Enciende cientos de velas para pedir matrimonio a su novia y quema la casa
  1. Alma, Corazón, Vida
A PESAR DE TODO, ELLA DIJO 'SÍ'

Enciende cientos de velas para pedir matrimonio a su novia y quema la casa

Un joven británico pasó cuatro horas preparando su piso para que la velada fuera perfecta, pero se pasó con las velas y los bomberos tuvieron que acudir para apagar el fuego

Foto: A pesar de que casi quemó la casa, Albert pidió matrimonio a su novia y ella dijo 'sí' (Foto: Twitter)
A pesar de que casi quemó la casa, Albert pidió matrimonio a su novia y ella dijo 'sí' (Foto: Twitter)

Albert Ndreu conoce los gustos de su pareja: para ella, lo más importante son los pequeños gestos. Por eso planeó una noche que ella nunca pudiera olvidar: iba a pedirle matrimonio, así que llenó su casa de velas para que fuera todo lo romántico posible y, después, hincaría la rodilla para ofrecerle el anillo soñado. Sin embargo, las cosas no salieron como esperaba.

Albert tiene 26 años y reside en la ciudad inglesa de Sheffield. Preparó con mimo la velada y, además de comprar una buena botella de vino para acompañar una exquisita cena, decoró las habitaciones con velas. Las encendió todas y después se fue a buscar a su prometida para darle la sorpresa de su vida. Pero, cuando regresaron, la casa estaba en llamas.

Lo único que pudieron hacer Albert y Valerija Madevic, su novia, fue llamar a los bomberos. Gracias a su rápida actuación el incendio pudo ser apagado antes de que se propagara a las viviendas contiguas, por lo que no hubo que lamentar heridos. Lo que iba a ser una noche inolvidable finalmente lo fue, pero por un motivo muy distinto al esperado.

Le pidió la mano

El ideólogo de la velada ha explicado al Telegraph que "Valerija siempre dice que lo más importante son los pequeños gestos todos los días, pero yo quería hacer algo especial para la pedida. No salió exactamente como pensaba, pero ella dijo que sí, así que creo que aunque el día dio un giro inesperado, terminó exactamente como yo quería".

Efectivamente, aunque la casa había quedado calcinada, tal y como se puede ver en las imágenes que los bomberos del condado de York subieron a su cuenta de Facebook, Albert Ndreu puso rodilla en el suelo y le pidió matrimonio a su novia. Valerija respondió que sí y eso es lo que les ha quedado de un día tan esperado como rocambolesco.

Albert se pasó cuatro horas preparando la cita: cena, vino, velas, música romántica… no faltaba de nada. Sin embargo, se pasó con el fuego y la casa ardió. Por eso, ahora espera que "esto sirva como una advertencia para los demás de que tal vez exista demasiado amor o demasiadas velas". Lo único que se perdió entre las llamas fue un ordenador portátil, un altavoz y algunos libros: nada que el amor y unos cuantos euros no puedan arreglar. Además, han prometido invitar a su boda a los bomberos que les salvaron la casa.

Bomberos Bodas Novio Matrimonio
El redactor recomienda