Cuatro millones de melones abandonados o cómo se despilfarra el agua en España
  1. Alma, Corazón, Vida
Y un millón de sandías sin recoger en Murcia

Cuatro millones de melones abandonados o cómo se despilfarra el agua en España

El derroche que se ha vivido en Yecla equivale, en términos cotidianos, al grifo de una casa abierto 24 horas al día durante 200 años

Foto: Foto: Plataforma Ciudadana Salvemos el Arabí y Comarca
Foto: Plataforma Ciudadana Salvemos el Arabí y Comarca

Comienza la ‘nueva temporada’ de despilfarro de recursos hídricos procedentes de acuíferos sobreexplotados. En dos fincas de Yecla (Murcia) dedicadas a la producción agrointensiva –conocidas ya por abandonar cosechas y destruir parte de sus cultivos en años anteriores– se ha producido el abandono masivo de millones de melones y de sandías, según denuncia la Plataforma Ciudadana Salvemos el Arabí.

Una de las fincas, que el año pasado ya abandonó millones de lechugas y de melones, ha estado cultivando esta temporada unas 130 hectáreas de melón amarillo y galia. La plataforma señala que tan solo se ha recogido parte de la producción, dejando unos cuatro millones de melones abandonados. Traducido a recursos hídricos: un despilfarro aproximado de 300 millones de litros de agua, procedente del acuífero sobreexplotado Cingla, que abastece de agua a Yecla. Un acuífero del que se extrae dos veces más agua de la que se recarga de forma natural.

Foto: Plataforma Ciudadana Salvemos el Arabí y Comarca
Foto: Plataforma Ciudadana Salvemos el Arabí y Comarca

La otra finca ha cultivado el mismo número de hectáreas de sandías, llevando el cultivo a término, pero dejando parte de la producción en perfecto estado sin recoger, pasando a destruirlas apresuradamente. La plataforma denunciante calcula que se ha abandonado un millón de sandías con un gasto de unos 300 millones de litros de agua, esta vez del también sobreexplotado acuífero Jumilla-Villena, del que se extrae cinco veces más agua de la que se recarga.

Foto: Plataforma Ciudadana Salvemos el Arabí y Comarca
Foto: Plataforma Ciudadana Salvemos el Arabí y Comarca

Una forma mucho mejor de entenderlo en términos cotidianos: el despilfarro equivale a dejarse el grifo de una casa abierto 24 horas al día durante 200 años seguidos.

La organización denuncia estas prácticas “irresponsables” por parte de las empresas de agricultura intensiva instaladas en Yecla y se pregunta por qué las autoridades competentes no atajan de raíz este problema. “Es un auténtico disparate tal y como están los acuíferos; aumentan la sobreexplotación y luego abandonan los cultivos, algo que ocurre una y otra vez”, apunta el portavoz de la plataforma, Alejandro Ortuño.

Sobreexplotación de los acuíferos

Desde el Ayuntamiento de Yecla rechazan la sobreexplotación de los acuíferos de la zona por la agricultura intensiva. El concejal de Medio Ambiente, Jesús Verdú, señala a El Confidencial que “en esta situación en la que el agua es un bien escasísimo, ya que estamos gastando más de la que tenemos capacidad de reponer, esta práctica aquí no encaja”.

El edil explica que están moviendo todos los hilos que tienen a su alcance para impedir o acotar al máximo la instalación de este tipo de agricultura intensiva en el término municipal mediante el Plan General de Ordenación Urbana. “También hemos requerido a la Consejería de Agricultura de la Región de Murcia para que haga unas directrices del suelo regional en las que no autorice cultivos intensivos en aquellos sitios que no hay abastecimiento de agua suficiente”, apunta Verdú.

Asimismo miran hacia la Confederación Hidrográfica del Segura, que tiene la competencia directa en materia de agua en la zona. “Con ellos nos hemos reunidos en varias ocasiones y el pleno municipal ha aprobado resoluciones instando a la Confederación a que tome las medidas necesarias para terminar con la sobreexplotación de los acuíferos y no comprometer el futuro del abatimiento del municipio. Tanto en Yecla como Jumilla, que somos los únicos municipios de la comarca que no estamos conectados a ningún otro abastecimiento y dependemos exclusivamente de los acuíferos que tenemos bajo nuestro pies”, explica el concejal de Medio Ambiente.

Foto: Plataforma Ciudadana Salvemos el Arabí y Comarca
Foto: Plataforma Ciudadana Salvemos el Arabí y Comarca

Respecto al abandono frutícola, Verdú, que ha tenido contacto directo con la agricultura, no apunta a la dejación: “No siempre son abandonos de cultivos. En el mercado lo que se comercializa es de la primera floración que tiene un tamaño y sabor determinado. Aunque todos seamos muy medioambientales y queramos proteger el medio ambiente, a la hora de comprar queremos que sea barato, que esté transformado y manipulado; por ello lo que sale al mercado es de la primera floración, que es más dulce”. “Pero, aunque dejes de regar la planta, sigue creciendo hasta que la tritures, dando unos melones de un calibre menor, que no son dulces y que el mercado no acepta. Y lo que se hace con esta fruta es recogerse para pienso para animales o triturar esos desechos de cosechas para aportarlo como abono al suelo y no tener que meter abono químico”, concluye el edil.

Agricultura Murcia Confederación Hidrográfica del Segura Agua Social
El redactor recomienda