Cuánto dura un resfriado y cuándo deberías ir al médico
  1. Alma, Corazón, Vida
TOS, CONGESTIÓN NASAL, ESTORNUDOS...

Cuánto dura un resfriado y cuándo deberías ir al médico

Normalmente, suele durar en torno a ocho o diez días, pero si en algún momento te sube la fiebre o los síntomas persisten, acude al médico para salir de dudas

Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

Dolor de garganta, congestión nasal y cefalea. Estos son los síntomas más comunes del constipado, que en ocasiones se pueden confundir con una gripe o lo que es mucho más probable, según los tiempos que corren hoy día: el coronavirus. En general, un resfriado es el menos grave de los tres, aunque muchos de ellos pueden provocar que salir de la cama sea toda una proeza a la altura de los héroes.

¿Cuánto tiempo dura realmente un constipado? A grandes rasgos, los adultos suelen sufrirlo durante siete o diez días, mientras que los niños lo padecen en torno a una o dos semanas, según informa 'Business Insider'. Una de las particularidades más curiosas de los constipados es que hay más de 200 virus que pueden causar el resfriado común. Esto podría explicar también por qué muchos podemos contraer de dos a tres cada año, mientras que en los niños el número se eleva hasta de siete a ocho.

En torno a los ocho o diez días, la tos húmeda hará acto de presencia, lo que significa que por fin el proceso está terminando

El proceso desde que te infectas hasta que empiezas a presentar síntomas es paulatino, como en otros tipos de virus. Según la Clínica Mayo, la tos, secreción nasal o dolor de cabeza comienzan cuando han pasado de uno a tres días de estar expuesto a los patógenos. Desde ese momento en adelante, irás experimentando síntomas en varias etapas que describen el tipo y gravedad de los síntomas.

Los dos primeros días se caracterizan por un estornudo muy frecuente y sentir picazón o dolor de garganta incipiente. Más adelante, comenzarás a notar la nariz mucho más congestionada y húmeda, empezando con la correspondiente congestión nasal que hará que sea inevitable que hagas uso de los pañuelos. A los cinco días, la gravedad del resfriado alcanza su pico, notándote muy débil y con posibilidad de que te suba la fiebre. En ese caso, otro de los síntomas, serán los escalofríos.

Foto:

Por fin, en torno a los ocho o diez días, comenzarás sintiéndote mejor y más aliviado de la congestión nasal. En este último punto se presenta la tos húmeda, que marcará la señal de que afortunadamente el constipado está terminando. Es posible que aún te sientas algo fatigado, pero ya estás llegando al final. A pesar de que este es el proceso de curación más común de un resfriado, no todas las personas ni sus cuerpos responden igual ante la amenaza de un resfriado.

La sintomatología de las personas difiere mucho según su cuerpo, estado de salud y condicionantes. "Algunas tienden a sufrir más congestión en la nariz, pero también en los pulmones o en los oídos", asegura Timothy Laird, médico de familia. "Los grupos con sistemas inmunitarios más débiles, como niños, embarazadas o ancianos, pueden llegar a experimentar síntomas más graves y ciclos de la enfermedad más prolongados".

Cuándo acudir al médico

Si tienes la certeza de que es un resfriado, tan solo hace falta armarte de paciencia y aguantar el chaparrón. Pero si ves que han pasado ya diez días desde que comenzaste con los síntomas y no notas mejoría sino al contrario, empeora tu estado con diarrea, vómitos o falta de aire, lo mejor será que acudas al médico. Igualmente si en ese proceso de curación te sube mucho la fiebre, ya que entonces puede tratarse de una gripe o, en su defecto, de un posible coronavirus, por lo que llama de inmediato a las autoridades sanitarias para ver si te pueden hacer una prueba y así salir de dudas.

Foto: Un trabajador sanitario se prepara para poner la vacuna contra la gripe a un paciente. (EFE)

Desgraciadamente, vivimos en un contexto sanitario bastante desfavorable a la hora de tratar este tipo de enfermedades, ya que todos podemos ser sospechosos de padecer el covid-19 al más mínimo síntoma. Seguro que es el otoño más dramático de nuestras vidas: el miedo a contraer ese constipado que en verdad acaba siendo coronavirus o esa febrícula que en un principio parece ser el dichoso virus pero que luego se queda en nada.

Sea como sea, si quieres reforzar el sistema inmune para minimizar al máximo las posibilidades de caer convaleciente unos días, está claro lo que debes hacer: come mucha fruta y verdura (fuente inagotable de vitaminas), adopta un buen hábito de sueño e intenta obtener el descanso que tu cuerpo necesita, deja atrás los vicios que puedas tener (nada de alcohol ni tabaco, ya que debilitan las defensas) y, en general, procura salir a tomar el sol lo máximo posible para obtener vitamina D y reducir el estrés o la ansiedad originadas por la pandemia. Y, por supuesto, no te separes de tus seres queridos aunque debáis estar distanciados físicamente: llámales por teléfono o videollamada, interactúa con ellos, pues mantener el ánimo subido y una buena red social es imprescindible no solo para sentirse bien, sino también para sentirte fuerte.

Salud Coronavirus Medicina Nariz Clínica Mayo
El redactor recomienda