Cinco consejos para llegar a ser más creativo e ilusionarte por las cosas
  1. Alma, Corazón, Vida
UNA MENTE ARTÍSTICA

Cinco consejos para llegar a ser más creativo e ilusionarte por las cosas

Si estás pasando por un momento en el que apenas se te ocurren ideas, lo mejor que puedes hacer es tranquilizarte y echar un vistazo a los consejos de este experto psicólogo

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

¿Estás pasando un momento aburrido y quieres sacar el máximo partido a tu vena artística? Este año, a pesar de todas las dificultades, ha servido para que muchas personas hayan desarrollado esa gran pasión oculta al haber dispuesto de tanto tiempo encerrados en casa. Si no has sido una de ellas y todavía andas buscando aquella disciplina que te ilusione y te aporte cosas, has de saber que la creatividad es un arma que todos tenemos sin excepción y que solo hace falta entrenar para sacar el máximo partido a tus inquietudes artísticas.

Pero la creatividad no solo sirve para dar rienda suelta a tu vena artística. También nos hace más inteligentes y felices, ya que despliega un montón de conexiones neuronales, haciéndolas más rápidas e intuitivas, ayudándonos a mejorar nuestra capacidad de atención y análisis. Un estudio publicado en 'Creativity Research Journal' descubrió que la creatividad se trata más de desarrollar habilidades que de poseer un talento único y auténtico. Pero si esto es cierto, ¿por qué muchos no se sienten nada creativos?

La base de la creatividad es la curiosidad, y esta solo comienza cuando nos hacemos las preguntas

"La causa puede ser un montón de creencias inútiles que hemos interiorizado a lo largo de nuestras vidas sobre nosotros", asevera David B. Feldman, psicólogo de la Santa Clara University, en California, a 'Psychology Today'. "Una de ellas es la suposición de que la creatividad es un don poco común que no todo el mundo tiene. A decir verdad, llega cuando menos lo esperamos y desencadena cosas que escapan a nuestro control, que a menudo vienen dadas en lo que conocemos como 'ataques de inspiración'".

Al fin y al cabo, a todos en algún momento de nuestra vida nos ha venido la inspiración sin tampoco estar encontrándonos desarrollando alguna disciplina artística. Esta puede aparecer con una buena idea que aplicar a nuestra vida cotidiana o al experimentar alguna obra artística que nos llega a lo más profundo de nuestro corazón, como puede ser una película o una canción. Por ello, Feldman ha descrito algunos de los mejores trucos para desarrollar tu alma creativa y, con ello, no solo despertar al artista que hay en ti, sino también adquirir una mayor ilusión y curiosidad por todo lo que te rodea.

Hazte un montón de preguntas

La base de la creatividad es la curiosidad, y esta solo comienza cuando nos hacemos las preguntas correctas, aquellas que sintetizan e integran la información de la que disponemos. No es que vayas a encontrar muchas respuestas, sino al contrario: estas te llevarán a otras muchas cuestiones. Esto es muy positivo, ya que así adquirirás nuevas e inusitadas perspectivas. "Al hacer muchas preguntas, cada vez las formularás mejor", asegura el psicólogo. Si no sabes por dónde empezar, tan solo intenta ponerte en la piel de un niño. Descontextualiza las cosas que ves ante ti y no dejes de preguntarte por lo divino y lo humano.

Desarrolla pasión por aprender

Si estás tratando de desarrollar una mente creativa, como decíamos, el primer paso es ser muy curioso, y este lleva directamente a sentir pasión por todo aquello que desconoces o aún no has experimentado. La forma en la que comprendemos el mundo y la realidad estriba en recopilar la información que otros nos legaron, como a su vez probar una y otra vez cosas distintas o ajenas a nosotros. Aunque no te guste estudiar y lo veas como un sinónimo de memorizar palabras, si ya te ha picado la curiosidad seguro que se te hará mucho más interesante. Busca aquello que te llena y te hace mejor persona e indaga más sobre ello.

Conecta hechos aparentemente no relacionados

En resumidas cuentas, ser ingenioso. Las personas creativas no ven las cosas tal y como son, sino que buscan nuevos enfoques ocultos o que aparentemente no tienen relación. Un pensamiento fino y agudo sobre cualquier tema te lleva a otro, y este a su vez a una conclusión que necesita ser refutada, o viceversa. Las ideas geniales siempre aparecen después de haber hecho asociaciones de ideas extravagantes o en las que nadie había reparado. Al fin y al cabo, estas son la materia prima de una obra artística o un razonamiento creativo.

Foto: Saber consolar y saber buscar consuelo. (iStock)

De nuevo, "la creatividad no tiene que ver con un golpe de inspiración, sino que se trata de juntar ideas viejas con novedosas". Uno de los psicólogos más reputados que llegó a esta conclusión fue Sarnoff Mednick, quien definió la creatividad como "la formación de elementos asociativos en nuevas combinaciones que cumplen requisitos específicos o son de alguna manera útiles". Es como "jugar una partida de ajedrez", apunta en este caso Feldman. "Se han jugado millones de partidas, pero siempre hay que repensar las jugadas".

Busca la oportunidad

La ampliación de nuestro punto de vista hace que lluevan las oportunidades delante de nosotros, incluso aquellas más inverosímiles o en la que no habíamos llegado a reparar. Evidentemente, no todos los días aparecen y pueden ser muy escasas, pero en cada momento y situación puede aparecer una idea o conexión de ideas que no habíamos concebido aún. Tan solo hace falta estar atento y alerta para cuando estas aparezcan. Y entonces, no dudar.

Psicología California Psicología positiva
El redactor recomienda