Las ingeniosas bienvenidas de las empresas a sus nuevos teletrabajadores
  1. Alma, Corazón, Vida
adaptándonos al nuevo mundo

Las ingeniosas bienvenidas de las empresas a sus nuevos teletrabajadores

A grandes males grandes remedios, y algunas compañías han decidido contratar a nuevos empleados mediante propuestas muy originales

Foto: Fuente: iStock.
Fuente: iStock.

Una de tantas cosas en las que el coronavirus ha afectado a nuestra vida es, sin duda, el ámbito laboral. De la noche a la mañana muchas personas se encontraron (con suerte) teletrabajando durante la pandemia y descubrieron no solo que podían hacerlo, sino que además era una forma mejor de conciliar la vida familiar con el trabajo, y además se ahorraban atascos y madrugones. Las empresas, por otro lado, tuvieron que acostumbrarse también a un escenario que llevaba planteándose durante mucho tiempo pero al que nadie se había atrevido a llegar.

Como es natural, en un plano tan diferente surgen algunas dudas que van desde qué ocurre si el trabajador sufre un accidente en su horario laboral a cómo se contabilizan las horas o quién tiene que pagar el WiFi. Lo único que está claro es que el teletrabajo parece haber llegado para quedarse y que muchas empresas optarán en un futuro no muy lejano por un modelo híbrido en el que el trabajador tenga más flexibilidad horaria y de espacio, aunque acudiendo también a la oficina para no perder las sinergias, el contacto social y el ambiente de grupo tan necesario en algunos campos.

Casi un tercio de los trabajadores renuncian a sus trabajos en los primeros 90 días. Lo que se traduce en mucho dinero perdido por parte de la empresa

Y si comenzar un trabajo siempre es un hito y una hazaña, y la gente se pone nerviosa por ese primer día en el que tiene altas probabilidades de meter la pata y no recordar el nombre de sus compañeros, ¿cómo lo será en el futuro que nos espera, con el teletrabajo? Y, si ya es estresante empezar, imagínate ser responsable de recursos humanos y tener que incorporar a un grupo de nuevos trabajadores... días después de que se haya declarado la pandemia por covid-19.

“Tenía 19 personas programadas para comenzar y cuatro días hábiles para convertir una orientación de cinco días en una experiencia virtual”, explica Mackenzie Egan, encargado de recursos humanos en la empresa Holmdel, en 'New York Post'. No solo eso, sino que también tenía que asegurarse de que los ordenadores estuvieran operativos y que se entregaran en los hogares de los nuevos empleados antes del primer día.

Sabía que tenía que lograrlo porque había mucho en juego. Según la encuesta Job Seeker Nation de Jobvite de 2019, casi un tercio de los trabajadores renuncian a sus trabajos en los primeros 90 días. Lo que se traduce en mucho dinero perdido. Por eso es tan importante para las empresas conseguir que sus nuevos empleados se enamoren de la organización y de su cultura, así como que se vinculen con ellas. El problema que ha traído el covid-19 es que, probablemente, te sea mucho más difícil conseguir relacionarte con la empresa si te encuentras en tu casa en pijama y no en la cocina del trabajo hablando con tus nuevos compañeros.

Reuniones por Zoom, juegos, regalos... las empresas han dado la bienvenida a sus empleados de muy diversas maneras en estos tiempos

Por ello mismo, Egan pasó más de una noche asegurándose de que el nuevo formato virtual fuera atractivo, transmitiera la misma información y fuera divertido. Sus esfuerzos valieron la pena. Según una de las empleadas recientemente contratadas: "Al principio me decepcionó que no iba a tener la oportunidad de conocer a todos y comenzar a construir relaciones en persona, pero tengo que darle a Egan un sobresaliente alto en su manera de organizar las reuniones por Zoom".

Foto: Los ministros de Trabajo, Yolanda Díaz, y de Seguridad Social, José Luis Escrivá. (EFE)

Por ejemplo, tuvieron que jugar: se celebró una especie de espectáculo virtual donde se pidió a los participantes que presentaran un objeto que revelara algo sobre ellos. "Fue una gran experiencia, acogedora, informativa y divertida", indica. Otras empresas, como Cocroachk Labs, también temían que sus nuevos empleados pudieran tener una experiencia horrible y por eso se pusieron las pilas. Se suponía que el nuevo director de marketing llegaría en marzo desde San Francisco para trabajar en la empresa pero no pudo ser: recibió a cambio una caja con el botín de la empresa (camiseta, una taza de café, bollería y pegatinas) que le ha servido para decorar su oficina, instalada en casa.

Muchos están deseando volver (o empezar) el trabajo: "He descubierto dónde me sentaré y me he emocionado"

La empresa también realizó una serie de 'emparejamientos' entre nuevos miembros del equipo, en el que, virtualmente, podían hablar de sus cosas. "Llegué a conocer bastante bien a mis compañeros", cuenta el director de marketing, "hablamos de guarderías, de nuestros hijos, nuestras parejas...". En Iterable, una plataforma de marketing con ubicaciones en Denver, Nueva York, San Francisco y Londres, Niki Simonutti ayudó a incorporar a un nuevo empleado durante el apogeo de la pandemia. Además del paquete de incorporación (calcetines, cuadernos, pegatinas), el empleado recibió saludos y bienvenidas de sus compañeros.

Es cierto que trabajadores y jefes están contentos con los resultados y la participación, pero la mayoría también está deseando llegar o volver a las oficinas. "He descubierto dónde me sentaré y me he emocionado", "me apetece ver a mis compañeros cara a cara y tomarme un café o una copa con ellos", "en el centro de trabajo es donde verdaderamente se desarrolla la confianza" son algunas de las frases que explican el interés por volver o, en caso de los nuevos, conocer la empresa. Veremos qué nuevo mundo depara esta situación tan excepcional.

Empresas
El redactor recomienda