¿Una biblioteca de olores? El proyecto 'Odeuropa' se pone en marcha
  1. Alma, Corazón, Vida
LA HISTORIA NO VOLVERÁ A OLER IGUAL

¿Una biblioteca de olores? El proyecto 'Odeuropa' se pone en marcha

El próximo mes de enero arranca la creación de Odeuropa, la biblioteca de los olores europea. Con una financiación de 2,8 millones de euros recreará aromas de siglos pasados

Foto: ¿Una biblioteca de olores? El proyecto 'Odeuropa' se pone en marcha
¿Una biblioteca de olores? El proyecto 'Odeuropa' se pone en marcha

Casi todos los países del mundo tienen en marcha algún proyecto de biblioteca digital que pone al alcance de futuras generaciones los tesoros bibliográficos. Leyendo incunables o consultando documentos muy valiosos desde cualquier ordenador nos podemos hacer una idea de cómo se vivía en aquellos momentos, pero falta algo, una esencia que se está perdiendo: los olores históricos.

"Cuando empezamos a mirar textos impresos publicados en Europa desde 1500, nos encontramos con montones de referencias al olfato, desde olores religiosos, como el olor del incienso, hasta cosas como el tabaco", ha explicado uno de los miembros del equipo de Odeuropa, el doctor William Tullet de la Anglia Ruskin University en Cambridge y autor del libro ‘Olfato en la Inglaterra del siglo XVIII’.

Foto: Inteligencia artificial contra hackers en la Biblioteca del Vaticano

El primer paso de Odeuropa será examinar multitud de textos históricos en siete idiomas en busca de descripciones de olores y su contexto. Para revisar toda esta ingente cantidad de documentos, se recurrirá a la denominada minería de datos. Varios lingüistas computacionales desarrollarán herramientas de software para reconocer textos donde se describan olores o experiencias asociadas. También se detectarán elementos aromáticos dentro de pinturas o de diversas imágenes.

Según ha explicado Tullet a The Guardian, los denominados "narices", los más afamados creadores de perfumes, tendrán un peso importante en Odeuropa. Un ejemplo importante sería los médicos: “Eso podría llevarnos a todo tipo de aromas diferentes, ya sea el uso de hierbas como el romero para protegerse de la peste o el uso de sales aromáticas en los siglos XVIII y XIX como antídoto contra los ataques y los desmayos", ha asegurado.

El cambio en la percepción de los olores está muy unido a la transformación de la sociedad. Por ejemplo, el tabaco. "Es una mercancía introducida en Europa en el siglo XVI que empieza siendo un tipo de olor muy exótico, pero que rápidamente se domestica y pasa a formar parte del paisaje olfativo normal de muchas ciudades europeas", ha analizado Tullett. En el siglo XVIII ya empieza a haber documentos que explican que la gente se quejaba activamente del olor a tabaco en los teatros y, en la actualidad, con las prohibición de fumar este recuerdo olfativo quizás se pierda.

El olor de la historia

Después de elaborar esta gran enciclopedia online de olores europeos, con abundante bibliografía, pasarán a la acción. Trabajarán con químicos y perfumistas para recrear los olores del pasado. Así, por ejemplo, cuando en un museo se recree una época histórica se podría perfumar los pasillos con los olores correspondientes.

Esta idea no es nueva. Ya existe un Museo del Perfume, en París. Donde el visitante se puede embriagar de aromas muy cuidados o de datos sobre la ciencia del aroma. Por ejemplo, descubrir que el primer perfume se creó en el Antiguo Egipto y se llamaba Kyfi. Sin salir de España, encontramos el Museo de los Aromas en Santa Cruz de la Salceda, Burgos.

Para la inmersión histórica por el olfato va más allá. Ponen de ejemplo al Centro Vikingo de Jorvik en York, que ha recreado el hedor del siglo X (no demasiado agradable para los gustos actuales). "Una de las cosas que el Centro Vikingo de Jorvik demuestra es que el olor puede tener un impacto real en la forma en que la gente se involucra con los museos", ha asegurado Tullett.

Eso sí, esta inmersión histórica no siempre tiene que ser tan impactante. "Cuando se menciona el olor en los museos, a menudo se trata de los olores de los baños o de la quema de madera", ha asegurado Tullett. "Estamos tratando de animar a la gente a considerar tanto los elementos sucios como fragantes del pasado olfativo de Europa".

Museo Arte Historia Perfume
El redactor recomienda