Algo pasa con los Border collies: un estudio revela que algunos perros son superdotados
  1. Alma, Corazón, Vida
Aunque no hablen, entienden

Algo pasa con los Border collies: un estudio revela que algunos perros son superdotados

Todo comenzó con una perra de origen noruego llamada Whisky, cuyo dueño afirmaba que el animal conocía los nombres de todos sus juguetes

Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

Los perros no han llegado a ser los mejores amigos de las personas por casualidad. Desde que estos animales entraron en contacto con el entorno humano y evolucionaron dentro de este, han mostrado tantas diferencias como parecidos con la gente que les rodea, tanto es así que científicamente resultan buenos modelos para estudiar el propio comportamiento humano. Seguro que has escuchado alguna vez a alguien decir de su perro que “solo le falta hablar”, o quizás tú mismo lo dices si conviven con uno o varios de ellos. Aunque aún desconocemos muchos aspectos que les identifican, la inteligencia de los perros es cada vez más indudable, así lo demuestra un nuevo estudio.

Claudia Fugazza y Ádám Miklósi, jefes del equipo de investigación de la Universidad Eötvös Loránd en Hungría, comenzaron hace años un proyecto que ha acabado demostrando que algunos perros pueden aprender hasta 12 nuevos nombres de juguetes en solo una semana, y recordar estos nuevos nombres durante al menos dos meses.

Foto: Se trata de un informe de la Universidad de Viena (Unsplash)

“Las investigaciones muestran que los perros parecen comprender mucho mejor las señales de comunicación humanas que otros animales, incluidos los grandes simios y los lobos. El proceso de domesticación, en el que los humanos seleccionaron específicamente a los perros por su capacidad para comprender la comunicación humana, probablemente haya contribuido a sus habilidades superiores”, sugiere al respecto la escritora científica Mary Bates en el portal de ‘Psychology Today’.

Una campaña en redes sociales

Fugazza y Miklósi conocieron a una perra de origen noruego llamada Whisky, cuyo dueño afirmaba que el animal conocía los nombres de sus juguetes. Como investigadores, quisieron comprobarlo, aunque no creían mucho en los resultados, Whisky superó con éxito las pruebas, demostrándoles que, efectivamente, poseía un gran vocabulario. Aquel descubrimiento dio paso al ‘Genius Dog Challenge’, una campaña en redes sociales para localizar a más perros con conocimientos tan impresionantes.

Shany Dror, estudiante de doctorado en el grupo de investigación y autora principal del nuevo estudio, pasó más de dos años junto con otros compañeros buscando perros en todo el mundo que presentaran características como las de Whisky. Consiguieron encontrar cinco más: Max (Hungría), Gaia (Brasil), Nalani (Países Bajos), Squall (Estados Unidos) y Rico (España). Los seis perros sabían los nombres de más de 28 juguetes, y algunos sabían más de 100.

Los animales demostraron este conocimiento mediante la prueba que conforma la base de este estudio: recuperar (con éxito) cada juguete a petición del propietario cuando el juguete se colocó en una habitación diferente, fuera de la vista del propietario, entre otros juguetes con nombre conocidos por el perro.

Algo pasa con los Border collies

Mientras tanto, Fugazza y Miklósi pasaron tres meses entrenando a 36 perros para que hicieran exactamente lo mismo, sin resultados. Aquello parecía sugerir que se trata de una habilidad poco común entre estos animales. En otras palabras: según estos estudios, existen perros superdotados. Asimismo lo reconoció Dror al compararlos con humanos superdotados como Einstein o Mozart: “No sabemos qué hace que estos perros sean diferentes; solo que la diferencia es muy, muy clara una vez que intentas enseñarles”.

Curiosamente, los seis primeros perros hallados con estas capacidades eran Border collies. Aunque desde entonces, el equipo ha podido identificar algunos perros "genios" más. Entre ellos, nuevos Border collies, pero también un pastor alemán, un pequinés, un mini pastor australiano y algunos perros callejeros.

Durante el proceso de las pruebas, que se realizaron en las propias casas de los canes, con un seguimiento mediante software de transmisión de vídeo en línea, se probó también la memoria que estos perros podían alcanzar en torno a los nuevos objetos un mes y dos meses después de los exámenes y manteniendo durante ese tiempo los juguetes almacenados.

"Si los dueños de perros quieren mejorar la comunicación con sus perros, es importante prestar atención a cada pequeña señal que le está dando a su perro, no solo las verbales sino también las no verbales"

Los perros superdotados no solo pudieron aprender hasta 12 nuevos nombres de objetos en una semana, sino que la mayoría también mantuvo una memoria a largo plazo de los nombres durante al menos dos meses de estudio, impresionando a los investigadores a todos los humanos presentes. Dror afirma que durante este estudio aprendió “lo sensibles que son los perros a las señales visuales inconscientes de sus dueños”.

El equipo de investigación tiene ahora dos objetivos principales. El primero: partir de los que estos perros han aportado como modelo para aprender palabras y comparar similitudes y diferencias en la forma en que los humanos y los canes aprenden vocabulario. El segundo: trabajar con los perros para comprender mejor cómo perciben el mundo."Si los dueños de perros quieren mejorar la comunicación con sus perros, es importante prestar atención a cada pequeña señal que le está dando a su perro, no solo las verbales, sino también las no verbales", afirma Dror al respecto.

Investigación Ciencia
El redactor recomienda