Es noticia
Menú
La peculiar y entrañable relación entre una perra y una urraca
  1. Alma, Corazón, Vida
CREÍAN SER MADRE E HIJA

La peculiar y entrañable relación entre una perra y una urraca

La singular relación que poseen ambos animales causa sensación en las redes sociales después que la perra alimentara con su leche a esta urraca rescatada

Foto: La peculiar y entrañable relación entre una perra pitbull una urraca (Instagram @peggyandmolly)
La peculiar y entrañable relación entre una perra pitbull una urraca (Instagram @peggyandmolly)

La naturaleza es sabia, como dice el dicho. Y es que día tras día somos testigos de las extrañas y singulares relaciones entre especies de animales totalmente antagonistas como tal, pero que en realidad conviven de forma normal y casi natural.

Este es el caso de Peggy, una perra pitbull, y Molly, una urraca, cuya increíble relación, casi como el de una madre y una hija, ha cautivado a miles de usuarios a través de las redes sociales, ya que sus dueños comparten fotos y videos de ellas jugando y disfrutando de la vida en su cuenta de Instagram.

Todo comenzó en septiembre de 2020 cuando Peggy alertó a su propietaria, Juliette, al encontrarse a una pequeña urraca moribunda mientras realizaban su caminata diaria. Así que la rescataron, la llevaron a su casa situada en Coomera, Queensland (Australia) y la atendieron y cuidaron hasta que se recuperó.

Peggy 'adoptó' a Molly como su cachorro

En ese tiempo, ambos animales fraguaron un vínculo tan profundo que Molly se negaba a abandonar la casa, a pesar de que Juliette y su pareja, Reece, intentaron todo para dejarla volar en libertad. Y es que Peggy la ‘adoptó’ como si fuera su propio cachorro e, incluso, llegó a producir leche involuntariamente para su ‘nuevo bebé’.

“Siempre dejamos todas las puertas y ventanas abiertas y hemos intentado que vuelva a la naturaleza, pero no tiene ningún interés en dejarnos”, afirmó Juliette en declaraciones al diario británico Daily Mail. “Le hemos estado enseñando a atrapar sus propios gusanos y lagartijas. Pero realmente cree que es un perro y corre detrás de Peggy”, añadió.

La urraca Molly cree realmente que es un perro y va detrás de Peggy a todas partes

Durante ocho meses, ambos animales fueron inseparables. Ahora, Peggy ha sido madre de una traviesa cachorrita llamada Ruby. Por su parte, Molly ya vuela con otros pájaros, pero visita a Peggy a menudo y se ha convertido en la compañera de juegos perfecta para su enérgica cría. Una peculiar pero preciosa historia de amistad.

La naturaleza es sabia, como dice el dicho. Y es que día tras día somos testigos de las extrañas y singulares relaciones entre especies de animales totalmente antagonistas como tal, pero que en realidad conviven de forma normal y casi natural.

Animales Virales
El redactor recomienda