según los expertos de harvard

Cinco errores graves en el currículo que te pueden dejar sin empleo

El currículo es la carta de presentación del candidato y por eso, es de vital importancia cuidar su redacción y diseño

Foto: iStock.
iStock.
Autor
Tags
Tiempo de lectura4 min

El currículum es nuestra carta de presentación. Que esté bien redactado, sea claro, vaya directo al grano, muestre parte de la personalidad del candidato y despierte algo en el entrevistador es algo que parece muy sencillo pero que en realidad, puede llegar a provocar muchos quebraderos de cabeza, pues intentar sintetizar una larga trayectoria o mostrar en una sola hoja cómo de preparado se está para el puesto, requiere de habilidades extra más allá de las necesarias para trabajar en el puesto para el que se postula.

Para hacerlo más fácil, los asesores de la Oficina de Servicios Profesionales de la Universidad de Harvard, a través de la CNBC, han hecho públicos cinco errores muy graves que han detectado en este tipo de documentos y que, según sostienen, hay que evitar en cualquier currículum para no quedar eliminado de inmediato de un proceso de selección. Estos son los cinco fallos graves y algunas calves de los expertos para comprobar que no se está incurriendo en ellos:

1. Incluir errores ortográficos o gramaticales

Esto es prácticamene imperdonable. Si se quiere obtener un trabajo profesional, se debe escribir como un profesional. Muchas veces se ignora la importancia de la ortografía y la gramática, a veces restándoles valor porque el empleo no está nada relacionado con este campo, sin embargo, los profesionales de recursos humanos se fijan mucho en cómo está escrito un currículum, pues el cuidado de la ortografía significa que el candidato pone atención a los detalles y cuida su comunicación.

Algunos de los ejemplos más comunes respecto a este tipo de fallos es saltarse palabras, signo de haber escrito rápido o no haberlo repasado, o escribir en tiempo presente cuando se está hablando de un trabajo pasado. En el primer caso, los expertos recomiendan que siempre se comparta con un amigo, familiar o compañero el documento antes de presentarlo a cualquier oferta de empleo: cuatro ojos ven más que dos; y en el segundo, mantener la mente clara a la hora de redactar: para referirse al puesto actual, redacte en presente, para un puesto que se ha ocupado anteriormente, use los verbos en pasado.

2. Usar oraciones pasivas

El pasivo no cumple con los requisitos básicos de un currículum, pues no facilita una lectura sencilla. Por ello los expertos de los Servicios Profesionales de Harvard recomiendan usar la voz activa y en medida de lo posible, utilizar palabras convincentes que demuestren acción como por ejemplo "ascendió" y "logró".

3. Errores en la información de contacto

La información de contacto es esencial para que exista comunicación entre la empresa y el candidato, por ello debe aparecer en al parte superior del currículum. Según los expertos de Harvard con que se incluya el nombre completo (en grande y en negrita), la dirección (para que sepan dónde se encuentra), el correo electrónico y un número de teléfono es generalmente suficiente, aunque en algunos casos, si se cuenta con un sitio web personal, también es conveniente incluir un enlace aquí.

Por el contrario, no en todos los casos es necesario adjuntar una foto, pues según sostienen, el responsable de la compañía seguramente se encargue de buscar al candidato en Linkedin en caso de que le interese así como tampoco una lista de referencias, pues se da por supuesto que se cuenta con ellas y si es necesario se las pedirán en una parte más avanzada del proceso, no en el primer contacto.

4. Una estructura caótica

El cuarto error es no organizar bien la información. Es recomendable evitar el uso de un número excesivo de colores y pictogramas. La realidad es que un currículum claro y conciso en blanco y negro puede llegar a impactar más que uno excesivamente recargado. Lo importante es que sea fácil de leer y seguir, que cuente con negritas y cursivas que resalten lo importante y que, en caso de ser necesario, se opte por enumerar con puntos o bolillos en vez de con letras o números.

Un buen truco para evitar el desorden es, en el apartado de 'Experiencia', empezar por el puesto que se desempeña actualmente y continuar cronológicamente hacia atrás en el tiempo y otro, y no menos importante, revisar que al exportar a PDF (el mejor formato para enviar este tipo de documento) el diseño no se ha descolocado, algo que es fácil que pase y que puede desmontar todo el trabajo anterior.

5. Pasarse con el largo

"Lo poco gusta, lo mucho cansa... y lo repetitivo aburre". Tal y como dice el refrán es conveniente no pasarse y aburrir al responsable de recursos humanos o a un futuro jefe con absolutamente cada uno de los detalles de la formación con la que se cuenta o de los logros conseguidos en puestos anteriores. A no ser que se solicite un puesto de ejecutivo, lo mejor es que no se pase de la página y bajo ningún concepto supere las dos. Eso sí, no use abreviaturas para conseguir no sobrepasar los límites. La información debe ir sintetizada pero siempre ser entendible.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios