De Ávalon a Kítezh: las ciudades que aún están por descubrir
  1. Alma, Corazón, Vida
lugares mitológicos

De Ávalon a Kítezh: las ciudades que aún están por descubrir

Desde la legendaria Atlántida al lugar que vio nacer a Arturo y los demás caballeros de la mesa redonda, repasamos la mitología de estas zonas mágicas

placeholder Foto: 'El último sueño de Arturo en Ávalon', de Edward Burne-Jones Coley.
'El último sueño de Arturo en Ávalon', de Edward Burne-Jones Coley.

El ser humano siempre anda buscando lugares desconocidos que poder conquistar. Quizá por ello, y porque el mundo es extenso, en el imaginario popular conviven las historias de ciudades fantásticas, desaparecidas en el tiempo, que algún dia solo los elegidos o los más aventureros podrán encontrar. Son reinos fantásticos, donde pueblan las hadas o los inmortales, hechos de oro o tecnológicamente avanzados que, sin embargo, se encuentran en el olvido.

Hoy te traemos una recopilación de algunos de los más famosos. Desde la legendaria Atlántida al lugar que vio nacer a Arturo y los demás caballeros de la mesa redonda hay algo onírico en estos lugares mitológicos. Quizá en el hecho de que no se sabe si son reales o no resida su magia.

La Atlántida

Todo es culpa de Platón, en realidad. Según explicaba el filósofo en sus relatos, era una tierra tecnológicamente avanzada que se encontraba al oeste de las columnas de Hércules, que logró dominar buena parte de Europa occidental y de África hasta que, por culpa de algún cataclismo no específico, desapareció misteriosamente de la noche a la mañana.

placeholder Atlántida. (iStock)
Atlántida. (iStock)

Las hipótesis acerca de dónde podría encontrarse (desde Anatolia a Túnez, pasando por nuestro propio país) son muchas y muy variadas, y así ha sido desde la Edad Media, pues lleva siglos buscándose sin descanso con poco éxito hasta la fecha. El consenso general es que algún día se encontrará hundida bajo las profundidades de algún océano, pero mientras tanto solo nos queda soñar con su magnificencia.

El Dorado

La ciudad legendaria del Dorado, según cuentan las historias, estaría hecha de oro y ubicada el territorio del antiguo Virreinato de Nueva Granada. La leyenda de este peculiar y bello lugar se forjó en Colombia, cuando los conquistadores españoles (en concreto el cordobés Sebastián de Belalcázar) escucharon acerca de un ritual que consistía en que un rey se cubría el cuerpo con polvo de oro y realizaba ofrendas en una laguna sagrada.

placeholder  (Wikipedia).
(Wikipedia).

Lo cierto es que muchos exploradores se lanzaron a la aventura, soñando encontrar esta particular ciudad, pero todo fue en vano. La leyenda, eso sí, persistió hasta bien entrado el siglo XVIII, cuando los avances en cartografía acotaron la zona y sugirieron que probablemente el lugar nunca había existido realmente.

Camelot

Camelot no era una ciudad como tal, sino la fortaleza y el reino del legendario rey Arturo. Su ubicación sigue siendo un misterio y no se sabe si realmente existió. Los expertos apuntan que podría tratarse de una provincia romano-británica ficticia de la Britania posromana, aunque los relatos la ubican en algún lugar de Gran Bretaña, sin especificar del todo.

placeholder Camelot. (iStock)
Camelot. (iStock)

Ernst Brugger, sugirió que se trataba de una derivación de Camlann, el sitio de la última batalla de Arturo. Otros hablan de Lyonesse, la tierra donde habría nacido Tristán, uno de los caballeros de la mesa redonda (y protagonista de la leyenda de 'Tristán e Isolda'), lugar que se hundió en el mar en el momento en que murió Arturo. Sea como fuere, a día de hoy solo es una leyenda más del imaginario popular, aquel lugar donde vivieron Arturo, Lancelot y los demás.

Kítezh

Kítezh sería algo así como la Atlántida rusa. La leyenda de esta particular ciudad se remonta a la literatura popular rusa del siglo XIII, cuando la invasión de los mongoles. Según la historia, ante la amenaza de este pueblo se hizo invisible y escapó de los invasores.

placeholder  (Wikipedia).
(Wikipedia).

Otras versiones señalan que no se hizo invisible, sino que se hundió, lo cual tendría sentido pues se encuentra en la zona del lago Svetloyar, y algunos aseguran que aún a día de hoy en los días más tranquilos se escucha repicar las campanas y los cantos de sus habitantes.

Ávalon

Volvemos a las leyendas de Arturo: Ávalon es el nombre de una isla legendaria de la mitología celta, ubicada en algún lugar de las islas británicas, donde (según la leyenda) los manzanos dan sabrosas frutas durante todo el año y habitan nueve reinas hadas, entre ellas Morgana.

placeholder (Wikipedia).
(Wikipedia).

Algunos expertos aseguran que podría tratarse de Glastonbury, zona conocida en la actualidad, entre otras cosas, por su famoso festival. Según el cronista medieval Giraldus de Cambrai, durante el reinado de Enrique II se realizó una búsqueda por la zona y se descubrió un enorme ataúd de roble con una inscripción que rezaba 'Hic iacet sepultus iclitus rex Arthurus in insula Avalonia', o 'Aquí yace sepultado el Rey Arturo, en la isla de Ávalon'. Otros, sin embargo, apuntan que se trataría de otro nombre dado a Helheim, el reino de la muerte en la mitología nórdica.

Penglai Shan

También conocido como monte Penglai o isla Penglai, es una tierra de la mitología china, aunque también hay versión japonesa. Según la leyenda, la montaña se encontraba en una isla al este del mar de Bohai junto a otras cuatro islas donde moraban los ocho inmortales. La montaña sería blanca, con palacios de oro y platino y árboles en los que crecen joyas.

placeholder (Wikipedia).
(Wikipedia).

Existe una ciudad llamada Penglai en Shangdong, China, que aunque no se sabe si se corresponde con el origen de la leyenda sí que ha llevado a que se atribuya el origen del mito. Otras teorías apuntan que en realidad la leyenda habla de Taiwán, Japón o incluso la isla de Jeju.

La ciudad perdida de Z

A finales del siglo XIX, cuando la exploración en busca de El Dorado estaba en su máximo apogeo, investigadores europeos se internaron en las selvas del continente americano para encontrar otras ciudades legendarias que se parecieran a esa.

Percy Harrison Fawcett viajó a la Amazonía con el objetivo de dar con lo que él llamó en sus diarios "la ciudad perdida de Z". Desapareció sin dejar rastro en 1925

Uno de los más famosos fue el británico Percy Harrison Fawcett, que viajó a la Amazonía con el objetivo de dar con un lugar que contenía una civilización extraordinaria y que él llamó en sus diarios "la ciudad perdida de Z". Sin embargo, desapareció sin dejar rastro en 1925, dando lugar a todo tipo de conjeturas y consiguiendo que esta mítica ciudad incluso tenga película propia.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Curiosidades
El redactor recomienda