4 min

El mercado de trabajo 'vuelve' a 2008

La brecha laboral se amplía: el paro cae el doble entre los hombres que entre mujeres

05.09.201705:00 H.

La recuperación del empleo ha dado grandes alegrías a los españoles en los últimos años. El indicador de confianza del consumidor en máximos históricos refleja bien cómo se ha instalado el optimismo entre los trabajadores. Sin embargo, el mercado laboral muestra algunas deficiencias preocupantes que se asemejan a las que había antes de la crisis. La más evidente ha sido la intensa destrucción de empleo en agosto una vez que se ha pasado la temporada de verano, que recuerda a lo que ocurría en los años del pico de la burbuja, cuando se destruían miles de empleos temporales en un solo día.

Otro de los puntos de preocupación es que vuelve a ampliarse la brecha de género en el paro: los hombres encuentran un empleo con más facilidad que las mujeres y, por lo tanto, salen de las listas del desempleo registrado. Según los datos publicados por el Ministerio de Empleo, el número de parados en agosto se redujo un 8,5% respecto al mismo mes del año anterior. Este descenso fue especialmente intenso entre los hombres, alcanzando el 12%, mientras que entre las mujeres no llegó al 6%. Esto significa que el ritmo de caída del desempleo masculino vuelve a ser el doble que el del femenino.

La consecuencia es que las mujeres vuelven a copar las colas del paro en las oficinas de Empleo. Durante la crisis, la mitad de los desempleados registrados eran varones, pero ahora este porcentaje ha caído hasta el 42%, mientras que las mujeres han subido hasta el 58%. Esto es, 16 puntos de diferencia en función del sexo.

El mercado laboral empezó a recuperarse a finales de 2013, cuando llegaron las primeras cifras consistentes de creación de empleo en tasa interanual. Desde entonces, el desempleo entre los hombres ha caído un 39%, mientras que entre las mujeres se ha reducido un 21%, poco más de la mitad.

Hay dos causas que explican tal diferencia entre los hombres y las mujeres. La primera es que el empleo crece más entre los varones. Según los datos de afiliación a la Seguridad Social, se han incorporado 1,12 millones de hombres al mercado laboral, por 0,77 millones de mujeres.

La segunda causa es la tendencia de incorporación femenina al mercado laboral. Desde el estallido de la crisis, han entrado algo más de 600.000 mujeres al mercado laboral (ya sea con trabajo o en el paro) según los datos de la EPA, mientras que han salido casi un millón de hombres. El incremento de la población activa femenina supone una noticia muy positiva para el país, ya que cada vez más mujeres entran en el mercado laboral, pero también dificulta la caída del paro. En el caso de los hombres, una buena parte de la salida de activos de los últimos años se ha producido como consecuencia de la inmigración: muchos de los extranjeros que llegaron a España durante la expansión económica, se han marchado a sus países de origen debido a la ausencia de oportunidades. Muchos de ellos eran hombres, lo que ha contribuido a reducir la población activa masculina.

Verano de récord que defrauda en empleo

La llegada de turistas este verano (que todavía no ha acabado) marcará un récord histórico para España. Sin embargo, los datos del mercado laboral de los dos últimos meses han defraudado a los analistas y anticipan una cierta ralentización de la creación de empleo. BBVA Research advierte de que se "encadenan cuatro meses de ralentización" en el empleo, lo que "constata que la recuperación del mercado laboral se está moderando". El ritmo de caída del paro ha descendido hasta el 8,5% interanual en agosto, el dato más bajo de los últimos nueve meses. En el caso de las mujeres, el número de desempleadas cae al 5,9%, el peor dato desde mayo de 2016, esto es, hace más de un año, mientras que entre los hombres alcanza el 12%.

La caída del paro masculino ha sido mucho más intensa durante toda la crisis, pero en 2016 se habían igualado las tasas. Sin embargo, este año vuelven a incrementarse, fruto de la creación de empleo entre los hombres. Desde 2013 han salido del paro casi 1,5 millones de personas, de las cuales el 63% (casi dos de cada tres) fueron hombres, mientras que el 37% restante fueron mujeres.

Los datos de agosto constatan que la recuperación del mercado laboral se está moderando

La consecuencia es que España ha vuelto a un escenario inédito desde el estallido de la crisis, un indicador más que refleja que la recuperación se realiza con el mismo modelo de crecimiento. Este escenario es que el 58% de los parados son mujeres, algo que no se veía desde febrero de 2008. El número de desempleados registrados ha aumentado en algo más de un millón de personas desde entonces, de las cuales el 57% son mujeres y el 43%, hombres. Sin duda, la recuperación del empleo es una buena noticia, pero quedan demasiados problemas pendientes por resolver antes de cantar victoria ante la crisis.

Principales Tags

Hoy en portada