Un conductor de autobús cambia el nombre de su ruta para pedir matrimonio a su novia
  1. Alma, Corazón, Vida
EN EL REINO UNIDO

Un conductor de autobús cambia el nombre de su ruta para pedir matrimonio a su novia

El coronavirus abortó su primera idea de pedírselo en algún lugar del extranjero y convenció a sus jefes para que el evento tuviera lugar en el mismo lugar donde se conocieron

placeholder Foto: Fiona y Chris, junto al autobús de la sorpresa (Stagecoach Bus)
Fiona y Chris, junto al autobús de la sorpresa (Stagecoach Bus)

Chris Oakley y Fiona Smith se conocieron en el garaje de Stagecoach, una compañía de autobuses que opera en diversas zonas de Inglaterra. Comenzaron una relación que, dos años después, marcha viento en popa, por lo que él quiso dar un paso más y pedirle matrimonio. Sin embargo, la pandemia había echado por tierra sus planes más románticos para ese día.

Como la movilidad en el Reino Unido se encuentra restringida, Chris dio vueltas a la cabeza para encontrar una fórmula original para pedir a su novia que se casara con él. Al final, la encontró: la citaría en el garaje de la empresa para una supuesta cita de trabajo y allí le daría la sorpresa con su herramienta de trabajo: el autobús.

Porque tanto Chris como Fiona trabajan como conductores de autobús, así que a él le pareció natural que si se habían conocido en ese garaje y ambos se dedicaban a lo mismo, tendría que hacer que su pedida estuviera relacionada. Así que decidió cambiar el nombre de la ruta que normalmente lleva a cabo por otra muy especial: la que le llevaría directa hasta el altar

"¿Quieres casarte conmigo?"

Chris entró a trabajar en la empresa en 2016 y Fiona lo hizo en 2019. Ella estaba un poco temerosa de la primera ruta que le asignaron, por lo que él se ofreció a acompañarla el primer día. Ahí comenzó una amistad que, en dos años, se ha convertido en una relación totalmente asentada. Él asegura que pocos meses después de conocerla sabía que era la mujer de su vida.

Foto: Lee alteró las caras de los personajes para que se parecieran a ellos mismos (Foto: YouTube)

Tal y como explica la web de Stagecoach, la empresa colaboró en la petición de matrimonio de Chris. Se inventaron un curso que permitiera al trabajador ir vestido de uniforme un día en el que, supuestamente, descansaba. Después, le dejaron un autobús para cambiar la ruta por el tradicional "¿quieres casarte conmigo?" y, por supuesto, les pareció una gran idea que la petición tuviera lugar en su propio garaje, el lugar donde se habían conocido.

Por supuesto, ella dijo que sí mientras sus compañeros, que no sabían nada de lo que iba a ocurrir, iban llegando a sus puestos de trabajo y se encontraban con la romántica escena. Una manera muy original de pedir a tu media naranja que se convierta, definitivamente, en la persona más importante del resto de tu vida.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Autobús Reino Unido Amor romántico Matrimonio
El redactor recomienda