Las cuatro mejores formas de meditar para luchar contra la ansiedad
  1. Alma, Corazón, Vida
CUÍDATE MUCHO

Las cuatro mejores formas de meditar para luchar contra la ansiedad

Durante la cuarentena, los ejercicios de respiración han sido de los más útiles para anular los pensamientos negativos. Hoy te explicamos cómo hacerlos más efectivos que nunca

placeholder Foto: iStock
iStock

A raíz de la cuarentena provocada por la pandemia del coronavirus, son muchas las personas que se han convertido en adeptas de las técnicas de meditación. Hasta ahora, era completamente normal caer en agobios al estar aislados sin posibilidad de interacción social. Al estar confinados y no poder disfrutar de tanta actividad física como antes, muchos han apostado por ejercicios que ponen por delante la salud mental y que también repercuten en el físico.

Este es el caso de los ejercicios de relajación y meditación. Hay infinidad de ellos con múltiples variantes. Los más básicos apuestan por realizar respiraciones profundas y conscientes, entrenando el modo de inhalar y exhalar aire. Otras, dependiendo del grado de concentración que puedas alcanzar, son más elaboradas. Hoy veremos cuatro tipos de esta serie de ejercicios, propuestos por Lauren Vinopal, periodista y escritora asentada en Nueva York, quien ha publicado un interesante artículo en primera persona en la revista 'Mel Magazine' donde detalla su experiencia con esta serie de entrenamientos.

Respiración consciente

El modo más básico de meditación. Es tan sencillo que apenas requiere concentración, tan solo paciencia y llevar un cálculo correcto del número de segundos que debes retener el aire y expulsarlo. Cualquiera puede hacerlo. Ya estés de pie o acostado, tan solo debes prestar atención a la respiración y llevar a cabo una serie de repeticiones.

Foto: Foto: Efe

"Nota tu respiración", explica la psicoterapeuta Carrie Nichols, en 'Mel Magazine'. "No intentes cambiarla, tan solo sintoniza con ella. ¿Estás inhalando por la nariz o por la boca? ¿Sientes el aumento y descenso de tu aliento en el abdomen? ¿Cómo son tus respiraciones, profundas, superficiales, lentas o rápidas?". Respondiendo a estas preguntas serás más consciente de tu capacidad de respiración de cara a progresar con otro tipos de ejercicios.

Respiración táctica

Se trata de dar un paso más allá en el nivel de concentración que exige la primera. La respiración táctica es utilizada tanto por médicos de la salud mental como por militares. También es muy común en los deportes competitivos. Para llevarla a cabo, debes sentarte en una posición cómoda con la mano en tu estómago y exhalar profundamente desde el diafragma para vaciar completamente tu organismo de aire. Luego, debes inhalar lentamente por la nariz durante unos cuatro segundos para a continuación volver a exhalar durante otros cuatro segundos. La clave está en repetir este ejercicio durante al menos diez minutos.

Respiración cuadrada

Es bastante similar a la anterior, lo único que cambia es que deberás dibujar un cuadrado imaginario en cada fase de respiración. De modo que al principio exhalas durante cuatro segundos y trazas una línea que sube de uno de los lados de tu cuerpo. Después, contienes cuatro segundos la respiración en el interior de tu pecho trazando una perpendicular hasta el otro lado de tu cuerpo. Luego, exhalas otros cuatro segundos el aire esta vez creando una línea imaginaria hacia abajo. Y, finalmente, cierras el cuadrado conteniendo la respiración de nuevo otros cuatro segundos. Repite el ejercicio varias veces. Aquí te dejamos un ejemplo visual para que entiendas mejor la propuesta:

Respiración de globo

Este es otro ejemplo de meditación visual. ¿Por qué se anima al individuo a que imagine figuras geométricas? Básicamente, para favorecer que la mente se quede en blanco o se esfuerce solamente en dibujar esta serie de conceptos visuales. En este caso, deberás acostarte en una posición cómoda y colocar una mano sobre tu estómago. Imagina que a medida que realizas el ejercicio, un globo se hincha y deshincha. "Funciona muy bien con los adultos, ya es muy útil para disminuir los síntomas de ansiedad al mantener la mente concentrada en los objetos", afirma Jacob Kountz, terapeuta norteamericano.

Meditación Social Salud mental Imagina Coronavirus Pandemia Nariz