Tres cosas que podría revelar sobre ti el hecho de hacerte un tatuaje
  1. Alma, Corazón, Vida
tu piel es un lienzo

Tres cosas que podría revelar sobre ti el hecho de hacerte un tatuaje

Últimamente se han realizado varias investigaciones con el fin de entender la personalidad de aquellos que deciden pintar su propio cuerpo

placeholder Foto: Fuente: iStock.
Fuente: iStock.

Ya sea un tatuaje maorí que recorre toda tu espalda, unas letras chinas que no sabes muy bien lo que significan, un 'amor de madre' o las huellas que simbolizan a la mascota que tuviste en la niñez, un tatuaje por lo general siempre representa algo tanto para ti como para el resto del mundo. Aunque con el paso de los últimos años se han ido poniendo más de moda (según las estimaciones realizadas por la Academia Española de Dermatología, uno de cada tres españoles de entre 18 y 35 años tiene un tatuaje), no se puede decir que nacieran precisamente ayer.

De hecho, si nos remontamos un poco (bastante) en el tiempo, la primera persona de la que se tiene constancia que dibujó retratos en su propia piel fue Ötzi, el Hombre de hielo, la momia más antigua de nuestros antepasados europeos, que vivió durante la Edad de Cobre. Se ha especulado que podrían haber sido realizados por aquel entonces como una especie de acupuntura, o función mágica y curativa. Después de él, desde Egipto a Grecia o Roma, son muchas las civilizaciones posteriores que también se apuntaron a la moda de decorar su cuerpo de esta manera.

Los tatuajes se volvieron a poner de moda en Occidente cuando el capitán Cook regresó de los Mares del Sur en 1769

Según la psicóloga Vinita Mehta, los tatuajes se volvieron a poner de moda en Occidente cuando el capitán Cook regresó de los Mares del Sur en 1769. Los marinos que le acompañaron en su viaje se impresionaron con los que llevaban las mujeres polinesas y decidieron imitarlas, lo que llevó a que se convirtieran en un emblema entre estos intrépidos viajeros, y después pasó a otros estratos de la sociedad: desde los yakuza y otros similares a la más alta nobleza europea.

placeholder

"Últimamente se realizan más investigaciones para entender los factores de personalidad de aquellos que deciden tatuarse", indica Vinita en un reciente artículo publicado en 'Psychology Today'. Un estudio dirigido por Viren Swami de la Universidad Anglia Ruskin reclutó individuos tatuados y no tatuados para completar varios cuestionarios de personalidad. Descubrieron así que los tatuados compartían tres rasgos:

Extroversión

Con más energía y más proclives a las actividades sociales, también suelen ser más propensos a la sociabilidad, amantes de la diversión, habladores y en general amigables. Según la psicóloga, es más probable que este tipo de personas acaben pintando su cuerpo, y de hecho es probable que conozcas varias personas que llevan un tatuaje 'a juego', ya sea con su pareja, amigos, u otras personas importantes en su vida.

Buscan experiencias

Estas personas prefieren tener aventuras a través de la mente y los sentidos, un estilo de vida no convencional y experiencias novedosas de bajo riesgo. Un ejemplo que Vinita pone es el de la escritora Elizabeth Gilbert, que reflexiona sobre sus propios tatuajes en 'Big Magic': " Quiero vivir esta vida temporal lo más decorada que pueda. No me refiero solo físicamente. Me refiero emocionalmente, espiritual, intelectualmente. No quiero tener miedo de los colores brillantes, el gran amor, las decisiones importantes, las nuevas experiencias y los cambios, o incluso un gran fracaso”.

Son únicos

Cuanto mayor sea la necesidad de singularidad de una persona, más diferente quiere ser de los demás. Los autores del estudio señalan este hallazgo: los individuos tatuados tienen una necesidad más fuerte de ser únicos, de acuerdo con investigaciones anteriores. Los tatuajes son un modo de autoexpresión o construcción de identidad. Esto puede ser especialmente cierto en sociedades donde el cuerpo está "mercantilizado", y por lo tanto un tatuaje puede ser una forma de presentar o comunicar las diferencias y/o singularidad de uno.

Tatuaje
El redactor recomienda