Es noticia
Menú
El curioso aspecto humano de las IA que no te imaginabas: también necesitan dormir
  1. Alma, Corazón, Vida
INTELIGENCIA ARTIFICIAL

El curioso aspecto humano de las IA que no te imaginabas: también necesitan dormir

Cuando hablamos de inteligencia artificial imaginamos un robot disponible las 24 horas, pero resulta que también necesita dormir

Foto: Las inteligencias artificiales necesitan dormir para aprender más (Owen Beard para Unsplash)
Las inteligencias artificiales necesitan dormir para aprender más (Owen Beard para Unsplash)

El mundo de la inteligencia artificial ha dado pasos de gigante en la última década. Ya disponemos de IA que generan imágenes completamente nuevas con una sola frase descriptiva gracias a que han asimilado miles de imágenes ya existentes. Estas IA combinan todo lo que conocen para crear algo nuevo y más o menos preciso.

Sin embargo, uno de los talones de Aquiles de las inteligencias artificiales es que, una vez aprenden un conjunto de tareas, no pueden aprender otras. Si se le enseña a la IA una nueva tarea, olvidará la anterior sobrescribiéndola. Si comparamos este fenómeno con el funcionamiento de un cerebro humano, no se parecen en nada. Nosotros tenemos una capacidad innata de aprendizaje acumulativo, vamos atesorando habilidades y conocimientos.

Foto: Gato, es una nueva IA capaz de realizar 607 tareas distintas. (Teslabot - Tesla)

Esto es posible, en parte, gracias a nuestra capacidad para dormir. Al entrar en la fase de sueño, damos tiempo al cerebro para consolidar lo aprendido y para almacenar todo lo que ha ocurrido en el día. Por eso, cuando no dormimos, nos volvemos olvidadizos y torpes. Y este es el punto en el que los científicos han relacionado a las IA con los humanos y se han hecho una pregunta clave: ¿y si una IA pudiese dormir?

Las IA necesitan dormir y soñar

Tal y como explican un grupo de científicos de la Universidad de California en San Diego a la revista News Cientist, se han realizado varios experimentos sobre redes neuronales artificiales para comprobar si un estado similar al sueño humano puede ayudar a las IA a aprender nuevas habilidades.

Cuando una IA alterna entre sueño y aprendizaje, puede aprender otra tarea

Parece ser que los experimentos ejecutados con las redes neuronales artificiales fueron bastante prometedores. Al principio, expusieron a una inteligencia artificial a un periodo de aprendizaje y otro de descanso. En ese momento, la IA olvidó lo que ya sabía. Sin embargo, si esto se ejecutaba con mayor celeridad, alternando rápidos momentos de aprendizaje con un estado parecido al sueño humano, la IA era capaz de recordar lo aprendido al haber consolidado las conexiones de la primera tarea.

Esto es algo difícil de visualizar y se complica todavía más cuando nos preguntamos si las IA pueden soñar. John Suit, el director de tecnología de la empresa de robótica KODA, explicó en una entrevista en Lifewire que las IA necesitan alternar periodos de caos y calma para ser más eficientes. Entran en un estado parecido al sueño tras el cual son capaces de resolver problemas que previamente no habían podido hacer. La semejanza entre humanos e inteligencias artificiales es bastante intrigante y parece que, gracias a estas similitudes, estamos más cerca de conseguir IA que sean más útiles para el ser humano.

El mundo de la inteligencia artificial ha dado pasos de gigante en la última década. Ya disponemos de IA que generan imágenes completamente nuevas con una sola frase descriptiva gracias a que han asimilado miles de imágenes ya existentes. Estas IA combinan todo lo que conocen para crear algo nuevo y más o menos preciso.

Tecnología Inteligencia Artificial Virales
El redactor recomienda