Es noticia
Menú
Los sorprendentes efectos de no beber nada de alcohol
  1. Alma, Corazón, Vida
Beneficios de ser abstemio

Los sorprendentes efectos de no beber nada de alcohol

Ser abstemio trae enormes ventajas para tu cuerpo y tu mente, desde gozar de un mejor humor hasta reducir el riesgo de padecer algunas enfermedades mortales en el futuro

Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

El consumo prolongado de bebidas alcohólicas es uno de los grandes factores de riesgo de cara a desarrollar algún tipo de enfermedad mortal en el futuro, ya sea hepática, cardíaca, mental o distintos tipos de cáncer. Por ello, lo mejor es no beber bajo ningún pretexto. Evidentemente, se trata de una droga social, de ahí que se relacione con ambientes festivos y celebraciones. Sin embargo, la huella del alcohol en la salud es muy profunda, de ahí que muchas personas se decidan por abandonar su consumo antes de que esta limite la vida del consumidor.

Si estás pensando pasar una larga temporada sin beber, este artículo te podrá ayudar a afrontarlo a raíz de la larga lista de efectos positivos, recopilados a partir de un artículo de la revista ‘Eat This Not That’, que produce en los niveles de bienestar de quien se decanta por la sobriedad. Si has entrado en este artículo porque crees que tienes un problema con el alcohol, no dudes en acudir a un experto en adicciones o a un grupo de apoyo para ayudarte con el proceso de deshabituación de la sustancia. En cualquier caso, nunca está de más repasar cuáles son los efectos positivos de apartarte de las bebidas alcohólicas, desde las aparentemente más inocuas, como el vino o la cerveza, hasta las más dañinas, como pueden ser el whiskey, la ginebra o el ron.

Ganarás en calidad de sueño

“Cuando consumes cualquier tipo de depresor del sistema nervioso central como el alcohol, normalmente no sueles alcanzar la fase REM del sueño, por tanto, no obtienes un descanso reparador”, asegura Jessica Hoffman, terapeuta estadounidense para dejar adicciones. “El alcohol es un gran supresor de esta fase en la que tu cuerpo y mente por fin descansan después de un largo día. Es así como, si llevas varios días sin beber, empezarás a notarte mucho más descansado y enérgico por la mañana”.

"La respuesta inmunológica disminuye 24 horas después de haber consumido alcohol”

Bebidas como la cerveza pueden provocarte una ligera sensación de somnolencia que te ayuda a conciliar el sueño, pero en realidad es un engaño, pues ni tu cuerpo ni tu mente descansan como deberían. Y esto a su vez redunda en que no solo rendiremos peor en nuestras tareas del día a día, sino que también a largo plazo nuestras capacidades cognitivas disminuirán.

Menos riesgo de padecer cáncer

“El hígado, encargado de eliminar las toxinas del cuerpo, es el órgano que más trabaja cuando bebes”, asegura Robin Barnett, autora de un libro sobre adicciones titulado ‘Addict in the house’. “Si el hígado está cargado de trabajo sufre un estrés que hace que se ralentice el resto de la actividad metabólica al tener que centrar sus esfuerzos en eliminar la sustancia tóxica del organismo. Y esto a su vez produce que el cuerpo sea mucho más vulnerable a desarrollar enfermedades como el cáncer”.

Mejorarás tu humor

Ya no tendrás que enfrentarte a las perezosas e incómodas resacas. Aunque sea en poca cantidad, el consumo de alcohol puede producir cambios bruscos de humor, generalmente a mal. Igualmente, beber durante años puede aumentar el riesgo de padecer algunos trastornos mentales como ansiedad o depresión, sin duda dos de los grandes males de nuestro tiempo. Por ello, si apuestas por una vida abstemia no solo ganarás en calidad física de vida, sino también mental.

Tu sistema inmune se fortalecerá

Otro de los efectos secundarios de beber alcohol es que eres más propenso a contagiarte de enfermedades, desde gripes hasta resfriados, por no hablar del dichoso coronavirus. El consumo de alcohol puede llegar a inhibir parcialmente el sistema inmune y ralentizar la respuesta que las defensas del cuerpo ofrecen a los microrganismos contagiosos. “Reduce la capacidad del cuerpo para reaccionar a amenazas externas”, asegura Barnett. “La respuesta inmunológica disminuye 24 horas después de haber consumido alcohol”.

Bajarás de peso

Por algo la llaman “barriga cervecera”. Aunque bien es cierto que hay estudios que aseguran que pequeñas dosis de vino tinto pueden llegar a tener un efecto antioxidante, en general todas las bebidas alcohólicas que hay en el mercado acaban desgastando enormemente tu organismo, y no solo eso, sino también llenándolo de grasa en base a la gran cantidad de calorías vacías que poseen. Otro de los detalles que provocan que los bebedores empedernidos también reporten más índices de obesidad es que el alcohol generalmente suele presentarse junto con aperitivos o ‘snacks’, desde patatas fritas, cortezas de cerdo o simples pinchos… que no, tampoco hacen nada por tu salud ni por bajar los números de la báscula.

Menor riesgo cardiovascular

El consumo de alcohol, ya sea moderado o frecuente, aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Esto es porque consumir de forma prolongada esta sustancia está directamente relacionado con los efectos que producen la presión arterial alta en el organismo. Además, muchas de las bebidas alcohólicas que encontramos en el mercado contienen una enorme cantidad de azúcar, que a su vez produce que se den niveles altos de glucosa y esto a su vez repercutir en la salud cardiovascular.

El consumo prolongado de bebidas alcohólicas es uno de los grandes factores de riesgo de cara a desarrollar algún tipo de enfermedad mortal en el futuro, ya sea hepática, cardíaca, mental o distintos tipos de cáncer. Por ello, lo mejor es no beber bajo ningún pretexto. Evidentemente, se trata de una droga social, de ahí que se relacione con ambientes festivos y celebraciones. Sin embargo, la huella del alcohol en la salud es muy profunda, de ahí que muchas personas se decidan por abandonar su consumo antes de que esta limite la vida del consumidor.

Cáncer Social Cerveza Trastornos mentales Enfermedades mentales
El redactor recomienda