Es noticia
Menú
¿Cuántas emociones expresan los gritos humanos? Esto dice la ciencia
  1. Alma, Corazón, Vida
AAAAAAAH

¿Cuántas emociones expresan los gritos humanos? Esto dice la ciencia

Un grupo de investigadores se percató de que solo existían estudios acerca de los gritos que expresaban amenaza o miedo, lo que les llevó a iniciar un trabajo para ir más allá

Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

Un buen grito de vez en cuando sienta de maravilla, pero eso no quiere decir que siempre sea fruto del placer. De hecho, aunque se puede gritar de alegría, es más habitual reconocer este gesto en relación al enfado o a la rabia, también para canalizar la tristeza, la desesperanza. Es, en definitiva, un ímpetu de la euforia. Entonces, ¿cuántas cosas expresamos al gritar? ¿Y qué significa esto?

Por supuesto que otros animales, los mamíferos, suelen gritar, pero solo lo hacen cuando se sienten en medio de una situación de alarma o en momentos de peligro, amenaza o conflicto. También las personas gritamos por esas mismas razones, pero nuestras posibilidades van mucho más allá, tanto que la ciencia continúa investigando sobre ello, y algo ha podido averiguar ya.

Foto: Los monstruos siempre vienen por la noche. (iStock)

Según un estudio publicado en la revista 'PLOS biology', el cerebro percibe y procesa de forma distinta toda la gama de gritos humanos, que también son diferentes acústicamente. Así, los investigadores encargados del mismo han concretado que solo los seres humanos son capaces de expresar hasta seis emociones a través de los gritos: alegría, placer, ira, miedo, tristeza y dolor.

placeholder Fuente: iStock
Fuente: iStock

Descifrar los matices

Desde la Universidad de Zúrich, ya se habían percatado de que hasta la fecha solo existían estudios acerca de los gritos que expresaban amenaza o miedo. Esa escasez les llevó a iniciar un trabajo compuesto de cuatro experimentos psicoacústicos, de toma de decisiones perceptuales y de neuroimagen. Todo para descifrar los matices que componen esta acción tan cotidiana que se había pasado por alto.

Así, pidieron a 12 voluntarios que vocalizaran gritos positivos y negativos, cada uno respondiendo a determinadas situaciones. Los investigadores se encargaron mientras tanto de interpretar y calificar la emoción que se desprendía de aquellos gritos. Clasificaron las voces por categorías y sometieron a los quienes más potencia mostraron en sus cuerdas vocales a una resonancia magnética para ver las imágenes resultantes mientras emitían el sonido.

placeholder Fuente: iStock
Fuente: iStock

Los resultados fueron de lo más sorprendente. Llegaron a detectar seis tipos de gritos psicoacústicamente distintos, o lo que es lo mismo: seis emociones expresadas de esta forma. Y eso no es todo, porque lo más curioso es que quienes estaban encargados de oír y clasificar estos sonidos respondieron mejor, más rápido y con más sensibilidad neuronal cuando los gritos se relacionaban con emociones positivas.

Peligro, amenaza y mucho más

En concreto, los gritos que sonaban menos alarmantes generaron más actividad en las áreas del cerebro frontales y las relacionadas con el oído de quienes se dedicaban a la escucha.

placeholder Fuente: iStock
Fuente: iStock

"Los resultados de nuestro estudio son sorprendentes en el sentido de que los investigadores suelen asumir que el sistema cognitivo humano y el de los primates está específicamente ajustado para detectar señales de peligro y amenaza en el medio ambiente como un mecanismo de supervivencia. Se suponía que era el propósito principal de la señalización comunicativa en los gritos", apunta al respecto Sascha Frühholz, autor principal del estudio.

Sin embargo, lo que a priori parece simple parece haberse diversificado en gran medida en los humanos, "y esto representa un paso evolutivo importante", explica, porque compartimos con otras especies el potencial de señalar peligro cuando gritan, pero parece que solo nosotros lo hacemos para señalar también emociones positivas.

Un buen grito de vez en cuando sienta de maravilla, pero eso no quiere decir que siempre sea fruto del placer. De hecho, aunque se puede gritar de alegría, es más habitual reconocer este gesto en relación al enfado o a la rabia, también para canalizar la tristeza, la desesperanza. Es, en definitiva, un ímpetu de la euforia. Entonces, ¿cuántas cosas expresamos al gritar? ¿Y qué significa esto?

Ciencia Investigación Noticias Curiosas
El redactor recomienda