Descubre las nuevas profesiones digitales

Descárgate el mapa
Logo de El Confidencial

Powered by

Chica teletrbajandoHombre yendo al trabajo

La fórmula del empleo poscovid: lo que buscan las empresas y necesitan los profesionales

Por EC Brands

Reunión de trabajoReunión de trabajo

L

a crisis del coronavirus nos ha dejado una situación incierta. Según los datos, el PIB bajará un 10% este trimestre y el número de empresas ya ha caído entre un 6% y un 12%. En lo que se refiere al trabajo, el paro ha pasado del 13,78% con el que empezamos 2020 al 15,33% actual. Si el 12 de marzo alcanzamos nuestro récord anual con 19,3 millones de afiliados a la Seguridad Social, el cierre del 31 de julio situaba esta cifra en 18,6 millones.

Evolución de la tasa de paro

Datos actualizados a 28 de julio de 2020. Fuente: INE

Los empleados que necesitan las empresas

Esta situación nos ha dejado un mercado laboral convulso. Si en los últimos años el perfil de los nuevos profesionales ya estaba cambiando, la pandemia, el confinamiento, el teletrabajo y el cambio constante han acelerado esta tendencia. A día de hoy, los ingredientes que necesitan los profesionales para ser atractivos de cara a las empresas son muy concretos.

1. Estratégicos y cambiantes

Vivimos una época en la que cualquier industria está en constantes cambios, acelerados todavía más en el entorno digital. Lo que valía hace cinco años hoy está obsoleto, con lo que la capacidad de adaptación es esencial. Así lo refleja el informe Empleabilidad y Talento Digital, elaborado por la Fundación VASS, que coloca la adaptación al cambio como una de las habilidades más importantes de un profesional actualmente.

Chica leyendo en un dispositivo

Lo que valía hace cinco años quizá ya no valga, con lo que la capacidad de adaptación es esencial

Esta adaptación lleva asociada otra capacidad: la estratégica. Que una industria cambie continuamente implica que su rumbo debe contar con una visión amplia y creativa. “La capacidad de analizar y ejecutar tareas y proyectos con una visión estratégica es hoy clave para añadir valor al negocio de las organizaciones, esta manera de interpretar el nuevo ecosistema digital es, sin duda, el camino más fiable para aportar la innovación que las empresas necesitan si desean hacer frente a los drásticos cambios que ya están sucediendo”, explica Fátima Gallo, director of talent, career services & alumni community.

2. Digitales

Llevamos años señalando la necesidad de que los profesionales sean cada vez más tecnológicos y digitales, y lo cierto es que los datos hablan por sí solos. El estudio de la Fundación VASS analiza las diversas cifras de paro por sectores, que hacen un dibujo clarificador: las profesiones TIC registran un paro muy inferior al de otros tipos de trabajo.

Tasa de paro por sectores en España

Fuente: Fundación VASS

Hombres

Mujeres

Tasa de paro por sectores en España

¿Y qué profesiones son estas? A las existentes tradicionalmente de tecnología de la información y comunicación hay que añadir las que han ido surgiendo en la última década. La primera escuela nativa digital, el Instituto Superior para el Desarrollo de Internet, (ISDI) contempla en su Mapa de Profesiones Digitales una completa lista de nuevos puestos de trabajo que, además, abarcan todos los niveles de cualquier empresa: desde el chief digital officer (en el comité directivo) hasta labores más concretas como las que llevan a cabo los desarrolladores de Blockchain o de videojuegos, los analistas de datos, los especialistas en ‘big data’, los conseguidores de tráfico o los expertos en Internet of Things (IoT). A esto hay que sumarle un aspecto interesante: hay más ofertas de empleo que profesionales para cubrirlas. Según Eurostat, en la Unión Europea casi la mitad de las empresas (48%) que reclutaron o intentaron reclutar especialistas en TIC tuvieron dificultades para cubrir sus vacantes.

3.- Renovación

Que el empleo TIC sea el más demandado no tiene por qué significar que todos los profesionales deban abandonar por completo su rama de especialización y acudir a otros sectores. Al final, tanto en el entorno actual como en el futuro, todas las profesiones están impregnadas de un carácter digital, de modo que cualquier profesión, por muy poco digitalizada que estuviese en otros tiempos, debe renovarse.

Chico leyendo en un dispositivo

Todas las profesiones están impregnadas de un carácter digital, de modo que cualquiera debe renovarse

Esto significa que los profesionales han de ser conscientes de que su trabajo, sea el que sea, acabará siendo atravesado por un componente digital transversal. Y si bien no tiene por qué ser necesario especializarse en labores tecnológicas, al menos sí deben conocerlas y estar familiarizados con ellas, ya que antes o después deberán trabajar codo con codo junto a los especialistas. En este sentido, la Fundación VASS sitúa al ‘big data’, a las bases de datos y a la programación como algunos de los terrenos convergentes a muchas profesiones.

4.- Diversos e inclusivos

Si la tecnología es uno de los sectores con más presente y futuro, no puede dejar a nadie atrás. Según el informe ‘Empleo IT Mujer’, la brecha es más que evidente: la presencia de mujeres en el sector TIC español oscila entre el 3,3% en el peor de los casos y el 36,7% en el mejor. Además, apenas el 3,7% de las mujeres trabajadoras lo hacen en dicho sector, mientras que en el caso de los hombres la cifra se eleva hasta el 5,2%.

Distribución de los profesionales tic por género

Hombres

Mujeres

Distribución de los profesionales tic por género

En este contexto, para el panel de expertos del informe ‘Empleabilidad y talento digital’ hay varios retos que deben plantearse todas las empresas para ser más inclusivas: fichar más talento femenino, fomentar las vocaciones tecnológicas entre las mujeres, asegurarse de establecer una política no discriminatoria dentro de su empresa y habilitar un programa de promoción corporativa que no las deje atrás.

Se trata, según Nacho de Pinedo, CEO del ISDI, de combinar los nuevos conocimientos tecnológicos con las aptitudes digitales necesarias: “El nuevo entorno digital exige conocimientos específicos para poder reinterpretar los nuevos modelos de empresa y trabajo, pero esto conlleva desarrollar en paralelo una nueva serie de ‘soft skills’ como la capacidad de aceptación y adaptación al nuevo contexto, la empatía para gestionar un nuevo modelo organizativo y de gestión de clientes y la vocación de aprender de forma continuada en un escenario cambiante”.

Formación digital para profesionales digitales

Este proceso de transformación digital implica dos cuestiones esenciales: en primer lugar, la adquisición de competencias digitales; en segundo, la voluntad de una formación continua dentro de un entorno laboral que no para de cambiar. De esos parámetros parte la escuela de educación digital ISDI, que aplica tanto el conocimiento de la tecnología como el desarrollo de habilidades vinculadas a la misma. Todo ello mediante un método de aprendizaje basado en una cultura emprendedora e intraemprendedora y de aplicación al mundo laboral en todos los niveles.

Como primera escuela nativa digital, entre su oferta formativa destacan dos másteres, el MIB y el Digital MBA, con los que impulsan la carrera de managers, profesionales y líderes del siglo XXI, ayudándoles a obtener las capacidades necesarias para desarrollar una carrera en el mundo digital, transformar sus compañías y hacer negocios en la era digital. Lo hace con una metodología eminentemente práctica, a través de la cual los alumnos digitalizan un negocio real o montan desde cero una tienda ‘online’ real, gestionando clientes y dinero reales.

“Para un profesional dominar lo digital es como hablar idiomas”, afirma De Pinedo. “No hacerlo simplemente no es competitivo. No dominar el entorno digital te deja al mismo nivel que un presidente de un país que acude a una cumbre internacional sin hablar inglés: te aísla, te señala y te excluye automáticamente de la mesa de los mayores”.

Chico leyendo en un dispositivo

La transformación digital implica adquirir competencias digitales y formarse continuamente dentro de un entorno laboral que no para de cambiar

Las formaciones del ISDI están impartidas por expertos de la industria que actualmente trabajan en grandes compañías aplicando las mismas materias que enseñan a los alumnos. Esto redunda directamente en las salidas laborales y las cifras de empleo: en todos sus programas, más del 75% de los alumnos acaba trabajando en los sectores de las materias impartidas en menos de seis meses.

Las profesiones digitales se han visto aceleradas por la transformación que el covid-19 está exigiendo a las empresas. Y en un entorno laboral cada vez más cambiante hay una cosa clara: la tradicional filosofía de estudiar una carrera y vivir siempre de dichos estudios ya no vale. Ahora hay que formarse de manera continua, estratégica y, sobre todo, adaptándose a los cambios que el mercado siempre acaba generando. Y es que, como asegura Nacho de Pinedo, “no estamos en una época de cambios, sino en un cambio de época cuya única constante va a ser la velocidad del cambio”.