Es noticia
Menú
¿Hacen los tatuajes más atractivo? He aquí la respuesta
  1. Alma, Corazón, Vida
pintando tu piel

¿Hacen los tatuajes más atractivo? He aquí la respuesta

Un estudio ha analizado qué percibimos cuando vemos a una persona con el cuerpo tintado. Si no sirven para conseguir pareja por lo menos ayudan a entablar conversaciones

Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

Ötzi, el Hombre de hielo, no podía saber cuando vivió (allá en la Edad de Cobre) que se convertiría en la momia más antigua de nuestros antepasados europeos, y tampoco que la encontrarían dos alpinistas en 1991 en los Alpes de Ötzal. Aunque no falleció con las mejores condiciones de salud (tenía artritis, parásitos intestinales y la enfermedad de Lyme), estaba a la moda: su cuerpo estaba cubierto de tatuajes. Presentaba 68 tatuajes solamente en su muñeca izquierda, dos en la espalda, cinco en la pierna derecha y otros dos en la izquierda, convirtiéndose en la primera persona conocida con tatuajes, aunque en esos tiempos simbolizaban protección o curas contra enfermedades y brujerías.

Han pasado muchos años y, sorprendentemente, la moda de los tatuajes ha seguido acompañando al ser humano. Desde la momia de Amunet en Egipto (sacerdotisa de la diosa de Hathor en Tebas) que lleva dibujos grabados en su cuerpo al estilo de Ötzi, a los esclavos en Roma y Grecia, pasando por los yakuza japoneses, en todo el mundo y en prácticamente todas las épocas la gente ha tenido la idea de pintar su piel. Hoy en día es algo muy común, con más adeptos conforme pasan los años.

Los hombres y mujeres calificaron las imágenes de los hombres tatuados como más dominantes, agresivos y masculinos

En los países occidentales actualmente se considera una forma de expresión más que una manera de protegernos de los males de ojo. Una manera de explicarle a los demás quiénes somos, a partir de nuestra piel tintada. La persona con una pequeña mariposa en la muñeca parece diametralmente opuesta a aquella con un dragón que le atraviesa la espalda, sin embargo, ambas coinciden en ese amor por pintar su cuerpo, contando una historia. Ahora bien, ¿hasta qué punto hacen más atractivos los tatuajes?

placeholder

En 2017, Andrzej Galbarczyk y Anna Ziomkiewic decidieron comprobar si los tatuajes realmente hacen más atractivos a los hombres. Para su investigación eligieron fotos de hombres que no estaban tatuados y las modificaron digitalmente para añadirles algún dibujo. Después, se las presentaron a un total de 2.584 hombres y mujeres heterosexuales que tuvieron que calificarlas, informa 'Psychology Today'.

Los investigadores descubrieron que las mujeres juzgaban a los hombres con tatuajes como peores padres y parejas potenciales

Las mujeres no calificaron como más atractivas las versiones de los hombres tatuados, pero los hombres sí lo hicieron. Como todos los participantes eran heterosexuales, los dos promotores del mismo interpretaron que los hombres veían a otros hombres tatuados como rivales, lo que está relacionado con el hecho de que parecen aumentar su autoconfianza y autoestima cuando se tatúan por primera vez. Cabe decir que tanto hombres como mujeres calificaron las imágenes de los hombres tatuados como más dominantes, agresivos y masculinos. Galbarczyk y Ziomkiewic señalan que estas características relacionadas con la testosterona se asocian con frecuencia con una buena salud, lo que podría explicar la percepción de las espectadoras de que los hombres tatuados estaban más 'sanos'.

Pero algo más. Los investigadores descubrieron que las mujeres juzgaban a los hombres con tatuajes como peores padres y parejas potenciales. La conclusión a la que llegaron es que, aunque sea sorprendente, a las mujeres no les parecieron más atractivos los hombres tatuados porque el estudio solo evaluó el atractivo general, y sugieren que quizá se les valore más para considerar relaciones a corto plazo (teniendo en cuenta que sí les consideran más masculinos). Apoyando esta idea citan un estudio en el que las mujeres señalaron que los hombres que tenían cicatrices faciales postraumáticas eran más atractivos como parejas a corto plazo, pero no para una relación a largo plazo. Sea como fuere, aunque no sirvan para que se te considere más atractivo, por lo menos sí ayudan a comenzar conversaciones.

Ötzi, el Hombre de hielo, no podía saber cuando vivió (allá en la Edad de Cobre) que se convertiría en la momia más antigua de nuestros antepasados europeos, y tampoco que la encontrarían dos alpinistas en 1991 en los Alpes de Ötzal. Aunque no falleció con las mejores condiciones de salud (tenía artritis, parásitos intestinales y la enfermedad de Lyme), estaba a la moda: su cuerpo estaba cubierto de tatuajes. Presentaba 68 tatuajes solamente en su muñeca izquierda, dos en la espalda, cinco en la pierna derecha y otros dos en la izquierda, convirtiéndose en la primera persona conocida con tatuajes, aunque en esos tiempos simbolizaban protección o curas contra enfermedades y brujerías.

El redactor recomienda