Seis cosas que puede que no sepas de los embarazos múltiples
  1. Alma, Corazón, Vida
Según la ciencia

Seis cosas que puede que no sepas de los embarazos múltiples

Las probabilidades de dar a luz a más de dos niños aumentan cuando la madre ha alcanzado los treinta años

placeholder Foto: Los mellizos son el tipo más común de este tipo de gestación (Unsplash)
Los mellizos son el tipo más común de este tipo de gestación (Unsplash)

Se conoce como embarazo múltiple el que origina entre dos y nueve bebés (nonillizos) y, aunque un mayor número de nacimientos suele ser noticia, cada día es más habitual su proliferación. Esto se debe al auge de los tratamientos de fertilidad y el embarazo en mujeres que superan los treinta años de edad.

Una vez sabido eso, ¿cuál es la frecuencia de gestación de niños de forma múltiple? ¿qué espera a la embarazada en los nueve meses siguientes? Si bien hay algunas nociones de dominio público (como la posibilidad de que uno de los mellizos absorba al otro), igual encuentras en esta enumeración algo que no supieras sobre los embarazos múltiples.

Foto: Zooey Deschanel y Jonathan Scott, en una imagen de sus redes sociales. (Instagram @jonathanscott)

En primer lugar, los mellizos son el tipo más común de este tipo de gestación. Según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, por cada mil nacimientos hay una media de 32.1 que son mellizos. Esto se debe al auge de los tratamientos de fertilidad. De hecho, estadísticas referidas por Parents reflejan que la cifra fluctúa de forma proporcional al número de embarazos que son fruto de ese tipo de embarazo.

¿Son gemelos y mellizos lo mismo?

A la hora de gestar a dos bebés, se puede dar el caso de que sean gemelos o mellizos. La diferencia reside en el material genético: los gemelos comparten el mismo ADN, mientras que los mellizos no.

placeholder Los gemelos tienen su origen en un único óvulo fertilizado (Unsplash)
Los gemelos tienen su origen en un único óvulo fertilizado (Unsplash)

Esto se debe a que los segundos son el resultado de dos óvulos separados y fertilizados por dos espermatozoides que se implantan en el útero al mismo tiempo. En este caso, los mellizos comparten la misma cantidad de material genético que cualquier otra pareja de hermanos. Por otro lado, los gemelos tienen su origen en un único óvulo fertilizado. Esta práctica es más cara, por lo que es también menos habitual.

Cabe destacar que, aunque los gemelos pueden compartir placenta o saco amniótico y tienen el mismo ADN, no son completamente idénticos. Hay múltiples variables que entran en juego, como la posición del bebé en el útero, según la Academia Estadounidense de Pediatría.

Foto: Leah llegó a pesar 112 kilos y ahora está en unos fantásticos 72 (Instagram)

Dejando de lado a las madres que dan a luz a dos bebés, cabe recordar que la gestante puede alojar más tipos de nacimientos múltiples. Trillizos significa tres bebés, cuatrillizos implicará cuatro, quintillizos cinco... y así hasta nonillizos (nueve). Como se ha comentado anteriormente, las probabilidades de embarazarse de más de un niño aumentan cuando la madre ha alcanzado los treinta años.

El perfil de la embarazada

Los expertos señalan que los cambios hormonales pueden causar la liberación de más de un óvulo en el momento de la ovulación. A esto pueden sumarse antecedentes múltiples en la familia y un embarazo previo en el que se dio a luz a más de un hijo. Los medicamentos para la fertilidad y las tecnologías de reproducción asistida, como la fertilización in vitro, aumentan igualmente las probabilidades porque, a menudo, producen más de un óvulo.

Una quinta curiosidad, inherente a gran parte de las madres que tienen hijos múltiples, es que son altas y consumen productos lácteos. Un estudio de 2006 publicado en el Journal of Reproductive Medicine que midió a 129 mujeres arrojó que la altura media de estas embarazadas es de 1,67 metros.

Las probabilidades de dar a luz a más de un niño crecen una al cumplir treinta años

Una segunda investigación realizada ese mismo año por el Dr Steinman, también publicada en el Journal of Reproductive Medicine, concluyó que las mujeres que toman productos de origen animal (específicamente lácteos) tenían cinco veces más probabilidades de quedarse embarazadas de bebés múltiples en relación con las veganas.

Por último, el fenómeno que parece sacado de una película de terror: los bebés múltiples pueden absorberse en el útero. El conocido como 'síndrome de gemelo desaparecido' acontece en el 30% de los embarazos multifetales. Se produce cuando un bebé deja de desarrollarse y, por lo general, es absorbido nuevamente por el útero. En la mayoría de los casos tiene lugar incluso antes de que el médico escuche su latido.

Foto: Foto: iStock.

En definitiva, hay varias razones que explicarían la proliferación de nacimientos múltiples. Con el cambio del papel de la mujer en la sociedad, las embarazadas tienden a retrasar la decisión de materializar su deseo de ser madres. De hecho, la edad media en España se sitúa en los 31 años. Esta y otras variables, como los tratamientos de fertilidad, han provocado que haya más gemelos y mellizos cada día.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Gemelos Maternidad
El redactor recomienda