Con prácticas remuneradas

FP Dual o cómo aprender una profesión mientras trabajas en una empresa

Este tipo de formación profesional permite al alumno estar más preparado para su salida al mercado laboral mientras cobra un salario por ello

Foto:

Los jóvenes no lo tienen fácil y menos en España. A comienzos de año, la tasa de paro juvenil (la que afecta a los menores de 25 años) ya alcanzaba el 32,7%, según datos de Eurostat y se convertía en la más alta de Europa. Una situación que debido a la crisis económica propiciada por la expansión del coronavirus está muy lejos de mejorar. Según los datos de la última Encuesta de Población Activa, la tasa de paro de este grupo de población ya era del 39,6% en junio.

En este contexto es fundamental propiciar fórmulas de empleo y educativas que permitan a los jóvenes despegar en su carrera profesional y tener un acceso seguro y rápido al mercado laboral. Una de esas fórmulas que están siendo impulsadas por las administraciones es la Formación Profesional Dual. De hecho, la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, se ha reunido recientemente con representantes empresariales para potenciar la formación profesional e impulsar particularmente la FP Dual.

Muchas comunidades y centros ya lo ofertan en sus planes educativos y en algunos casos hasta con lista de espera debido a la alta demanda. Pero, ¿en qué consiste?

Adaptado a las necesidades reales

La Formación Profesional tradicional utiliza las prácticas en empresas como un módulo más dentro de su programa de estudios, al finalizar toda la formación teórica. Sin embargo, en la FP Dual —considerada como un sistema formativo de aprendices— se combina la formación teórica, en los centros educativos, con una formación práctica en una empresa, por lo que ayuda a que la enseñanza sea mucho más específica. El aprendizaje se adapta a las necesidades reales que tienen las empresas.

De esta manera, se establece una corresponsabilidad entre el centro formativo y la empresa en la que se completa el aprendizaje y permite al alumno estar más preparado para su salida al mercado laboral mientras cobra un salario por ello (una característica que no se da en la FP tradicional). Además, incrementa exponencialmente sus opciones de ser contratado en la empresa en la que está realizando las prácticas.

Esta fórmula permitirá a las empresas crear una cantera y especializar directamente a los aprendices en el seno de su negocio

Pero no solo son los alumnos los que pueden beneficiarse de este tipo de formación. Las empresas tienen un papel clave en la formación de los alumnos y esto les permite obtener un beneficio a medio plazo, como ahorrar en futuros procesos de selección.

Precisamente uno de los problemas que se presentan actualmente en el mercado laboral es la dificultad de encontrar personal cualificado y preparado para atender puestos de trabajo muy específicos o evolucionados y para los que la formación tradicional no está todavía preparada. Sin embargo, esta fórmula permite a las empresas crear una cantera y especializar directamente a los aprendices en el seno de su negocio para que entiendan y atiendan todas sus necesidades. Así, se puede formar a futuros empleados que ya han interiorizado la cultura y los hábitos de la empresa. Estas tareas las realiza el tutor laboral, la persona que ya trabaja dentro de la empresa y que se responsabiliza de la formación del estudiante.

De animación 3D a 'big data'

Aunque todavía se siguen ofertando cursos de FP tradicional, algunos centros formativos ya permiten la opción de apostar por la oferta dual. Uno de esos casos es el Centro Superior de Formación Europa Sur (Cesur), que cuenta con esta modalidad en sus centros de Málaga, Murcia y Madrid.

En coordinación con las diferentes empresas con las que colaboran, se realiza un plan de estudios adaptado en el que los alumnos adquieren las competencias personales, profesionales y sociales establecidas en la regulación del título profesional. Esta escuela oferta un total de ocho ciclos formativos en Madrid, 14 en Murcia, seis en Málaga y tres en Sevilla. Todos ellos son remunerados entre los 80 y los 430 euros al mes en función de la empresa y la comunidad autónoma en la que estudien.

Los 20 ciclos diferentes ofertados por Cesur abarcan diferentes sectores como el de la salud (Higiene Bucodental o Técnico Superior en Farmacia y Parafarmacia), la tecnología (Desarrollo de aplicaciones multiplataforma o Desarrollo en aplicaciones web y 'big data'), la actividad física (Acondicionamiento físico y nutrición deportiva) o imagen y sonido (Animación 3D, juegos y entornos interactivos o Sonido para audiovisuales y espectáculos).

Educación
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios