El miedo a perderse algo: la razón psicológica por la que muchos necesitan volver a la oficina
  1. Alma, Corazón, Vida
síndrome FOMO

El miedo a perderse algo: la razón psicológica por la que muchos necesitan volver a la oficina

No estar presente físicamente produce a algunas personas sensación de perderse aspectos laborales importantes, provocando sentirse menos útiles que los demás y, por tanto, miedo a ser despedidos

placeholder Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

Hace unos años comenzamos a oír hablar del síndrome FOMO (‘fear of missing out’; en castellano, miedo a perderse algo), una patología psicológica descrita como “una aprensión generalizada de que otros podrían estar teniendo experiencias gratificantes de las cuales uno está ausente”. Este tipo de ansiedad social se fraguó en mayor medida por culpa de las redes sociales, que provocan a muchos una necesidad de estar colgados constantemente de las pantallas para comprobar que no se están perdiendo una oportunidad de interacción social, una experiencia novedosa, una inversión rentable u otros eventos satisfactorios.

Foto: Empresas y autónomos recurren al teletrabajo durante el estado de alarma

Aunque naciese de la mano de internet, el coronavirus ha provocado que el FOMO haya alcanzado al mundo laboral. Con la llegada de la pandemia, el teletrabajo se instaló en la vida de muchos empleados, las oficinas se quedaron desiertas y la relación con los compañeros se resintió. A medida que el modelo remoto se mantiene en el tiempo, cada vez más empleados manifiestan sufrir ese temor a estar perdiéndose algo en sus trabajos. “En consulta ha sido más recurrente que aparezcan pacientes con este tipo de síntomas sobre el miedo a estar perdiéndose algo en el trabajo y una necesidad de estar más presente”, ejemplifica a El Confidencial Macarena del Cojo, psicóloga general sanitaria del Instituto Psicológico Cláritas.

Síntomas del FOMO laboral

La psicóloga explica que este miedo a perderse algo surge al no estar en contacto con aquello que nos proporciona seguridad o satisfacción, “como es la aceptación de los demás, ya sea en las redes sociales o como puede ocurrir en el ámbito laboral”.

“El hecho de estar a diario dentro de un ámbito laboral e interactuar con los compañeros de trabajo y jefes nos proporciona una serie de refuerzos positivos sobre nuestros logros y valía. Por lo que en tiempos de pandemia, en los que hemos tenido que trabajar desde casa y no existe ese contacto directo con distintos estímulos laborales, aparecen sentimientos de inseguridad ya que no sentimos esa aprobación de los demás”, señala.

En concreto el FOMO laboral se manifiesta como sentimientos de inseguridad sobre si estás haciendo bien tu trabajo. “Es decir, normalmente se tiene la sensación de que al no estar presente físicamente te estás perdiendo aspectos laborales por lo que te sientes menos útil y válido que los demás”, apunta al tiempo que señala el auténtico temor: “Lo que deriva en un miedo a perder el puesto de trabajo”.

¿Un miedo racional?

La especialista explica que es lógico que en un principio todos nos hayamos sentido un tanto desconcertados con el teletrabajo, ya que no era algo habitual en nuestras vidas. “Con el tiempo, debido a nuestra capacidad de resiliencia, nos hemos ido adaptando a las nuevas circunstancias sin que supusiera mayor dificultad”, apunta.

Foto: Los trabajadores de Reino Unido son los más afectados por el teletrabajo (EFE/Emilio Naranjo)

Sin embargo, cuando esta inseguridad y miedo es algo recurrente en el tiempo, “ya no se trataría de un estado racional; sino que estaríamos hablando de un miedo irracional, quizás relacionado con sentimientos de inferioridad y una necesidad de aprobación a través de agentes externos”, aclara.

Cómo tratar el FOMO laboral

Algunas empresas han tomado ciertas estrategias para que sus empleados no estén tan desconectados de la rutina de oficina, lo cual puede aliviar este FOMO a las personas que lo padecen. “El hecho de ir un día o dos a la semana a la oficina o realizar reuniones por videoconferencia puede ayudar a las personas a estar más conectadas con el resto de compañeros y ambiente laboral; y así no tener esa sensación de que se pierden aspectos relacionados con el trabajo”, explica la psicóloga.

Pero, si a pesar de estas estrategias, el miedo o la sensación de perdernos algo es persistente, la especialista cree que deberíamos de acudir a un profesional, “para que nos ayude a identificar por qué podría estar apareciendo estos síntomas y así trabajar en fortalecer nuestra seguridad a pesar de la pérdida de contacto con el resto de personas”.

Pandemia Coronavirus Psicología Psicología social Miedo Social Trabajo Empleo
El redactor recomienda