del 4 al 14 de junio

Selectividad, nervios y ansiedad: qué hacer si te quedas en blanco en pleno examen

Del 4 al 14 de junio tienen lugar, en diferentes fechas, los exámenes de acceso a la Universidad. Estos son algunos consejos para realizar las pruebas de manera tranquila

Foto: Aunque parezca lo contrario, la educación universitaria es más importante que nunca | EFE
Aunque parezca lo contrario, la educación universitaria es más importante que nunca | EFE

Del 4 al 14 de junio se celebra en toda España la tan temida Selectividad —que realmente ya no se llama así—, los exámenes que todo futuro universitario debe aprobar para dar el salto de la Educación Secundaria a los estudios superiores. Los exámenes, que arrancaron este lunes en Castilla-La Mancha y se extienden hasta el 14 de junio en Andalucía, Cataluña y Galicia, son una de esas situaciones en las que las posibilidades de que los nervios nos traicionen pueden generar un desenlace trágico: ¿quién no lamentaría no entrar en la universidad por culpa de los nervios?

Además de todo lo que los alumnos pueden hacer durante los días antes de los exámenes, especialmente a la hora de preparar los contenidos que luego tendrán que desarrollar en las pruebas, existen algunas recomendaciones que se deben tener en cuenta durante las mismas, para tratar de salvar los obstáculos que la ansiedad y los nervios van colocando durante los exámenes. Fernando Miralles, profesor de Psicología de la Universidad CEU San Pablo, ha explicado a Europa Press cómo se puede reducir el nerviosismo ante los exámenes con algún ejercicio.

Lleva reloj y controla los tiempos

Ante la previsible norma de no tener los teléfonos móviles cerca durante los exámenes y la importancia que tiene saber el tiempo del que se dispone para cada prueba, es más que recomendable llevar reloj durante las pruebas. Según Miralles, con un reloj cerca se puede controlar en todo momento el tiempo que queda de examen y así, cada uno se puede hacer una idea de cómo tiene que desarrollar cada tema.

Es importante controlar el tiempo durante el examen, por lo que es recomendable llevar reloj
Es importante controlar el tiempo durante el examen, por lo que es recomendable llevar reloj

Precisamente controlando los tiempos es más sencillo acabar el examen sin tener que apurar en el último momento. Así, el profesor Miralles recomienda, entre otras cosas, empezar por la pregunta más asequible, porque permite aumentar la seguridad.

Expón, subraya... ¡y repasa!

A la hora de realizar el examen y contestar a las preguntas, el profesor recomienda exponer cada idea en un solo párrafo, y subrayar las ideas más importantes. Además, dentro de las posibilidades de cada uno, es recomendable dejar algo de tiempo para repasar, sobre todo en cuanto a ortografía. "Si no estás seguro de una palabra siempre habrá un sinónimo", señala.

Es vital la organización: primero, hay que leer todas las instrucciones y entender correctamente qué es lo que se pide en cada ejercicio. Una vez que se vaya a empezar a trabajar, hay que dividir el tiempo que le corresponde a cada tema, siempre dejando ese margen para repasar.

¿Y si me quedo en blanco?

No sería raro que, en pleno examen, uno se quede completamente en blanco. Es un momento en el que parece que el cerebro ha dejado de funcionar y ha olvidado por completo todo lo que ha ido aprendiendo a lo largo de los años. Los ejercicios de respiración siempre son recomendables ante cualquier momento de estrés, por lo que pararse un segundo y respirar profundamente no es una mala idea.

Aun así, el profesor Miralles tiene un truco para el peor de los escenarios. "Si te quedas en blanco o te pones nervioso, intenta parar y escribir en un folio 15 palabras que empiecen por la misma letra". De este modo, el cerebro desconectará durante un momento del examen y podrá volver a funcionar de forma correcta.

Pensar en la celebración

Por último, es importante evitar los pensamientos negativos. Como la sensación de relajación y alivio no se notará hasta finalizar la última prueba, un ejercicio para tratar de minimizar los nervios es pensar en algo satisfactorio, como por ejemplo, qué hacer al terminar la Selectividad. Si la mente se enfoca a pensar en cómo se celebrará el fin de los exámenes es posible que éste relativice la importancia de los mismos, y permita responder con más tranquilidad a todas las preguntas.

Y como el esfuerzo debe tener su recompensa, al finalizar hay que celebrar. "Celebra que el examen ha finalizado y que lo normal es que lo hayas aprobado", señala el profesor. El 95% de los que se presentan aprueba. "Y lo peor que puede pasar es suspenderlo, pero en poco tiempo volverás a tener el mismo examen, con el mismo temario, el mismo tiempo para hacerlo y habrás podido repasar todo más despacio", concluye.

Educación

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios