Papá Noel se queda sin visitantes: los turistas no pueden ir a Laponia
  1. Alma, Corazón, Vida
FINLANDIA SE HA CERRADO

Papá Noel se queda sin visitantes: los turistas no pueden ir a Laponia

Rovaniemi se queda vacío: apenas unas decenas de turistas locales se dan cita para la tradicional recepción previa a la Navidad

placeholder Foto: El pueblo de Papá Noel en Laponia se queda desierto (EFE EPA/Kaisa Siren)
El pueblo de Papá Noel en Laponia se queda desierto (EFE EPA/Kaisa Siren)

Laponia no solo es la región más septentrional de Finlandia y una de las zonas más frías y poco pobladas del mundo, sino que también es el hogar de Papá Noel. Un año normal, esa zona del norte de Europa estaría llena de turistas en esta época del año deseando conocer la casa desde la que Santa Claus comienza su reparto de regalos. Pero este 2020 es diferente.

Las restricciones han hecho que el parque de ocio conocido como la aldea de Papá Noel, en Rovaniemi, se ha quedado casi desierto. Apenas han acudido unas decenas de personas a su tradicional recepción en los días anteriores a la Navidad, casi tantas como empleados hay en ese lugar. Y, además, solo han podido ver a Santa Claus a través de una pantalla que les separaba.

Foto: Un Papá Noel hace llorar a un niño que quería una pistola (Foto: Twitter)

En una entrevista que recoge Clarín, Papá Noel reconoce que "ha sido un año excepcionalmente difícil. Este año, la gente me ha pedido sobre todo felicidad, salud... y una cucharada más de felicidad". Eso sí, los deseos de los niños no cambian aunque estemos en plena pandemia: siguen pidiendo juguetes y todo tipo de juegos.

Finlandia se cierra

Teppo Karjalainen es uno de los pocos visitantes que se han desplazado este año hasta la casa de Papá Noel. Lo ha hecho viajando desde el sur de Finlandia junto a su esposa y sus dos hijos. Asegura que, en un año normal, "habría miles de personas, pero estamos globalmente solos". La razón es que Finlandia se ha cerrado a los viajes no esenciales y la excepción de tres días destinada a salvar la temporada de Navidad no ha sido un éxito.

Rovaniemi es la capital de la Laponia finlandesa en la que vive Papá Noel

Casi 3 millones de turistas durmieron en la región de la Laponia finlandesa en 2019, pero este año no llegarán siquiera al medio millón, casi todos antes de que comenzara la pandemia. Eso ha hecho que se produzcan quiebras en muchos negocios de la zona y que ya se hayan destruido más de 5.000 empleos relacionados directamente con el turismo.

La buena noticia es que los visitantes, que pagan 79 euros por acceder al parque, apenas tienen que hacer cola para charlar con el mismísimo Papá Noel. La mala es que, como explica Sanna Kärkkäinen, presidenta de la oficina de turismo de Laponia, "las comunidades locales están en riesgo": ya han dejado de ingresar 700 millones de euros por el coronavirus.

Laponia Finlandia Navidad Pandemia Turismo
El redactor recomienda