Por qué los chinos creen que cambiando de nombre mejorarás tu suerte
  1. Alma, Corazón, Vida
SUPERSTICIONES CURIOSAS

Por qué los chinos creen que cambiando de nombre mejorarás tu suerte

El feng shui, una de las tradiciones más ancestrales del país oriental, concede mucha importancia a este curioso aspecto de la vida humana. Hoy descubrimos por qué

placeholder Foto: Navidades en China. (EFE)
Navidades en China. (EFE)

¿Te gusta el nombre que tienes? ¿Alguna vez has querido cambiarlo? Realmente, su elección es algo que no depende de nosotros, sino de nuestros padres. En la cultura tradicional china, el significado de los nombres siempre ha tenido una gran importancia. Desde tiempos inmemoriales, los chinos creen que un nombre puede afectar a la suerte en todos los aspectos de tu vida, en la salud y en el amor, en la economía y hasta en el plano laboral.

"Los chinos creen que hay diez cosas que rigen su destino", asegura Lee Shing-chak, un profesor de feng shui de Hong Kong, a la 'BBC', que ha publicado un artículo reciente sobre este asunto tan peculiar dentro de la comunidad oriental. "Al margen del momento de nacimiento o de hacer algo bueno por los demás, creen que el nombre es uno de los factores decisivos en la educación del niño".

"La gente busca tener una sensación de control, especialmente durante tiempos de incertidumbre. Entonces, recurre a las supersticiones"

Al ser tan importante la elección de un nombre, ¿cómo se lleva a cabo? Un bebé es bautizado con un nombre según un análisis cuidadoso de la hora exacta en la que nació y de los elementos naturales básicos de los caracteres chinos (fuego, madera, agua, metal y tierra) que coinciden con el calendario astrológico. Además de sonar bien y de tener una buena cantidad de caracteres, el nombre debe 'estar en equilibrio' con estos elementos para gozar de buena suerte.

Entonces, esto significa que si en algún momento de tu vida no las tienes todas contigo bien puede bastar con cambiarte el nombre. ¿Es tan sencillo? Debemos recordar que esta creencia forma parte del feng shui, un sistema filosófico ancestral de origen taoísta basado en la ocupación consciente y armónica del espacio que apunta a lograr una influencia positiva sobre las personas que lo ocupan. Está considerada como una pseudociencia, ya que trata sobre cosas misteriosas y secretas. De ahí que cada maestro de feng shui tenga su propia interpretación de los astros y esta discipina.

El caso de Chin Foukin

Chermaine Lee, periodista de la 'BBC', relata el ejemplo de un niño llamado Chin Foukin, quien había sufrido una enfermedad respiratoria que le mantuvo en cama durante meses y no se conseguía curar por más que acudía a distintos médicos. Su madre, desesperada, le cambió el nombre para compensar la falta de un elemento de metal en su feng shui, con la esperanza de que esto ayudara en su curación. ¿Qué ocurrió?

"El nombre es similar a la ropa que llevas puesta: representa la personalidad de la persona, y posiblemente también su clase social"

"Mi enfermedad desapareció misteriosamente después de aquello, y mi madre creyó que el hecho de cambiar mi nombre fuera una de las razones de mi recuperación", asegura Foukin, quien ahora tiene 24 años. Pero se muestra escéptico, pues en el fondo todo ello queda recubierto por el manto de la pseudociencia, y agrega: "mi intuición me dice que me recuperé tan solo porque mi sistema inmune se reforzó cuando crecí y cumplí más años". Por tanto, al igual que puede suceder en el mundo occidental con el tarot o el horóscopo, evidentemente son supersticiones que no tienen un efecto real, pero sí que pueden servir para solventar problemas del sujeto por un efecto placebo.

"La gente busca tener una sensación de control, especialmente durante tiempos de incertidumbre", asegura Zhang Yan, profesor de la Universidad Nacional de Singapur en el medio británico, quien ha realizado una investigación sobre la psicología detrás de los rituales supersticiosos. "Cambiar el nombre ofrece a las personas una mayor sensación de control sobre las cosas que suceden, como si pudieran modificar el curso de los acontecimientos. Objetivamente, esto no tiene ningún efecto real, pero si tenemos en cuenta que tal sentido de control puede relajar la ansiedad, es posible que la creencia pueda terminar ayudando al posterior fluir de los acontecimientos, ya que las personas actúan con más confianza".

En época de crisis...

La creencia de que cambiando de nombre puedes también mejorar tu vida no es algo residual ni baladí en los países de Extremo Oriente. Corea del Sur es otro de los países donde existe esta tradición: hay informes que muestran que en 2016, el año en el que más subió el desempleo en Corea del Sur, más de 150.000 ciudadanos solicitaron cambiar su nombre y apellidos. Volviendo a China, el número de solicitantes para cambiar su nombre ha aumentado en los últimos cinco años. Sobre todo a raíz de la pandemia. En los primeros nueve meses de este año, un total de 1.252 personas lo pidieron solo en Hong Kong.

Foto: La Gran Muralla China. (N7W.com)

"El nombre es similar a la ropa que llevas puesta: representa la personalidad de la persona, y posiblemente también su clase social", asegura Mak Ling-ling, otra practicante del feng shui. "Especialmente en China, muchos quieren que sus nombres suenen más modernos y menos comunes para poder destacar de entre los demás a la hora de buscar un empleo". Más allá de esta superstición, cabe señalar finalmente que nadie cambia de nombre y automáticamente tiene buena suerte. Tal y como expresa Zhang en último término: "No está de más hacerlo, pero tenemos que recordar que esto solo obedece a una razón supersticiosa que no alterará nada tus oportunidades de salir victorioso en una situación determinada. Tienes que trabajar duro para mejorar las cosas".

Social Curiosidades Hong Kong Padres Calendario Corea del Sur Singapur
El redactor recomienda