Cómo adelgazar 22 kilos después del embarazo sin ir al gimnasio
  1. Alma, Corazón, Vida
HOY ES UNA PERSONA NUEVA Y FELIZ

Cómo adelgazar 22 kilos después del embarazo sin ir al gimnasio

Una mujer explica cómo consiguió perder los kilos que le sobraban gracias a una alimentación saludable y equilibrada y a un deporte que ella misma eligió

Foto: Cómo adelgazar 22 kilos después del embarazo sin ir al gimnasio
Cómo adelgazar 22 kilos después del embarazo sin ir al gimnasio

Uno de los grandes retos a los que se enfrentan las mujeres después de dar a luz es recuperar su antigua figura. No es fácil perder peso y volver a lucir igual de bien que antes del embarazo, por lo que son muchas las que optan por ponerse en manos de especialistas para tratar de adelgazar. Sin embargo, ese no fue el caso de Tuhina Chakraborty Budhani.

Esta mujer tiene 32 años y ganó mucho peso con su embarazo. Sin embargo, después de dar a luz no era capaz de perderlo, pero tampoco quería obligarse a ir al gimnasio. El problema era importante: apenas mide 1,50, pero varias semanas después de tener a su hijo seguía pesando 72 kilos, demasiados para su estatura. Por lo que tomó la decisión de adelgazar y perder peso.

Foto: Una pareja adelgaza 240 kilos entre ambos y explica sus tres trucos para lograrlo

Tal y como reconoce a Times of India, el aumento de peso que acumuló durante su embarazo le hizo sentirse "pesada y perezosa" después del parto. Tanto que comenzó a temer por su salud, ya que se pasaba los días en un estado físico de total apatía, a pesar de contar con el bebé recién llegado. El hecho de no estar a gusto le llevó a querer volver estar en forma.

Adelgazó 22 kilos

Sus más allegados le habían aconsejado que durante los primeros seis meses después del parto no hiciera ejercicios físicos complicados. Por eso, se centró en alimentarse de manera sana y equilibrada, reservándose uno o dos caprichos a la semana. Así, y solo controlando su alimentación, logró adelgazar siete kilos en un plazo de seis meses. Era el camino correcto.

La llegada de la pandemia le obligó a realizar algunas actividades físicas que, hasta ese momento, delegaba en otras personas

Después de esos primeros seis meses llegó el momento de dar un paso más en su plan de adelgazamiento y comenzar a hacer deporte. Coincidió en el tiempo con la llegada de la pandemia a India y el confinamiento decretado por las autoridades de ese país. Eso hizo que Tuhina se quedara sin ayuda en casa… pero le sirvió como incentivo.

A partir de ese momento, comenzó a hacer las tareas del hogar que antes no hacía y, además, empezó a hacer algo de ejercicio. Eran apenas 20 minutos diarios, pero se lo tomó muy en serio dando el cien por cien haciendo abdominales, sentadillas o la plancha. Poco a poco fue aumentando su tiempo de entrenamiento hasta alcanzar una hora de trabajo diario.

La pandemia ha provocado nuevas situaciones en la vida cotidiana (EFE EPA/Darek Delmanowicz)
La pandemia ha provocado nuevas situaciones en la vida cotidiana (EFE EPA/Darek Delmanowicz)

Además, ha añadido una serie de ejercicios aeróbicos a su rutina de ejercicios para hacerlos más divertidos e, incluso, ha comenzado a dar clases de baile que le han ayudado a perder peso. Cada día que pasa está más convencida de la decisión que tomó y, cuando surgen las dudas, solo tiene que recordarse a sí misma las ventajas de tener un cuerpo sano como el que tiene ahora.

Una alimentación saludable

Tuhina reconoce que "cada vez que veo mi foto ahora o miro al espejo, me siento muy bien con la apariencia de mi cuerpo en este momento. Además, cuando las personas me preguntan sobre mi camino hacia el deporte y elogian mi arduo trabajo, me motiva a seguir adelante". Ya no hay vuelta atrás: entre su alimentación equilibrada y el deporte ha adelgazado 22 kilos.

Foto: ¿Las bebidas 'light' son buenas para adelgazar? La ciencia tiene la respuesta

No quiere recordar los días pasados en los que la pereza y la falta de fuerzas le hacían el día cuesta arriba. Ahora solo piensa en el futuro y dentro de diez años se ve con un cuerpo similar al que tiene ahora porque no piensa renunciar al deporte: "He trabajado muy duro para lograrlo. No quiero enfrentarme a ningún problema de salud más adelante en la vida por culpa de mi peso".

Antes comía todo lo que quería y ahora se cuida y encuentra alternativas saludables a esas comidas. Un ejemplo de su alimentación diaria es así: antes del desayuno toma un vaso de agua tibia con canela en polvo y una pizca de limón; para desayunar, un té y un tazón de avena con frutos secos, frutas y semillas de lino, aunque lo combina con batidos frescos y tortitas de avena.

Nunca cena más tarde de las 8 para que su cuerpo pueda hacer la digestión antes de irse a la cama

A la hora de comer suele elegir productos caseros como lentejas, estofados, pollo, pescado, ensaladas o pan indio. Sin embargo, ha eliminado de su dieta el arroz y las patatas ya que no le sentaban bien. Por último, a la hora de cenar, suele elegir platos con muchas verduras y ricos en proteínas como el queso paneer, huevos cocidos o ensaladas de garbanzos. Y siempre cena antes de las 8 de la tarde para hacer la digestión antes de acostarse.

Así ha conseguido adelgazar 22 kilos en menos de un año y su peso se ha reducido hasta los 50 kilos. De vez en cuando se permite algunos caprichos que sirven como recuerdo de lo bien que está haciendo las cosas. Su decisión de perder peso fue todo un éxito y hoy es una persona nueva que no quiere volver a pasar por los problemas físicos que padeció en el pasado.

Trucos adelgazar Adelgazar Perder peso Adelgazamiento
El redactor recomienda