Chapa y pintura

Los verdaderos y desconocidos peligros de los tatuajes

A pesar de que cada vez es más común llenarse el cuerpo de tinta, mucha gente desconoce cómo reacciona su piel después de pasar por una aguja

Foto: Foto: iStock
Foto: iStock

Nuestro país es el sexto del mundo donde los ciudadanos se hacen más tatuajes. La afición de futbolistas y artistas ha animado a muchos españoles a sumarse a esta moda. Este es uno de los datos de un informe de la consultora Dalia, que ha establecido una clasificación mundial de las regiones donde el tatuaje es común, basándose en una encuesta realizada a 9.054 personas.

A pesar de que cada vez sea más común llenarse el cuerpo de tinta, mucha gente desconoce cómo reacciona su piel después de hacerse un tatuaje. En concreto, los expertos en salud señalan que las tintas pueden desencadenar reacciones alérgicas, que podrían conducir -por lo general- a complicaciones menores, pero que podrían llegar a ser graves.

"Estás introduciendo un cuerpo extraño a través de la piel y hay riesgos", explica Shawn Kwatra, profesor de dermatología en la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, a 'Medical Daily'. "A veces el cuerpo puede reaccionar de muchas maneras que nunca habías pensado", destaca. Lo cierto es que las reacciones alérgicas no tienen por qué ocurrir inmediatamente, pueden pasar semanas o incluso décadas después, según la Academia Estadounidense de Dermatología.

Cuidado con el color de la tinta

Estos efectos negativos pueden depender del color de la tinta utilizada. Mucha gente señala efectos secundarios leves, como enrojecimiento, hinchazón o picazón, en los dibujos realizados con el color rojo. Igualmente, varios informes señalan que esta tonalidad podría causar una reacción alérgica grave, acompañada de ampollas, escamación de la piel y secreción acuosa combinada con dolor grave, urticaria, dificultad para respirar o corazón acelerado.

Si tienes el gen de la psoriasis deberías evitar hacerte un tatuaje. Los dermatólogos señalan que podría desencadenar la enfermedad

"El proceso de hacerte un tatuaje puede ser completamente normal y no plantear ningún problema, pero podría haber algo en el pigmento rojo que tu cuerpo simplemente no acepta", simplifica Crystal Aguh, profesor de dermatología en la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins. "Lo cierto es que si nunca antes has estado expuesto a uno, no habría forma de que lo sepas antes de hacerte el tatuaje", añade.

Y como no podía ser de otra forma, el amarillo también podría traerte mala suerte. Aunque Molière muriese vestido de este color mientras interpretaba una obra de teatro, el resultado no tendría por qué ser el mismo si lo utilizas en un tatuaje, pero si podría provocar efectos no deseados. En concreto, puede aumentar la sensibilidad de la piel al sol.

La tinta roja podría causar efectos secundarios leves como enrojecimiento, hinchazón o picazón. Y la amarilla, aumentar la sensibilidad al sol

Más allá de colores, si se emplea una tinta que tu piel no admite, podría causar neurodermatitis. Esto provoca que se creen burbujas en el tatuaje y se convierta en "piel gruesa y coriácea", explica Aguh. Por otro lado, si tienes el gen para la psoriasis debes repensar el sueño de inmortalizar a tu perro en tu cuerpo. Los dermatólogos señalan que los tatuajes podrían desencadenar el desarrollo de la enfermedad.

Desafortunadamente, no hay un método o herramienta disponibles que pueda ayudar a predecir si cada uno tiene predisposición a desarrollar una reacción alérgica a los tatuajes. Los dermatólogos, en cualquier caso, recomiendan hacerse un tatuaje de prueba muy pequeño para ver cómo responde la piel a la tinta.

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios