polémicas que reventaban las costuras de la universidad.

Todavía con Carrillo en el rectorado, se destapó la trama de los cuerpos en la facultad de Medicina cuya investigación concluyó con que en el hacinamiento de cádaveres "hubo prácticas irregulares que podían ser constitutivas de delito". El entonces jefe de la Ciudad Universitaria envío el caso a la Fiscalía, donde todavía sigue abierto. Andradas prometió en junio la creación de un nuevo centro para gestionar la donación de cuerpos que dependería del propio rectorado para gestionar y supervisar el proceso con todas las garantías necesarias, y que estaría en funcionamiento en el mes de septiembre, aunque a día de hoy no hay ninguna novedad sustancial al respecto.

Fuentes universitarias sí confirman que se producen reuniones todas las semanas para revisar los protocolos elaborados durante la anterior etapa que regularán el funcionamiento de las donaciones y esperan poder llevar su aprobación definitiva al consejo de gobierno del 15 de marzo. En todo caso, el área de Trabajo de la universidad deberá llevar a cabo algunas obras y acondicionar los espacios destinados al centro, lo que podría llevar un plazo de tiempo de hasta un año.

En cuanto al futuro del San Juan Evangelista, conocido como el 'Johnny', que fue desalojado por 600 agentes antidisturbios, todavía es una incógnita. La Complutense encargó a un equipo de peritos evaluar los daños causados, que podrían oscilar entre los cinco y 10 millones de euros según los datos que estimó entonces la propia universidad, tras lo que demandó a Unicaja -concesionaria del centro situado en Metropolitano hasta 2038- para que la entidad bancaria asuma los costes finales. Pese a que la fundación del colegio mayor presentó hace días el proyecto cultural y universitario en el que pretenden convertir al 'Johnny', las obras del centro todavía no han comenzado. Fuentes cercanas al rectorado aseguran que hasta que no comiencen los trabajos, las inspecciones debidas y se resuelva la indemnización económica, todo seguirá paralizado. [Vea las imágenes de cómo estaba el 'Johnny' en el momento del desalojo].

El caso Monedero es sin duda la mayor polémica de corte político a la que se ha enfrentado la universidad, y constituyó también la primera gran crisis en la formación política liderada por Pablo Iglesias, como demuestran los papeles a los que El Confidencial ha tenido acceso, en los que Podemos reconoció que su entonces número tres estaba "fiscalmente mal, aunque no se debía decirlo". El profesor titular de la Facultad de Políticas habría ingresado 425.000 euros por trabajos de asesoramiento a gobiernos latinoamericanos sin advertir a la Complutense debidamente e incurriendo en un supuesto de incompatibilidad. Tras finalizar el proceso de información reservada abierto por el servicio de inspección universitario, la UCM decidió abrir un expediente disciplinario a Monedero por haber inclumplido las normas sobre incompatibilidades de la institución, que se traduciría en "falta muy grave".

Ahora está por ver la sentencia final que dictará el juez instructor nombrado por el rector Andradas. Todas las fuentes consultadas por este diario insisten en que el proceso "debería estar ya terminado", teniendo en cuenta los plazos y el asunto, de no excesiva complejidad. Sin embargo, tras casi un año desde el inicio del caso y a casi tres meses de celebrarse las elecciones generales, el fallo final todavía se desconoce. La falta muy grave podría conllevar en todo caso una penalización de entre tres y seis años de suspensión.

A los casos que saltaron a la opinión pública se suman los acontecidos en clave interna. El reglamento aprobado por el consejo de gobierno para promocionar nuevas vías de financiación a través de patrocinios y planes de mecenazgo ha puesto en pie de guerra a los decanos de las principales facultades, que denuncian la "mercantilización" de la universidad y cuya primera 'víctima' podría ser la cátedra de la Memoria Histórica: o encuentra mecenas externos o correrá el riesgo de desaparecer. Tampoco termina de sellarse un acuerdo en torno al plan docente para 2016, que constituye el gran reto para poner en marcha el centro universitario. Todos los sindicatos rechazaron de plano esta semana la propuesta del equipo de Andradas tras mantener nueve reuniones con la vicerrectora de Política Académica y Profesorado, Mercedes Gómez Bautista.

Universidad Complutense de Madrid Carlos Andradas Juan Carlos Monedero Pablo Iglesias Okupas
El redactor recomienda