Así es como prosperan las relaciones laborales tóxicas incluso en el teletrabajo
  1. Alma, Corazón, Vida
QUE REINE LA PAZ

Así es como prosperan las relaciones laborales tóxicas incluso en el teletrabajo

Si el ambiente entre tú y tus compañeros o tu jefe no era muy bueno antes de que llegara la pandemia y ahora ha empeorado con el trabajo remoto, lee atentamente

placeholder Foto: Una mujer teletrabaja en Barcelona. (EFE)
Una mujer teletrabaja en Barcelona. (EFE)

Seguramente, muchos de los que tenían que lidiar con un mal ambiente de trabajo agradecieron, hasta cierto punto, que se impusiera la cuarentena. En este sentido, respiraron aliviados cuando se dieron cuenta de que ya no tendrían que ver la cara a un mal jefe o un compañero tóxico o engreído, pues ahora su vida laboral se reduciría a la pantalla del ordenador y a la intimidad del hogar.

Pero lo cierto es que hay dinámicas laborales muy nocivas que han podido seguir perpetuándose más allá de los muros de la oficina y durante estos últimos meses de cuarentena. Además, son muchos los psicólogos que avisan de que esta serie de relaciones tóxicas entre malos jefes o compañeros, pueden llegar a agravarse y empeorar al sumarle la circunstancia de estar aislados y sin posibilidad de socializar.

Foto: Fuente: iStock.

De hecho, ya avisaron diversos expertos que uno de los efectos colaterales del teletrabajo es la progresiva pérdida de confianza en tus compañeros. Al no haber presencia física ni lo que los ingleses llaman 'small talk' (conversaciones intrascendentes), el buen rollo que antes podía existir aunque fuera de manera leve, poco a poco se va desgastando. Entonces, como ya has dejado de entablar contacto físico con tus compañeros y solo te comunicas con ellos por una pantalla de ordenador o de móvil y generalmente solo tratas asuntos laborales, la confianza se resiente. Ya no hay posibilidad de salir a tomar algo todos juntos después de una dura jornada laboral ni momentos de dispersión entre todos.

¿Una cultura laboral tóxica?

Pero más allá de esta degradación de confianza, hay ambientes de trabajo que ya eran tóxicos antes de la cuarentena y cuya situación ha empeorado bajo la realidad del empleo remoto. "Una cultura laboral tóxica es aquella en la que los trabajadores están expuestos a peligros psicosociales", asegura Aditya Jain, profesora de recursos humanos en la Escuela de Negocios de la Universidad de Nottingham, en un artículo reciente de la 'BBC'. "Se caracterizan por relaciones interpersonales malas, una alta carga de trabajo, falta de autonomía personal, y ningún tipo de recompensa ni seguridad laboral".

"La distancia o el anonimato pueden facilitar los comportamientos negativos, es más fácil enviar un mensaje fuera de tono que decirlo cara a cara"

Si estas situaciones no se atienden o se atajan correctamente, las consecuencias para los implicados pueden ser muy negativas en relación a su estabilidad mental y emocional. Y sobre todo, tendrán un alto coste para la empresa, pues al fin y al cabo es más valioso disponer de una plantilla implicada en la que todos sus miembros responden a una, se respetan y se tienen en alta estima que aquella en la que todos van por libre, se menosprecian unos a otros o siempre están poniéndose la zancadilla.

¿A qué se debe esta degradación tan vasta de las relaciones laborales? En primer lugar, como explica Manuela Priesemouth, quien ha realizado una investigación sobre los ambientes de trabajo tóxicos y jefes abusivos, a una "mala política por parte de las altas esferas, cuyos comportamientos destructivos se filtran hacia los estratos bajos". Su teoría es que "si los gerentes empiezan a desarrollar comportamientos tóxicos, el resto de los individuos de la organización asumen que eso es lo normal y entonces actúan de esa forma". Al cabo de un tiempo, "todos creen que esa es la manera de afrontar el día a día".

Foto: Foto: iStock.

¿Cómo persisten estas malas actitudes incluso en el trabajo remoto? "Las culturas tóxicas persisten en los chats, correos electrónicos o reuniones por Zoom con un nivel similar de hostilidad", recalca Priesemouth. "La distancia o el anonimato pueden facilitar los comportamientos negativos, a veces es más fácil enviar un mensaje fuera de tono o amenazante que decirlo cara a cara". Por otro lado, hay que tener en cuenta que el hecho de vivir una crisis sanitaria no es fácil psicológicamente hablando para nadie, por lo que si no hay un esfuerzo por parte de todos para dar su mejor versión, las cosas pueden acabar muy mal. "La angustia y el agotamiento psicológico son algunos de los principales incentivos de estas conductas agresivas. La gente puede tener menos paciencia, lo que se traduce en una peor facilidad para comunicarse", agrega la experta.

Posibles soluciones

A la hora de hacer frente a una cultura laboral tóxica, Jain y Priesemouth coinciden en que lo primero que hay que hacer es que la empresa tome consciencia de esta disfunción en el entorno de trabajo, que identifique y aborde las causas que han llevado a esta mala situación. Evidentemente, esto no depende de los empleados, por lo que lo segundo que hay que intentar es ponerse al día y conocer todo lo relativo a tus derechos laborales.

En caso de que seas víctima de acoso o de un comportamiento abusivo por parte de tus jefes o compañeros, lo mejor que puedes hacer es guardar todos esos documentos que atentan contra ti. "Recopilar pruebas de que existe ese ambiente hostil puede ser una herramienta muy útil para fundamentar cualquier declaración que puedas hacer al equipo de Recursos Humanos o a la alta dirección", asegura Priesemouth. A su vez, "es muy beneficioso intentar encontrar aliados, tal vez compañeros que han tenido experiencias similares o hayan sido testigos de esas agresiones, que puedan servir de apoyo o ayudarte a abordar el problema". También hay que procurar "establecer límites más estrictos entre el trabajo y tu vida personal", prosigue la experta. Esto es bastante cierto, pues hay que inspirar y tratar a los demás con confianza pero tampoco en exceso, pues nunca sabes si en algún momento toda la información que brindes caritativamente puede ser usada en tu contra.

Empleo Relaciones laborales Recursos humanos Escuelas de negocio
El redactor recomienda