Los signos que indican que te va bien económicamente (aunque no seas rico)
  1. Alma, Corazón, Vida
ASUNTOS FINANCIEROS

Los signos que indican que te va bien económicamente (aunque no seas rico)

La economía es una de las mayores preocupaciones para los españoles en estos tiempos pandémicos. ¿Cómo estar seguro de que no estamos en la cuerda floja?

placeholder Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

A estas alturas, en mitad de una pandemia y con las peores previsiones económicas para los próximos años a nivel global, eres un afortunado si en tu cuenta corriente aparece cada mes una buena suma de dinero. Son muchas las personas que en estos últimos meses han perdido su negocio o la forma de ganarse la vida, por lo que si te encuentras actualmente trabajando o cobras alguna especie de renta puedes darte por satisfecho.

En un mundo occidental en el que las clases medias están cada vez más empobrecidas y la desigualdad entre ricos y pobres se agudiza, como reflejó un reciente informe de Oxfam Intermón, hay que reparar en nuestro bolsillo para saber cuál es nuestro poder económico actual. Al fin y al cabo, el valor del dinero se mide en base a su valor de uso, y de nada nos serviría ahorrar ingentes cantidades si luego no sabemos en qué invertirlas. También hay que tener en cuenta los gastos, pues una persona puede ganar mucho cada mes pero luego entre impuestos, facturas y gastos corrientes no tiene margen para ahorrar. Por ello, aquí va una guía de aquellos factores que determinan que te va bien económicamente y no tienes 'el agua al cuello', recopilados de un artículo de 'Business Insider'.

Puedes ahorrar

Lo principal. Si a final de mes te quedan unos euros en la cuenta corriente, aunque sean unas cuantas decenas, significa que por el momento no estás perdiendo, lo que quiere decir que vas en la buena dirección. Si por el contrario no te sobra nada o peor aún, estás perdiendo lo ahorrado poco a poco, es cuando vienen las preocupaciones. En la primera situación tal vez puedas hacer un esfuerzo extra para ahorrar más cantidad y así más tarde gastar lo guardado en una inversión. En la segunda, sin embargo, seguramente te veas en la necesidad de encontrar una fuente de ingresos extra.

Vives por debajo de tus posibilidades

Según 'Business Insider', "vivir por debajo de tus posibilidades es uno de los principios más importantes de la gestión responsable del dinero, ya que gastas menos de lo que ganas". Esto quiere decir que si tienes una fuente de ingresos más o menos estable y adecuada pero no aspiras a llevar una vida de lujo, probablemente dispongas de mucho más dinero en tu cuenta de ahorro con el paso del tiempo.

"Si ves el dinero como un medio para conseguir objetivos en tu vida, tendrás una relación mucho más sana con él y sabrás administrarlo mejor"

Si por ejemplo buscas un alquiler en un barrio alejado del centro que se lleva solo el 20% de tu sueldo (una locura en estos tiempos inmobiliarios tan locos), dispondrás de más fondos al cabo de un año que si con ese mismo sueldo decides vivir en todo el centro y en una casa mucho más grande. La clave reside en ser humilde pero tampoco imbécil: si quieres ahorrar un poco más, deberás darte menos caprichos, pero si crees que ganas una cantidad notable de dinero tampoco hace falta que vivas fingiendo que no llegas a fin de mes.

Puedes darte caprichos

Tal vez no te puedas pagar las vacaciones de tu vida o comprarte un Ferrari, pero si puedes darte pequeños caprichos como viene a ser salir a cenar habitualmente, hacer una escapada o adquirir la última consola de nueva generación, eso quiere decir que efectivamente tienes dinero. La clave, aquí como en todas las decisiones financieras, es ser responsable: no vivir por encima de tus posibilidades ni tampoco convertirte en una persona avara y celosa de sus ahorros que vive con miedo a perderlos.

Contemplas una buena jubilación

Tal vez lo más difícil dado los tiempos que corren hoy en día. Si ves con buenos ojos la hora de jubilarte es porque has estado ahorrando durante toda tu vida a la par que trabajando. Algo que muchos no se pueden permitir, pues muchas personas han perdido sus negocios de toda la vida con esta crisis económica. Además, nuestro mercado de trabajo peca de ser demasiado precario y con alta rotación, lo que dificulta aún más que cumplas 37 años o más trabajando para cobrar la jubilación.

Ves el dinero como un medio

En ocasiones, los millonarios pueden perder la perspectiva y acabar aglutinando dinero que no saben en qué se van a gastar. Entonces, el objetivo de su vida acaba desembocando en amasar fortuna de una manera casi desesperada. En cambio, si ves el dinero como un medio para conseguir determinados fines en tu vida, tendrás una relación mucho más sana con él y, por ende, sabrás administrarlo correctamente. Si lo gastas en una inversión de futuro o en tiempo libre para formarte en alguna disciplina nueva, será un gasto mucho más responsable que si te lo gastas en vicios o en bienes de un solo uso que se agotan en nada.

Social Pandemia Facturas
El redactor recomienda