Es noticia
Menú
Por qué los perros eligen sitios estratégicos para hacer sus necesidades
  1. Alma, Corazón, Vida
los motivos

Por qué los perros eligen sitios estratégicos para hacer sus necesidades

El ritual que llevan a cabo es más complicado de lo que pueda parecer. Dan varias vueltas antes de decantarse por una zona y te miran fijamente durante el proceso

Foto: Fuente: iStock.
Fuente: iStock.

La mayor parte del tiempo el mejor amigo del hombre se encuentra viviendo una vida despreocupada, que pasa por dormir, jugar en la calle o comerse los calcetines y las zapatillas de su dueño. Hay un momento, sin embargo, en el que se ponen serios y actúan de una manera que a los humanos nos puede resultar sorprendente o graciosa: cuando van a defecar.

Si tienes mascota te habrás fijado en su curioso comportamiento cuando elige (de manera literal) el lugar estratégico donde depositará sus necesidades. Probablemente le habrás visto en más de una ocasión dar vueltas alrededor de una zona concreta (puede llegar a dar más de diez, cuéntalas) y, cuando ya parece contento con ese peculiar baile, elige. Es una extraña combinación entre el instinto y alguna fuerza mística que parece llamarle desde el interior de la tierra.

Muchos animales son sensibles al campo geomagnético de la Tierra, y los canes prefieren hacer sus necesidades con sus espaldas alineadas con el eje Norte-Sur

"Los perros giran antes de hacer sus necesidades, normalmente con la nariz pegada al suelo, porque así pueden encontrar el lugar 'perfecto'", indica en 'Mel Magazine' la veterinaria y psicóloga canina Linda Michaels. "Muchos animales son sensibles al campo geomagnético de la Tierra, y las investigaciones parecen indicar que los canes en concreto prefieren defecar con sus espaldas alineadas con el eje Norte-Sur. No sabemos por qué ni tampoco si lo hacen de una manera consciente".

Foto: ¿Se llevan tan bien tus perros como piensas? Foto: EFE

Además de ser sensibles al eje Norte-Sur de la Tierra, las investigaciones aseguran que los perros quieren asegurarse de que otros compañeros caninos sean testigos de, por decirlo de algún modo, su gran liberación. Puede sonar extraño para nosotros, que somos más pudorosos en ese asunto, pero los perros se sienten verdaderamente orgullosos de eso que echan de su estómago y quieren que los demás lo vean. En ese sentido, los giros también pueden ayudar a pisotear la hierba que hay alrededor, lo que ayudaría a que sus necesidades se vean más grandes.

No castigues a tu perro porque tarda mucho tiempo en encontrar el sitio perfecto para orinar o hacer sus necesidades, en su lugar, recompénsalo con golosinas cuando termine

La forma en que defecan también podría tener que ver con la forma en que han sido entrenados, señala Michaels: "Los perros pueden ser muy exigentes con respecto a dónde van, pero si lo piensas bien, somos nosotros los que les enseñamos qué lugares son buenos y cuáles no. No castigues a tu perro porque tarda mucho tiempo en encontrar el sitio perfecto para orinar o hacer sus necesidades, en su lugar, recompénsalo con golosinas cuando termine".

Por último, si a ti también te incomoda el hecho de que tu perro te mire fijamente cuando está haciendo sus necesidades, no te preocupes, es lo más normal del mundo. Se encuentran en una postura de indefensión, por lo que necesita mirar una cara amiga (y a ti no solo te considera su amigo, también su familia), para cerciorarse de que todo va bien, no hay ningún peligro y puede terminar lo que está haciendo. Como ves se trata de un ritual bastante estudiado, por lo que quizá da un poco de pena tener que recoger 'su obra' cuando ha terminado. Pero no queda otro remedio.

La mayor parte del tiempo el mejor amigo del hombre se encuentra viviendo una vida despreocupada, que pasa por dormir, jugar en la calle o comerse los calcetines y las zapatillas de su dueño. Hay un momento, sin embargo, en el que se ponen serios y actúan de una manera que a los humanos nos puede resultar sorprendente o graciosa: cuando van a defecar.

Mascotas
El redactor recomienda